EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/142235
José Manuel González 05 de Abril de 2017

¿Es colérico tu esposo?

El usuario es:
Jose Manuel Gonzalez

El temperamento es uno de los factores psicofisiológicos que nos ayuda entender las tendencias que los seres humanos tenemos en nuestras acciones cotidianas. En la vida de pareja y en las relaciones sexuales es útil tener en cuenta esta información para conocernos mejor y manejar adecuadamente nuestras cualidades y debilidades.

Hipócrates (460 - 370 a.C.) planteo la existencia de diferentes temperamentos, relacionados con las características fisicoquímicas del organismo humano, partiendo de la íntima relación que existe entre el cuerpo y la mente. El hablo de coléricos, melancólicos, flemáticos y sanguíneos.

El temperamento colérico, Shao Yang (en psicología tradicional china), se refiere a aquellas personas que generalmente son activas, emotivas e impulsivas, desde la perspectiva del doctor Gastón Berger, profesor de la Universidad de Aix-Marsella (Francia). En la clasificación de la personalidad del Dr. Hans Eysenck (del Hospital Real de Maudsley, de la Universidad de Londres), son personas extrovertidas con bajo control emocional. Desde la medicina tradicional china la relación es con la vesícula biliar y el sanjiao.

Las personas coléricas son seres humanos que tienden a ser dinámicos, enérgicos, laboriosos, prácticos y rápidas para actuar. Por lo general son personas impulsivas, impetuosas, irreflexivas, voluntariosas, autosuficientes y muy independientes. Rebosan de ideas y son competitivos, ágiles y hábiles. Son agresivos, generalmente su ira aparece fácilmente, pero es de poca duración. Son personas impacientes, siempre con prisa. Tienden a ser promiscuos. Son buenos compañeros de parranda. Se expresan con facilidad. Son francos, hasta mostrar falta de tacto, son imprudentes. No suelen ser rencorosos. Tienden a ser decididos y de opiniones fuertes, tanto para él como para otras personas, y tratan de imponerlas. Se acuestan tarde. Les molesta el calor y el viento.

Este temperamento se basa en un tipo de sistema nervioso muy ágil y frecuentemente en desequilibrio. Muy Yang, desde la perspectiva oriental.

Debilidades conyugales de la persona con temperamento colérico.

Son varias, pero me gustaría resaltar dos:

Generan desarmonía conyugal porque se enojan frecuentemente y son extremadamente hostiles. Aprenden que los demás se asustan con su ira y la emplean para conseguir lo que desean. Esta manipulación termina por deteriorar la relación conyugal y generalmente destruye el deseo sexual de la pareja. Hacen comentarios sarcásticos, imprudentes, demoledores que generan resentimientos y baja autoestima en los miembros de la familia. Esta es otra razón para que el deseo sexual disminuya en la pareja.

Las personas con temperamento colérico necesitan ayuda profesional para equilibrar su sistema nervioso, de lo contrario su vida conyugal y sexual será un fracaso.

 

 

Etiquetas

Más de revistas
-->