EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/147560
Así Nos Conocimos 03 de Febrero de 2018

El vínculo carnavalero de Vivian y Luis Fernando

El usuario es:

Foto: Josefina Villarreal y archivo particular.

Esta pareja carnavalera, celebrará 39 años de matrimonio el próximo 6 de abril. “El apoyo mutuo” es su secreto del éxito.

Daniela Fernández Comas @danielaferco

Vivian Palacios y Luis Fernando Vengoechea cuentan cómo han sido sus 38 años de amores. Coinciden en decir que el Carnaval ha sido uno de sus motores.

De ser un par de desconocidos en junio de 1976, a ‘tirar pase’ en un desfile en febrero de 1977, Vivian Palacios y Luis Fernando Vengoechea estaban destinados a estar juntos. 
 
Solo tenían 16 años cuando se dio su primer encuentro, pero bailar toda la noche en una fiesta a la que coincidieron fue suficiente para que Luis Fernando quedara “empeliculado”.
 
 Así lo dice ella, 38 años después de haberlo visto en esa velada, pues fue a partir de esa celebración que su teléfono no paró de sonar con las llamadas de Luis Fernando. Exactamente por seis meses. 
 
Contrajeron nupcias en la iglesia Inmaculada Concepción, el 6 de abril del 79. La fiesta fue en el Country Club.
 
“Se estilaba que te echaran el cuento, y a mí me lo echó por teléfono. Me decía que si quería ser su novia, pero yo le decía que lo iba a pensar. En ese tiempo todas decíamos eso”, recuenta con gracia Vivian, mientras desempolva fotos de los inicios de su relación.
 
En una de esas llamadas, Luis Fernando le dijo que lo pensara muy bien, pues habían acordado ir a misa un día, juntos, “pero no quería” que la excusa fuera en vano. “De una hice el jaque mate”, recuerda este odontólogo, entre risas, de aquel momento. 
 
Se ennoviaron en diciembre y a los dos meses ya estaban ‘garabateando’. Desde entonces no se pierden ni un solo desfile. “Por la sangre llevamos el garabato”, asegura Lucho, como lo llaman sus amigos. De hecho, aunque decidieron realizar sus estudios universitarios en Bogotá, ahorraban cada año para asistir al tradicional desfile “con mucho esfuerzo”.
 
Desde 1977 han bailado juntos, ininterrumpidamente, en el desfile del garabato. Dicen estar “muy comprometidos con la danza”.
 
Estando en la capital decidieron unir sus vidas matrimonialmente. Vivian terminaba su carrera y a Luis Fernando le faltaba semestre y medio. “Más de siete años de relación” podían peligrar si él estaba allá y ella en Barranquilla. Por eso no lo pensaron dos veces y se casaron en la capital del Atlántico.
 
Con el tiempo llegaron dos hijos, Johanna y Jaime, hoy de 37 y 32 años, respectivamente. Pero “al principio no fue nada fácil”, admite Luis Fernando.
 
Sus dificultades como pareja iniciaron junto con la vida conyugal. Hoy las recuerdan con nostalgia, orgullosos de lo que han logrado como familia. 
 
Entre sus numerosas anécdotas destacan el año 1996, cuando Vivian fue capitana de Casados del Country Club, acompañada, en cada baile, de su esposo. Otro recuerdo más a la lista de momentos carnavaleros.
 
En la comparsa de casados del Country, en 1996, donde Vivian fue la capitana.
 
Hoy en día, esta pareja barranquillera es una de las portadoras de una tradición que se remonta a 1934: el desfile de garabato que lideraba Emiliano, padre de Luis Fernando. Recorrido que comandarán esta noche, a partir de las 7 p.m., desde la carrera 51 con calle 80.
 
Sin duda, las fiestas del dios Momo han sido uno de sus pilares para mantenerse juntos.
 
“Tenemos claro que el Carnaval nos ha unido más, porque los dos estamos muy comprometidos con la danza. Definitivamente nos cambió la manera de vivir”, comparte este caporal, Luis Fernando, mirando a Vivian, “la primera dama del garabato”.

Etiquetas

Más de revistas