EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/139752
Maribel Pedrozo 25 de Octubre de 2016

Sonríele a la vida

El usuario es:
Maribel Pedrozo
Sonreír alegra el corazón, cura enfermedades, resplandece el alma, cautiva amigos y sana heridas. 
La sonrisa expresa lo que guarda tu corazón. Habla de tu paz y tranquilidad interior. También habla de la salud e higiene de tus dientes, que debes tener relucientes y limpios. 
Estos a su vez están enmarcados por unos labios, que podrás exfoliar con miel y azúcar para remover la piel muerta. Y para la limpieza de los dientes agrega un poco de bicarbonato de sodio a tu crema dental. Así, en conjunto, y desde la comodidad de tu casa, contribuirás con la belleza de tu boca. 
Ríe con la mejor actitud, porque una sonrisa será tu mejor herramienta para conquistar el mundo. Sonríe siempre con el alma y el corazón. De manera genuina y cordial. Es tan saludable hacerlo, lo es para el que ríe como para que el que ve sonreír.
Recuerda hacerlo una y otra vez. Una persona sonriente y relajada indica confianza y capacidad para hacer frente a situaciones imprevistas.
Mientras escribo estas líneas para ustedes, mis queridos lectores, sonrío. Soy feliz haciéndolo, me deleito. ¡Claro!, tengo gratos recuerdos que me animan a hacerlo: en este momento es inevitable no recordar mi niñez y las palabras sabias de mi padre, quien con frecuencia repetía: 
“Sean felices, agradecidos. Siempre regalen una sonrisa que les salga del corazón. Ustedes no saben cuándo esa sonrisa puede cambiar el destino de unos hechos o una persona”.
Hoy, muchos años después, digo: mi padre tenía la razón. Y cada vez soy una convencida de que entre más nos reímos más recibimos. ¡Es una verdadera terapia!
Cuando sonreímos decimos tanto con un solo gesto. Es que no hay mejor maquillaje  que una hermosa sonrisa. 
Una bella sonrisa puede durar segundos, pero su recuerdo perdura.
No hay dudas: regalar una sonrisa no cuesta nada. Es ahí cuando yo digo “puedes tener unos dientes perfectos, pero si no regalas una sonrisa...”
Es vital, reparadora, dice tanto y sin mencionar una palabra. 
Has de tu sonrisa tu mejor arma de seducción. Pero también ten en cuenta tus hábitos. Cepillar los dientes después de cada comida, evitar fumar e ingerir bebidas alcohólicas, azucaradas o ácidas son algunas de mis recomendaciones. 
Un consejo para el cuidado de las encías: realiza masajes circulares con los dedos una vez que hayamos terminado de cepillarnos.
 Con una boca limpia estamos listos para sonreír y disfrutar de sus beneficios. Una carcajada puede ser una forma eficaz de liberar las emociones que nos oprimen. 
Desde todo punto de vista los efectos  de reír son positivos. Siempre que se pueda evitemos todo lo que nos quite la posibilidad de reírnos de la vida.
No paremos de sonreír, que seamos como niños que ríen solos y hasta sin motivos aparentes. Son felices por instintos. Ríe como si fuera un sueño. Sin límites.
 

Etiquetas

Más de revistas
-->