EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/146408
Relaciones 29 de Noviembre de 2017

Miércoles es más que el día que divide la semana

El usuario es:

Foto: Orlando Amador Rosales

Roberto Duarte

Devolver el reloj del tiempo para buscar en la memoria hechos que evidencien lo que ha significado la revista M!ércoles en la historia del periodismo reciente de Barranquilla, es evocar nombres que se resisten al olvido y que dejaron su huella en esa publicación.
 
Los primeros, Juan B. Fernández Noguera y José Orellano. Ambos, según mis recuerdos lejanos, fueron los gestores de esa iniciativa, continuada después por Patricia Escobar, y rápidamente respaldada por tres damas de nuestra sociedad, Rosita de Tcherassi, Vera de Tcherassi, y Cherry de Lébolo, a quienes se les hacía fácil convencer a sus amigas para que dejaran a sus hijas posar para la revista. Ese fue quizás el primer gran acierto del entonces nuevo producto editorial; así pudimos descubrir la belleza de entonces y de siempre, por ejemplo, de las hermanas Rossana y María Luisa Lignarolo y de Rita Bendeck, vinculadas al arte y la cultura de nuestra ciudad.
 
El término miércoles pasó así de ser simplemente el día que divide la semana, a un concepto asociado, en letras mayúsculas, con la publicación que desde entonces hace parte del acontecer social de nuestra ciudad y un éxito en materia de lecturabilidad.
 
El segundo atino, a mi entender, fue apostarle a otra fórmula ganadora: realizar un concurso que tuvo como jurado a Sofía Vergara, para permitirles a las jóvenes de estratos 5 y 6 de Barranquilla y de la Región Caribe tener ese momento memorable de fama que da el aparecer en la portada de una revista de amplia circulación. Porque ser Chica M!ércoles en aquellas épocas significaba tener reconocimiento, y este siempre trae consigo una alta y necesaria dosis de confianza, respeto, prestigio, y puertas abiertas hacia mejores destinos. No es un tema de simple vanidad. Es una natural aspiración, tan válida como el sueño de muchas de ser señorita Colombia, reina del Carnaval o reina popular, que, guardadas las proporciones, termina siendo lo mismo, sin que tenga mucha importancia si eres socia del Country Club o la chica más bella de la barriada.
 
No todas podían ser reinas de belleza o del Carnaval. Pero las 52 portadas anuales de la Revista M!ércoles sí daban mayores posibilidades de hacer realidad ese deseo. Fue entonces cuando aparecieron en escena mujeres tan bellas como una vallenata de quien solo recuerdo su apellido Castro, su exquisita delgadez y sus hermosas y largas piernas, quien llegó a ser una de las primeras top models colombianas.   
 
El tercer logro a lo largo de las más de tres décadas de esta publicación es haberse reinventado, cada vez que ha sido necesario, para evolucionar a medida que los intereses de sus lectores cambian. Por ese camino la revista ha dejado de ser un producto editorial concebido, diseñado y pensado para el sexo femenino, para conquistar y mantener también el interés de nosotros los hombres, su perfecto complemento. 

Etiquetas

Más de revistas