EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/147360
Cine 19 de Enero de 2018

Los monstruos de Guillermo del Toro ahora en el agua

El usuario es:

Foto: Cortesía Fox Searchlight Pictures

Alejandro Rosales Mantilla

“Del Toro es un artista de cine de talla mundial. No tiene sentido tratar de analizar cómo lo hace. Sólo sumérgete en la experiencia. Hay magia en ella”. Así invitó Peter Travers, de la revista Rolling Stone, a ver La forma del agua, el filme del director mexicano Guillermo Del Toro, que se estrenó esta semana en la cartelera nacional. 
 
La historia se desarrolla en Estados Unidos, en 1963, cuando la Guerra Fría estaba en su máximo estado de paranoia mundial. Elisa, interpretada por Sally Hawkins, es una trabajadora de limpieza muda, que llega a trabajar a un laboratorio secreto de alta seguridad en el que se experimenta con un desconocido hombre pez. Ella, “tras descubrir aquel secreto clasificado, comenzará a sentirse atraída” por la criatura iniciando así una relación.
 
Para A.O. Scott del New York Times, la película “es en parte un cuento de hadas codificado y en parte una película de monstruos genéticamente modificados, en conjunto maravilloso”. 
 
Y de hecho esa es la marca registrada de Del Toro para contar sus historias: llevar fábulas a la pantalla grande. Hay que recordar El laberinto del fauno, por ejemplo, que se desarrolla en la España dictatorial de Franco y que mezcla la crueldad humana con las fantasías que surcan en la mente de una niña.
 
Ahora, con La forma del agua, Del Toro, que ganó recientemente el premio a Mejor Director en los Critics’ Choice y en los Golden Globes, vuelve con su fórmula en la que los monstruos terminan siendo los impulsores de un cambio para bien.
 
“La población se ha activado como nunca. El cambio vendrá de las personas. De los políticos solo puede esperarse politiquería. Ellos sí me quitan el sueño”, dijo en su momento el director a la revista Icon.

Etiquetas

Más de revistas