EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/142331
El rincón de Lolita 07 de Abril de 2017

La convivencia y el sexo

El usuario es:
Loliandoando

Cuesta creer lo difícil que es compartir tus días con alguien. Amarguras, temores y sobre todo cuentas.

El amor se ve envuelto por todo este drama social. A veces afectando a esas parejas que en algún momento tuvieron su época dorada, deslumbrados por sus cuerpos desnudos. Amaneciendo.

Por el sexo casual, cuando lo estas esperando para almorzar, llega... Y repentinamente están follando mientras tú mueves la salsa para los espaguetis. Y piensas que todo ese sexo rico y espontáneo, nunca acabara.

¿Qué me dicen de cuando vivíamos con nuestros padres? No teníamos ni el menor interés de lavar los platos, de cocinar, lavar la ropa y sobre todo el baño... Ahora que vives con alguien te das cuenta de que tu mamá no te molestaba por molestar. Así que pasas a ser, en mi caso, ama de casa, no lavo solo mi ropa, también la de él (aparte de hacer las demás cosas que ya sabemos).

Te das cuenta de que si ninguno de los dos cocina o lava el baño (las cosas que más odiamos que estén sucias las mujeres) tu mami no vendrá en tu ayuda. Tienen que enfrentar el problema y usar un desinfectante que huela delicioso, en mi caso, frutos rojos.

La convivencia en pareja, o puede ser muy "difícil" o puede ser tan fácil como hacer un huevo frito.

¿Es la comunicación el nuevo sexo oral?

A veces los mismos deberes creados por la sociedad opacan tu felicidad. No piensas en ponerte un ligero y sorprenderlo esa noche (esto también va a los hombres que usan ligero) o hacer una cena romántica, quizás fumarse un porro y hablar estupideces o en los sueños que están creando juntos (tengan los años que tengan).

Todo lo que le da chispa al amor y sus niñerías queda opacado. Te concentras mas en solucionar los gastos pendientes y los que vendrán, queriendo ahorrar para el "futuro" y poder ser feliz hasta el día de tu muerte.

¡Ojo! no digo que no sean importantes, pero nos concentramos tanto en eso, que no pensamos en las emociones y sentimientos de nuestro compañero día a día, lo que lleva a que la relación sea un tono de grises y no precisamente las de Grey.

Todas esas preocupaciones que tienes que cumplir para ser feliz no son realmente así ¿o sí?

Somos humanos, sentimos ganas de comernos el mundo... Un poco avariciosos, egoístas, pero cuando amamos lo tratas de cambiar todo.

La armonía en pareja cambia. Todo ese silencio incomodo que a veces había, se vuelve en un pequeño coqueteo. Es ese silencio donde el tacto, las sonrisas, las miradas, hacen de la suya y todo termina en una simple frase:“Estamos juntos”.

 

Etiquetas

Más de revistas
-->