EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/140630
Relaciones 14 de Diciembre de 2016

Volvamos a creer en la Navidad

El usuario es:

Foto: Shutterstock

Frauky Jiménez

En Navidad se respira un aire muy especial. Para los más pequeños de la casa son días mágicos y para nosotros los adultos son momentos de recuerdos de Navidades ya vividas y ahora de situaciones  de alegría por los nuevos miembros de la familia.
 
Es tiempo de recordar ¿por qué se arma el pesebre? Porque Jesucristo vino a redimir el mundo. ¿Por qué se habla de Papá Noel? Porque existió San Nicolás y él ayudaba a los niños pobres. ¡Busquen la historia completa, les va gustar!
 
Leer cuentos de Navidad favorecen los valores de la época, es una buena manera de enseñar a los niños a través de historias la generosidad, el compartir con los que tienen menos recursos, el dar regalos pensando con el corazón que haría feliz a esa persona, con detalles de amor hacia familiares o personas menos favorecidas. 
 
Hacer recetas navideñas divierte a grandes y chicos, al compartir unidos.
 
¿Qué cuentos leer?
Pueden buscar muchas opciones en Internet, hay cuentos para todos los gustos, es una forma de unir a los más pequeños en una actividad que los hará imaginar, reír, conversar, preguntar y aprender.
 
¿Para qué la Navidad?
En la Navidad las familias unidas aprovechan para enseñar los mensajes de amor y de entrega. Motive a los más jóvenes a compartir con las personas desinteresadamente. 
 
Los niños hacen sus listas de regalos de los juguetes de moda, eso está bien, pues solo se es niño una vez, también enseñe que es un tiempo espiritual para volver a Dios.
 
Es agradable ver a los seres queridos unidos en actividades diferentes a los demás meses del año. Las familias disfrutan con alegría y espiritualidad las tradiciones navideñas. 
 
¿Y si no hay plata para los regalos?
Todo aquello que se dé con amor es de gran valor, por ejemplo, una cena distinta a la de siempre, pero preparada con amor, con un rico postre sencillo, reunirse a leer un cuento navideño donde se enseñe el verdadero sentido de la Navidad, salir a dar un paseo a pie y disfrutar de la decoración navideña. No todos los obsequios de Navidad deben ser comprados, use su imaginación y disfrute en paz y armonía con su familia.
 
¿Cómo no dejo perder las costumbres en Navidad?
Ante los cambios del mundo moderno, muchas de estas  tradiciones se han ido perdiendo. En efecto, muchos niños parecen ajenos a las costumbres familiares de antaño. Estas celebraciones en familia crean vínculos emocionales de amor y la alegría. 
 
Así que aproveche para rescatar con sus hijos, tradiciones como:
 - Cantar villancicos después de rezar la novena. 
 - Hacer recetas e intercambiarlas con los vecinos.
 - Contar historias de Navidad. 
 - Jugar a los aguinaldos.
 - Decorar la casa para Navidad.
 
Las celebraciones navideñas crean vínculos emocionales de unión con la familia, de alegría, de gozo por compartir. 
 
En esta Navidad recordemos nuestro compromiso con los niños, de amarlos, respetarlos y cuidarlos.
 
Y como dice esa canción: “La Navidad es todo aquello que nos hace recordar que la vida es bella, que diciembre es amor … Navidad”.
 
 ¡Feliz Navida!, visítame en: 
www.miterapiadepareja.com
 

Etiquetas

Más de revistas