EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/145783
Receta 25 de Octubre de 2017

Raviolis frescos de calabaza

El usuario es:

Foto: Cortesía KitchenAid

Revistas y KitchenAid

En esta edición en la que se acerca la celebración de Halloween presentamos unos singulares “raviolis frescos de calabaza”.

Relleno de los raviolis.  

En esta edición en la que se acerca la celebración de Halloween presentamos unos singulares “raviolis frescos de calabaza”. 

Ingredientes para la pasta:

2 tazas (10 oz) de harina común, 3 huevos grandes y agua fría en la cantidad necesaria.

Preparación de la pasta:

Incorporar la harina al bowl y encender para romper los grumos.

Agregar los huevos, uno a la vez hasta formar un bollo de masa. Si la masa se desmenuza, agregar una cucharadita de agua fría hasta formar el bollo. La masa no debe quedar muy pegajosa.

Colocar la masa sobre una tabla con papel manteca. Con las manos, amasar hasta que el bollo esté suave, brilloso y un poco elástico, durante alrededor de 3 minutos.

Cubrir con papel film y dejar que la masa descanse durante al menos media hora antes de estirarla.

Ingredientes para el relleno de raviolis:

1 calabaza mediana, 2 cucharadas de manteca sin sal, 1 cucharada de aceite de oliva, 1 cucharadita de sal, ½ cucharadita de pimienta negra molida, 1 taza de ricota entera

Preparación:

Colocar dos tazas de agua a hervir en una olla mediana con vaporizador.

Pelar la calabaza. Cortar por la mitad y retire las semillas. Cortar en cubos. (Que sea el equivalente a dos tazas).

Colocar la calabaza cortada en cubos en el vaporizador y tapar la olla.

Cocinar al vapor durante 10 minutos o hasta que la calabaza esté blanda. Colocar la calabaza cocida al vapor en el procesador de alimentos.  Agregar manteca, aceite, sal y pimienta y mezclar hasta lograr una pasta suave. Dejar enfriar.

Agregar la ricota y dejar en el refrigerador hasta el momento de rellenar los ravioles.

Dividir la pasta en cuatro discos planos. Cubrir los discos con papel film para que no se sequen.

De a un disco por vez, espolvorear con harina y pasarlos por el set de Rodillo para pasta para extenderlos.

Pasar la masa por el rodillo tres veces, ajustándolo a un menor grosor cada vez. La masa debe quedar como una lámina muy fina, casi translúcida.

Apoyar la masa sobre papel manteca y cubrir con un repasador húmedo. Pasar los tres discos restantes por el rodillo. Asegurarse de que la pasta no se reseque.

Recortar las láminas de pasta para formar rectángulos uniformes del ancho del interior del Máquina para hacer ravioles KitchenAid.

Doblar una lámina de pasta por la mitad y deslizar el doblez entre los rodillos para hacer raviolis. Girar la manija un cuarto de vuelta para incorporar la pasta al Máquina para hacer ravioles.

Extender los extremos de la lámina, abriéndola, y apoyar cada extremo sobre los suaves rodillos de metal. Colocar la tolva sobre las láminas de masa entre los extremos y presionar hacia abajo hasta escuchar el sonido de un clic.

Con una cuchara agregar el relleno de los ravioles al Máquina para hacer raviolis, rellenando toda el área de manera uniforme.

Las láminas terminadas deben reposar y secarse durante 15 minutos. Separar los raviolis individuales a lo largo de las perforaciones.

Ingredientes para la salsa: 2 cucharadas de manteca sin sal, 1 o 2 echalotes, finamente picados, 1/3 taza de hojas de salvia fresca, molida (2 cucharadas), 1 taza de caldo de gallina o vegetales, cáscara y jugo de 1 limón, ½ cucharadita de sal, ¼ cucharadita de pimienta negra molida.

Preparación: Derretir la manteca en una sartén pesada a fuego medio.

Incorporar los echalotes y la salvia, saltear hasta sentir el aroma, alrededor de 30 segundos.

Agregar el caldo. Aumentar el fuego y cocine durante 3-5 minutos. El líquido se reducirá levemente.

Retirar del fuego y agregar revolviendo la cáscara de limón y 2 cucharadas de jugo de limón.

Condimentar con sal y pimienta al gusto. Dejar a un lado hasta que los raviolis estén cocidos.

Poner a hervir agua con 1 cucharadita de sal en una olla grande con tapa.

Comenzar con 2 tazas de raviolis, cocinar a fuego lento durante 2 o 3 minutos, revolviendo cada tanto. No hervir los ravioles rápidamente para evitar que se rompan en el agua.

Levantar los ravioles con una espumadera y colocar en un bol para servir. Repetir con la otra mitad de los raviolis o colocarlos en el freezer para otra ocasión.

Vertir la salsa sobre los ravioles.

Agregar queso parmesano y decorar con una hoja de salvia.

 

Etiquetas

Más de revistas