EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/140880
Comer 30 de Diciembre de 2016

Del Caribe a México, comida para todos los gustos

El usuario es:

Foto: Orlando Amador.

Loraine Obregón Donado.

Platos de mar y mexicanos, tan abundantes como exquisitos, no se hacen extrañar en Barranquilla. Revista Sí propone hoy tres restaurantes donde podrá degustarlos con familiares y amigos.

Platos mexicanos, pescados y mariscos son los ‘ingredientes’ que le ponen sabor a esta edición de revista Sí, empezando por el restaurante Milagros, una nueva opción en Barranquilla para comer al estilo mexicano, pero adaptado a la cocina colombiana.

La decoración de Milagros llama la atención por las luminarias en el techo, con colores típicos de México y un rincón dedicado a la Virgen Guadalupe, atractiva para todo el que llegue a probar los sabores de la tierra del chile.

En el caso de que se le antoje comida de mar, en el restaurante Langostino’s sea Food es posible degustar más de un manjar. De viernes a sábado, a partir de las 8:00 p.m. el establecimiento es ambientado con música crossover en vivo. Si esto le resulta un problema, no se preocupe, los decibeles son adecuados para charlar y compartir.

Finalmente, está el restaurante Río Grande, otra alternativa de la gastronomía del Caribe. Al entrar al lugar, la mirada se pierde entre el paisaje natural que lo adorna y que permite que el visitante viva una experiencia directa con la naturaleza, de frente al río Magdalena. Está adecuado para comer y divertirse a la vez, pues también posee tres embarcaciones dispuestas a brindar un tour por este gran afluente, un paseo para disfrutar de la vista increíble que ofrece Barranquilla, mientras degusta un ceviche de corvina. 

Gran variedad en comida de mar.

El pargo deshuesado en salsa de camarón gratinado, acompañado de verduras calientes y puré de papa, es uno de los platos más apetecidos por los comensales que visitan a Langostino’s Sea Food. En el menú encontrará langostinos presentados en brochetas y a los tres quesos. Los pescados como el róbalo, el salmón y el mero, hechos a las tres pimientas, al ajillo, marinera gratinado, con camarones gratinados, a las finas hierbas y a la parrilla, son delicias que no podrá abstenerse de probar. Los arroces de langostinos y de mariscos también participan en su variedad gastronómica. El menú, en su estilo incluyente, también tiene para ofrecer carne de res, pollo y cerdo. La cazuela de mariscos es otro que no falta en la comida de mar y mucho menos en Langostino’s Sea Food. Entre las guarniciones puede escoger un  puré de papa, verduras calientes, patacones, arroz de coco o ensalada fresca.
Dónde: calle 93 con carrera 49C.
Horario: de domingos a jueves, de 11:30 a.m. a 10:00 p.m. Viernes a sábados, de 11:30 a.m. a 11:00 p.m.



Al estilo mexicano con aire colombiano.

La carta del restaurante Milagros ofrece comida mexicana y las tacadas (foto) son uno de los platos anfitriones, que permite ser compartido entre cuatro personas y cuenta con carne molida, fríjol refrito, guacamole, pico de gallo, salsa de manzana, salsa taquera, lechuga y queso rallado, acompañado de ocho tortillas, que pueden ser blandas, duras o mixtas. De postre, pida el Chaparrita, insignia del lugar. Tenga presente que aquí los miércoles son de ‘milagritos’, un ritual en la noche que consiste en anotar un deseo y quemarlo para que se haga realidad. Los jueves son de luz y en este día los comensales reciben una vela para iluminar el lugar. Los viernes reciba pulseras con medallitas de la Virgen.
Dónde: centro comercial Viva.
Horario: de lunes a viernes, de 12:00 mediodía a 10:00 p.m. Sábados y domingos, de 12:00 m. a 8:00 p.m.

Mesa a la orilla del río Magdalena.

Desde hace 14 años, el restaurante Río Grande ofrece un menú típico barranquillero, que incluye una variedad de platos en los que el pargo, la sierra, el róbalo y los mariscos son el ingrediente principal. Por temporadas, el atún fresco y el mero figuran en la carta. Estos pueden ser combinado con arroz de coco, patacones, ensalada, puré gratinado,  arroz de mariscos y si son más de 15 personas, la perfecta es la paella. El arroz de camarón (foto) es una de las delicias que el barranquillero no deja de probar cuando visita el restaurante y con justa razón, pues la mezcla de verduras, el aceite de oliva y la combinación de camarones frescos, permiten que el paladar se deleite con cada bocado.
Dónde: Vía 40 con 67.
Horario: de lunes a domingo, a partir de las 12:00 del mediodía.

Etiquetas

Más de revistas