EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/131641
Relaciones 30 de Julio de 2014

Planes para una primera cita: de lo sutil a lo inolvidable

El usuario es:

Foto: Shutterstock

Ir a un buen restaurante siempre deja una buena impresión, sobre todo si es la primera vez.

Ana Milena Pugliese A. / @AnaMilenaPug

Tener éxito en una cita es cuestión de ‘química’, feeling y entendimiento. Se puede dar en la banca de un parque,  en un club social o espontáneamente, pero siempre su éxito o fracaso dependerá de la empatía que surja entre sus protagonistas.

No menos importante es que quien tome la iniciativa o programe el encuentro no muestre una imagen distinta de lo que realmente es. Es decir que si a la persona le gusta el rock no simule que es fanático de la salsa, o si sufre de colon irritable reserve en un restaurante de comida hindú.

La experta en psicoterapia de pareja, Frauki Jiménez, especialista en sexualidad clínica de la Universidad Konrad Lorenz y especialista en teoría y técnicas en la relación de pareja de la Universidad Nacional con el Instituto Aaron Beck de Granada, España, coincide con estos planteamientos y añade que es válido impresionar a la persona, por ejemplo llevándola a un restaurante lujoso.

“Ese esfuerzo será reconocido, sin embargo no hay que olvidar que siempre se debe hablar con la verdad para evitar futuras frustraciones de parte y parte”. En ese sentido existen alternativas de tipo cultural, de rumba y gastronómicas, pero algo que se debe tener absolutamente claro es que el presupuesto concuerde con el plan escogido.

Por ejemplo, trayendo a colación algunas respuestas de las  Chicas M!ércoles a preguntas relacionadas con temáticas de citas y parejas, estas coinciden en que disfrutar de una buena compañía, bajo un ‘techo’ de estrellas, en la playa y con una copa de vino es lo más parecido a la perfección. 

"Lo más importante es ser sinceros desde un principio hasta en los detalles más mínimos”. Frauky Jímenez, especialista en terapia de pareja

A continuación veremos algunos de esos planes, diametralmente distintos, que van desde cenar en un restaurante giratorio ubicado en el piso 13 de un hotel cinco estrellas, hasta ver una película en la tranquilidad de una sala.

Planes culinarios

Las cenas en casa son indicadas para las parejas que tienen cierta confianza, a diferencia de aquellas que están iniciando. La inversión incluye los ingredientes de la comida, además de la bebida. Incluso pueden visitar ambos el supermercado, para comprar los insumos: esto traerá cercanía y toma de decisiones. También está el plan de ir a comer a algún sitio exclusivo de la ciudad, entre ellos Varadero, Jardines de Confucio, Pepe Anca, Cucayo, El Pulpo Paul, Nena Lela, Langostinos Sea Food, el Corral del Marisco Tropical, El Celler y La Girolata, con platos entre los 15.000 y 60.000 pesos.

En Nonna Rosa

Nonna Rosa, uno de los sitios tradicionales de comida italiana en Barranquilla, está en el menú la pizza Margarita. Tiene un valor de 18.600 pesos, tamaño small, si es pedida a domicilio, y 21 mil si se consume en el lugar. Si es de su interés tomar alguna bebida con alcohol la cuenta aumentará dependiendo de la marca. Hay lasañas y pastas variadas.

En La Plazita

Otra opción puede ser La Plazita, un sitio al aire libre y de iluminación tenue. Además de pizzas, cuenta con un variado menú de sánduches. Entre ellos el napolitano, el roast beef y el de pollo con champiñones. Para otro tipo de paladares, están las ensaladas. En este lugar, usted puede comerse una exquisita pizza cinco quesos por 10 mil pesos, por ejemplo.

Noche de sushi

¿A ella le gusta lo diferente y exótico? Invítala a comer sushi. Algunos de los lugares que lo tienen como especialidad son: Sushi Jana, Subarashi, Wasabi, y Discovery Sushi Bar, entre otros. En Discovery Sushi Bar, por ejemplo, hay temakis de salmón, palmito, y anago. Son a 13 mil pesos.

El Giratorio

Vale la pena resaltar el restaurante El Giratorio del Hotel Dann Carlton. Este lugar ofrece una vista espléndida de la Arenosa  al girar sobre su propio eje en el último piso de la edificación. Está especializado en comida internacional. Le recomendamos los langostinos parmesanos.

Opciones culturales

Ir al cine es uno de esos planes que nunca pasa de moda y más aun teniendo en cuenta que la ciudad cuenta con salas de cine en todos los sectores. Los precios de la entrada están entre 10.000 y 12.000 pesos en las salas normales y 14.000 pesos en adelante, en las 3 y 4D. También se puede alquilar una película y verla en la casa, permitiendo siempre que ella escoja la cinta para ir conociendo sus gustos. Otra opción es asistir a una obra de teatro en el Teatro Amira de la Rosa, el Teatro La Sala, o en el José Consuegra Higgins. Para este plan siempre será mejor comprar las entradas en pre venta. Lo mismo sucede si se desea ir a un concierto, pero en este aspecto la ciudad no cuenta con continuas ofertas realmente novedosas.

Una cita divertida

Montarse en los carros ‘chocones’ en algún parque de diversiones de la ciudad siempre será un buen recuerdo. Eso sí, deje que sea ella quien lo persiga. Además, en el mismo lugar, suelen estar disponibles diferentes juegos que no son solo para niños. Para acceder a cada atracción, debe comprar una tarjeta y cargarla. El valor de cada atracción oscila entre 1.600 y 3.500 pesos.

Plan postre, de tarde

No podemos dejar de mencionar el plan de comer helado en tradicionales establecimientos como la Heladería Americana —el popular Frozo Malt—, y postres en reposterías como Margarita Saieh de Jassir o Don Jacobo. Y por qué no, un ‘cupcake’ en Nancy Cabrera o Le Jardin Cafe Bistro.

Y si lo que quieren es irse de rumba...

Ir de rumba es la opción ideal para el contacto visual, cercanía de cuerpos y hasta para cantar al oído, y Barranquilla tiene una gran diversidad de establecimientos nocturnos. En el norte encuentras por ejemplo Díscolo, Kapitol y Trucupey. En el sur, donde la rumba es igual de ‘encendida’, están La Fábrica y Pink Panther entre otros. Se preguntará qué tipo de licor pedir, ya que al ser solo dos personas, tal vez sea mucho una botella. En la mayoría de cartas están los cocteles, que traen alcohol y vienen en diversos sabores y presentaciones. Las mujeres suelen pedir margaritas y mojitos, aunque algunas prefieren otros más fuertes como el Long Island. Si lo que quieren es algo más ‘hablar’, con unas buenas cervezas en la mesa —o también cocteles—, hay pubs y sitios como Bogotá Beer Company, Bourbon St., Porthos, Fabio’s, Embassy, Fierabras y Henry‘s.

Etiquetas

Más de revistas