EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/135114
Relaciones 16 de Septiembre de 2015

Cuando el sexo no distingue edad

El usuario es:

Foto: Shutterstock

En estas parejas también se dan las conversaciones sobre qué ropa interior usar y hasta los juguetes sexuales que podrían aumentar el deseo.

Inguel De La Rosa Vence / @ingueljulieth

"Él, por ser una persona mayor y tener más experiencia, sabe cómo llegarme y cómo hacer las cosas.  Yo tengo 25 años y él tiene 48, pero somos igual de apasionados. Sentimos libertad para decirnos qué queremos hacer cuando estamos en la cama. Por teléfono siempre le digo cuándo quiero estar con él, qué me gusta que él me haga y sé que con solo oírme él está excitado”.

El relato de Isabel* sustenta el pensamiento de la sexóloga Flavia Dos Santos, “una fiel creyente de que los números no determinan nada en la sexualidad ni en las relaciones de pareja”.

De lunes a viernes, Isabel y su novio atienden sus obligaciones, pero “no hay fin de semana sin sexo”.

“Al principio hacíamos el amor hasta cinco veces en una noche, sí, eran relaciones más cortas porque queríamos explorar todo de una vez. Ahora solemos estar hasta tres veces en una madrugada, eso sí, duramos hasta 35 minutos en cada relación”, cuenta la joven administradora de empresas.

El novio de Isabel no recurre a ningún tipo de medicamentos para complacerla. Él es tan “activo” que, por el contrario, era a ella a quien le “preocupaba no darle la talla”.

“Él es un hombre con experiencia y yo aún no tengo un recorrido. Pero siendo yo misma y sin reprocharle nada de su pasado lo conquisté”, afirma.

Pero, ¿qué puede motivar a una joven a conquistar un hombre mayor? Para el psicólogo Ezequiel López, experto en sexología, la respuesta no está en una atracción tan estética, “pero sí a nivel de personalidad”.

“El aplomo, la seguridad y el trato especial de un hombre de 50 años puede ser un afrodisíaco para mujeres de todas las edades, incluso mucho más jóvenes. Otros factores como el poder y la solvencia económica tienen su peso en algunos casos”, dice el experto.

El sexólogo añade que “así como en general la mujer se ve seducida y erotizada por el lenguaje y un buen trato, a los hombres mayores se les motiva —sexualmente hablando— por medio del sentido de la vista”.

En resumidas cuentas, en estos casos “el sexo funciona en la medida en que la mujer le da al hombre un estímulo excitante: el de un cuerpo joven, una actitud fresca y quizás un deseo más elevado. El hombre, a cambio, le da a la mujer más madurez y toda la libertad en el manejo de su cuerpo, sin tabúes”.

La clave de la relación. Más allá del sexo, Flavia Dos Santos es tajante en decir que el éxito de las parejas con diferencias de edad “depende mucho del bagaje, experiencias vividas y el proyecto que cada uno tiene para su vida, sumado a lo que cada uno entiende por relación de pareja”.

“Yo no puedo pensar en una relación estable con una persona de 50 o 60 años si yo quiero tener hijos y el otro no quiere. Tampoco es posible que funcionen parejas de la misma edad si tienen fantasías distintas”, dice.

En la próxima edición les contaremos el caso de un chico que se ha aventurado a tener relaciones con mujeres mayores. Un ejemplo más de que el sexo no distingue la edad y que, como dice el sexólogo Ezequiel, “el amor no siempre es suficiente y la atracción sexual tampoco”.

En la misma tónica

“Es más sencillo que ella avance hacia él”.

Flavia Dos Santos afirma que una pareja conformada por una mujer joven y un hombre mayor puede funcionar si ambos están dispuestos a eso.

“Una joven tiene que tener claro que es más sencillo que ella camine hacia adelante que él hacia atrás. La tendencia aquí es tratar de alcanzar, sin abandonar su edad, los gustos y objetivos de esa persona mayor”, explica la sexóloga.

¿Interés?

El sexólogo Ezequiel López, autor del libro ‘El erotismo infinito’, afirma que “la solvencia económica tiene su peso en algunas relaciones con diferencias de edad”. “Un estudio reveló que las mujeres que salen con hombres adinerados alcanzan más orgasmos. Esa es la seducción oculta que puede tener alguien con la capacidad adquisitiva para permitirte otros placeres materiales”.

Etiquetas

Tags: 
Más de revistas