EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/138225
Relaciones 22 de Junio de 2016

¿Qué hacer ante una infidelidad virtual?

El usuario es:

Foto: Shutterstock

Inguel J. De La Rosa Vence

Descubrir a la pareja en un coqueteo por Internet también puede ser visto como una traición.

Durante los tres años de su noviazgo, Andrés* estuvo “coqueteando” por Facebook con seis mujeres distintas, hasta que el día menos pensado, en un descuido, su novia accedió a su cuenta y descubrió las comprometedoras conversaciones que él sostenía.

Andrés, sin el menor asombro de vergüenza por su (alto) nivel de coquetería, reconoce que con una de las chicas estuvo flirteando por un año y con otra, hasta dos años. En su defensa, dice que, si bien los chats giraban en torno al sexo, “nunca hubo envío de fotos o videos” con contenido erótico. Sin embargo, a la novia de Andrés esto le bastó para sentirse traicionada y acabar esta relación amorosa.

“Para mí no hubo infidelidad, porque solo estaba coqueteando. Nunca le di besos a ninguna, nunca me acosté con ellas, no pasó nada”, insiste Andrés.

Dada la posición de este joven de 26 años, surge el interrogante de si el usuario al otro lado de la pantalla cuenta como un “amante virtual” y si son estas relaciones online un caso de infidelidad, suficiente para acabar un noviazgo o matrimonio.

Para resolver la duda, en revista M!ércoles consultamos al psicólogo Ronald Acacio Quintero. De entrada, opina que aun cuando “la infidelidad virtual sea visto por algunas personas como un ‘crimen’ sin víctima, esta sí afecta profundamente la confianza y la comunicación en la pareja”.

“La virtualidad reemplaza la presencia en las relaciones. Por esto, la gente en ocasiones maneja el imaginario de que, como no está físicamente con el otro u otra, la cosa no pasa a mayores, lo cual es falso, porque ya el infiel ha decidido apartarse de su pareja (así sea virtualmente) para encontrar con otro lo que está deseando”, afirma el especialista en terapia de pareja.

La opinión de Acacio bien podría sustentarse con una reciente encuesta del portal de citas Match.com, la cual arrojó que “el  48% de las personas encuestadas cree que las redes sociales pueden arruinar una pareja, siendo mayor la proporción de hombres (65%) que de mujeres (35%) que piensan así”.

“Aunque no nos topemos físicamente con la traición, no por ello resultará menos doloroso encontrar a nuestro compañero de vida en un intercambio de mensajes por WhatsApp en los que esté intentando conquistar a un otro que no somos nosotros”, dice la experta en relaciones Valeria Schapira.

Reglas claras. En este punto, Schapira, como vocera de Match.com, aclara que “demonizar a la tecnología ante estos casos equivale a desviarse del epicentro del problema”. Por tanto, son otras cuestiones las que se deben tener en cuenta a la hora de enfrentarse a los jugueteos virtuales de la pareja.

“Cada pareja es un mundo y cada una escribe su propio contrato”—empieza diciendo Schapira—. “Puede que hayan acordado tener una de las llamadas relaciones abiertas y la lleven adelante en armonía. Puede también que un simple mensaje detone un infierno. Cuando las cosas están claras entre adultos y el juego honesto está planteado de antemano, cada quien tiene la facultad de decidir si quedarse o retirarse”, agrega.

En segunda instancia, la argentina insiste en la importancia de respetar los acuerdos.

“La mayoría de quienes descubren los flirteos virtuales de su pareja dice sentirse muy lastimada, tanto como si la hubiera descubierto teniendo sexo con un tercero. Es importante que cada pareja establezca sus propias reglas de convivencia y las respete”, aconseja.

Finalmente, el especialista Acacio nos recuerda que “la infidelidad es un resultado de fallas en ambos protagonistas de la relación” y que, si bien “el perdón siempre es un componente importante para superar emocionalmente las situaciones, eso no significa que la relación deba continuar”.

“La víctima jamás debe forzarse a estar con alguien en quien no confía o al cual no ama. Además, si la persona lo considera necesario y prudente, es mejor buscar ayuda profesional, bien sea para trabajar por la reconfiguración de la relación o para superar el dolor y las diversas consecuencias de la separación”, concluye el experto.

*Nombre cambiado a petición del entrevistado.

Considere...
Estos apuntes de Valeria Schapira:

- Allí donde se cruza el umbral del respeto, comienza la desconfianza y es imposible construir un vínculo.
- Quizá quien se dedique a los jugueteos virtuales lo haga producto del aburrimiento.
 - Un simple chat entre dos, sin encuentro físico posterior, puede hablar de un problema de pareja mucho más complejo.

Etiquetas

Más de revistas