EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/137065
Relaciones 02 de Marzo de 2016

Ingredientes eróticos que le ponen 'picante' a la relación

El usuario es:

Foto: Orlando Amador Rosales y Shutterstock

Hombres y mujeres acuden a tiendas eróticas en busca de ayudas sexuales.

Inguel Julieth De La Rosa V.

En 2007, Érika Tschumie tuvo en sus manos su primer catálogo de juguetes sexuales. La curiosidad “y las ganas de innovar” en la intimidad de su matrimonio la motivaron a probar los aceites que se untan en el cuerpo y “otras cositas”.

Tan útiles resultaron estos ingredientes eróticos que Érika y su esposo vieron en esto una oportunidad de negocio y crearon su ‘sex shop’ Sexto Sentido.

Contrario a lo que se pudiera pensar, incluso, en pleno auge del e-commerce (o comercio electrónico), son más los clientes que prefieren llegar hasta un local y descubrir qué hay detrás de una par de vidrios polarizados y unos cuantos maniquíes con lencería.

Seducida por la misma curiosidad, revista M!ércoles visitó estas tiendas eróticas. Desde luego la búsqueda de ‘ayuditas’ sexuales no es tan fácil para todos. Si bien a algunos los vimos llegar hasta con el uniforme de trabajo, comprar y salir como si nada; a otros se les notó la timidez apenas entraron. Hay mujeres que se sonrojan con la forma, el gran (exagerado) tamaño y la textura cuasi carnal de un juguete de silicona, mientras algunos hombres se limitan a mirarlo de reojo.

A propósito, hay que aclarar que los codiciados objetos que pretenden ‘consolar’ las penas sexuales no son los únicos que llenan los estantes. Es más, no siempre son los más buscados por los más de 70 clientes que en un día, común y corriente, pasean por este tipo de negocios.

Raed Ariza es propietario de la tienda Ámame y, en concordancia con Érika, afirma que las pastillas que potencializan el deseo sexual y los retardantes (como el que viene representado por un rinoceronte) son los que más buscan los hombres. Ellos pagan desde $5.000 por dos pastillas potencializadoras hasta 12.000 pesos por la unidad. En cremas o espray retardantes —para complacer por más tiempo a su pareja— pueden invertir desde 10.000 y hasta 25.000 pesos.

Raed agrega que las mujeres “son más atrevidas y buscan de todo”. Algunas preguntan por aceites calientes o con sabores —los más buscados—, cremas multiorgásmicas que le dan más sensibilidad a la zona íntima, feromonas en ‘splash’, disfraces o vibradores. Estos últimos van desde 45.000 hasta 320.000 pesos y los encuentra como discretos ‘labiales’ o con aspectos más obvios que, incluso, pueden traer curvaturas para explorar el afamado y pocas veces explorado Punto G.


La lencería expuesta en maniquíes es lo que más identifica un local de ‘sex shop’ en la ciudad.

“Los hombres son los que más buscan vibradores para jugar con su pareja”, dice Raed, quien desde 2009 ha sido testigo de mujeres y hombres de 70 y 80 años que no solo buscan potencializadores, sino, también, estimuladores de todo tipo.
Melissa Cabello es trabajadora en Sexo Fantasía Tienda Erótica y cuenta que los arneses con doble miembro de silicona (valorados entre 100.000 y 200.000 pesos) son “muy buscados” por parejas de lesbianas, mientras que las muñecas de plástico (de 1.500.000 pesos) cumplen las fantasías de los hombres, en promedio de 40 años, y que están solteros. 
En Carnaval, Amor y Amistad, Halloween y fin de año aumenta la demanda de estos juegos ‘picantes’, pero cualquier día es bueno para adquirirlo y ‘condimentar’ la relación. Los ingredientes están, solo es cuestión de conversar en pareja y elegir el mejor estimulante para satisfacer el apetito sexual.
 
Oferta...
...En las tiendas eróticas de la ciudad encuentra hasta 600 productos que estimulan el placer..

Estimulador...

Como sospechará, este no es un labial. Se trata de un vibrador, cuya función es estimular la zona íntima de la mujer. Valor: $45.000.
 
Para el cuerpo...

Estos aceites con sabor a caramelo, maracuyá y chicle puede untarlos en el cuerpo para masajear o en los genitales para tener sexo oral. Valor: $15.000.
 
Más durabilidad...

Este es el retardante más vendido en las tiendas eróticas o ‘sex shop’ de Barranquilla y sirve para complacer por más tiempo a la pareja. Valor: $25.000.
 
A jugar...

Estos dados, que vienen con un aceite, sirven para darle más diversión al sexo. Al lanzarlos le dirá qué hacer con cada parte del cuerpo. Valor: $15.000.
 
11 establecimientos están registrados en la Cámara de Comercio como tienda erótica, en el centro y norte de Barranquilla.

La voz del sexólogo...
Benjamín Carreño, desde sus 20 años de experiencia como educador sexual, dice que el auge de los juguetes sexuales se debe al acceso a la información que al fin muchos están teniendo y a los tabúes que poco a poco van perdiendo fuerza. Sin embargo, el sexólogo es claro en afirmar que estos ‘ingredientes’ alimentarán la relación “sí y solo si existe una buena comunicación en pareja que permita establecer gustos y límites específicos”.

 
 

 

Etiquetas

Más de revistas