EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/138781
Relaciones 17 de Agosto de 2016

Platos infaltables en una cena romántica

El usuario es:

Foto: Orlando Amador Rosales

El vino es uno de los acompañantes por excelencia en una cena romántica.

Daniela Fernández Comas @danielaferco

A la luz de velas, suave música de fondo y champaña o vino en la mesa, usted puede recrear una cena romántica tal y como si estuviera en un lujoso restaurante, pero en esta las caricias no están censuradas. Solo debe saber qué le gusta a su pareja y, por supuesto, qué no, para hacerla sentir especial e importante, escogiendo lo que le gusta comer. 
 
Así lo expresa la chef Dessy Henríquez pues “la persona debe sentir que se escoge específicamente para ella cada uno de los platos”. 
 
Pero si su pareja es de esas que no pone problemas para comer, aquí le presentamos algunos de los alimentos más opcionados a la hora de ir a la mesa, cuando de un momento especial para dos se refiere.
 
“Siempre un alimento debe ser fácil de comer”, afirma Henríquez. “Preferiblemente bocados, porque en una cena uno va a conversar, va a haber caricias, demostraciones de afecto y realmente la comida se vuelve un complemento”. Por eso los platos no deben ser distractores, la atención debe estar puesta al momento de compartir con la persona con la que se quiere estar, o a la que se quiere conquistar.
 
Y qué mejor manera de conquistar que cocinándole a esa persona especial.  Champiñones, mariscos, pasta corta y chocolate son los alimentos que mejor se adaptan a esta velada que, según la experta en cocina fusión, “tienen algo muy pasional”. Los langostinos, por ejemplo, son considerados afrodisíacos, y además de guardar exquisito sabor, son ideales como plato fuerte por su tamaño.
 
Así mismo pasa con los champiñones, aquellos que junto a ciertos antipastos, funcionan como entrada. Como su nombre lo indica, es un preámbulo para lo que viene durante la noche. Eso sí, hay que tener cuidado con algunos ingredientes. “Nada al ajillo o con cebolla, a menos de que esté caramelizada”,  recomienda la chef, que estará en la próxima edición del festival gastronómico Sabor Barranquilla.
 
Otros sabores que, aunque deliciosos, se deben evitar son las comidas rápidas. Eso y las costillitas son un “no” rotundo. “Son cosas incómodas para comer y lo que se quiere es motivación, pedir otra botella y seguir con la conversación”, afirma.
 
Uno de los momentos que siempre se esperan en una noche romántica es cuando viene el postre. Pero no, no ese postre (picarones), ese que siempre debe llevar chocolate.  “Nunca puede faltar el chocolate. Toda la vida ha sido considerado sinónimo de amor, de romance y de todo lo que tiene que ver con expresar sentimientos”, asegura la barranquillera. 
 
Sin embargo hay quienes no gustan del dulce más consumido en el mundo, por eso esta cocinera y amante de una buena atención en la mesa recomienda una porción de pudín de red velvet. Su nombre hace referencia al color más sensual y erótico que hay, como dice Henríquez, “siempre es bueno algo rojo. Hay que intentar jugar, seducir y tener cosas en la mesa que permitan provocar y así hasta poder ‘probar’ algo más”. 

 

Entrada...
Los champiñones gratinados o rellenos son los sugeridos por la chef pues “son fáciles de hacer y siempre se ven bien presentados”.
 
 
Plato fuerte...
Henriquez cree que langostinos en salsas agridulces son ideales. “Son muy ricos y se sirven en pequeñas porciones”.
 
 
El postre...
Chocolate. “Es sinónimo de todo lo que tiene que ver con expresar sentimientos”. El volcán de chocolate con helado es el recomendado.

 

Etiquetas

Más de revistas