EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/140189


Chica Miércoles
23 de Noviembre de 2016

Maritza Rodríguez y el superpoder de ser barranquillera

Fotos: Christopher Esqueda
"No solo hay que ocuparse de la parte profesional, ocúpate también del ser humano porque van de la mano, uno puede echar a perder al otro"
Fotos: Christopher Esqueda
Fotos: Christopher Esqueda
"No solo hay que ocuparse de la parte profesional, ocúpate también del ser humano porque van de la mano, uno puede echar a perder al otro"
Fotos: Christopher Esqueda
Fotos: Christopher Esqueda
"No solo hay que ocuparse de la parte profesional, ocúpate también del ser humano porque van de la mano, uno puede echar a perder al otro"
Fotos: Christopher Esqueda
Fotos: Christopher Esqueda
"No solo hay que ocuparse de la parte profesional, ocúpate también del ser humano porque van de la mano, uno puede echar a perder al otro"
Fotos: Christopher Esqueda
Fotos: Christopher Esqueda
"No solo hay que ocuparse de la parte profesional, ocúpate también del ser humano porque van de la mano, uno puede echar a perder al otro"
Fotos: Christopher Esqueda
Fotos: Christopher Esqueda
"No solo hay que ocuparse de la parte profesional, ocúpate también del ser humano porque van de la mano, uno puede echar a perder al otro"
Fotos: Christopher Esqueda
Fotos: Christopher Esqueda
"No solo hay que ocuparse de la parte profesional, ocúpate también del ser humano porque van de la mano, uno puede echar a perder al otro"
Fotos: Christopher Esqueda
Fotos: Christopher Esqueda
"No solo hay que ocuparse de la parte profesional, ocúpate también del ser humano porque van de la mano, uno puede echar a perder al otro"
Fotos: Christopher Esqueda
Fotos: Christopher Esqueda
"No solo hay que ocuparse de la parte profesional, ocúpate también del ser humano porque van de la mano, uno puede echar a perder al otro"
Fotos: Christopher Esqueda
Fotos: Christopher Esqueda
"No solo hay que ocuparse de la parte profesional, ocúpate también del ser humano porque van de la mano, uno puede echar a perder al otro"
Fotos: Christopher Esqueda
Fotos: Christopher Esqueda
Fotos: Christopher Esqueda
Fotos: Christopher Esqueda
Fotos: Christopher Esqueda
Fotos: Christopher Esqueda
Fotos: Christopher Esqueda
Fotos: Christopher Esqueda
Fotos: Christopher Esqueda
Fotos: Christopher Esqueda
Fotos: Christopher Esqueda
Texto: Alejandro Rosales Mantilla
Fotos: Christopher Esqueda
Maquillaje: Oktavio Torres
Stylist: Tony Berber
Producción:  Casting Models Bogotá
Agradecimientos: Barranquilla Fashion Week
 
 
Maritza Rodríguez es en este momento una de las actrices más reconocidas de la televisión latinoamericana. Decir que es hermosa redunda, salta a los ojos, ella es una embajadora de la belleza de las colombianas y más específicamente, de las barranquilleras.
 
Sus papeles antagónicos como en la novela Perro amor (en la versión estadounidense), donde hizo el papel de Camila, son un manual a seguir en lo que a interpretar villanas se refiere. Como ‘buena’ ha sido la más querida, tal como ocurre en este momento con la producción Silvana sin lana, que en este momento se emite en México y EE.UU. y en la que encarna a una mujer de clase alta que cae en desgracia. El rostro de Analía, La casa de al lado y El señor de los cielos son algunas de las producciones en las que también ha participado y por la que es reconocida en el continente americano y fuera de él.
 
Después de vivir varios años en Miami, casarse con el exitoso empresario Joshua Mintz y tener dos mellizos,  Akiva y Yehuda (hoy con tres años), Maritza se radicó con su familia en Ciudad de México y está “absolutamente feliz” con el momento que vive. La razón, apoyar a su esposo en su nuevo trabajo con el canal TV Azteca y estar más tiempo con sus bebés.
 
Maritza no olvida su primera portada en M!ércoles y el impulso que esa aparición significó. También habla de su presente, de Barranquilla, el plus que en su carrera le ha significado ser quillera y el inmenso placer que le genera aparecer nuevamente en esta edición. 
 
 P:  ¿Cómo fueron esos inicios en la actuación en Estados Unidos cuando tuvo un pequeño parlamento en la novela El rostro de Ana Lía?
 R:  Desde la época de ese parlamento estamos hablando de hace mucho tiempo, uno comienza sin tener la conciencia completa de lo que estás haciendo, no tienes una carrera armada entonces no sientes tanta responsabilidad. Uno dice, si me equivoqué no importa. Pero cuando ya tienes una carrera sabes que lo debes hacer bien. Ha habido una madures muy interesante, no solamente en lo actoral sino en la persona, en el ser humano. Un consejo que siempre doy a alguien que inicia, es que no solo se ocupe de la parte profesional, ocúpate también del ser humano porque van de la mano, uno puede echar a perder al otro o a la inversa. Siento que hoy día tengo una madurez de los dos lados.
 
 P:  ¿Cómo ha sido el cambio, un poco repentino y viendo los toros desde la barrera, de pasar de Miami al DF, en México?
 R:  Yo no diría que repentino porque las razones por las que estoy acá es por el trabajo de mí esposo. Nos mudamos desde enero pero yo no había podido venir con los niños porque estaba grabando Silvana sin lana. Iba y venía como para reacomodar e instalar la casa y todo ese rollo, pero sí fue una decisión que se tomó en casa como pareja. El trabajo de mi esposo es muy diferente a lo que yo hago y manejamos nuestra individualidad laboral de forma clara, pero hay decisiones que cada uno toma que repercuten al hogar y cuando pasa eso la decisión se toma mutuamente, ahí,  apoyar a mi esposo fue vital. Estoy muy contenta porque para mí esto significa mucho, los niños también están felices. Estoy con mi esposo, con el creador en mi corazón y mis hijos, con eso el lugar es lo de menos, estoy muy contenta.
 
 P:  México es uno de los países donde más se produce televisión, ¿ya ha recibido ofertas?
 R:  Por suerte a uno lo quieren. México es un país muy rico en lo cultural, es un país hermoso. Efectivamente aquí se produce mucho, no solo para la televisión con novelas y series, también para el cine, es una plaza demasiado fuerte. Fíjate que llegando aquí hice casting para una película y no era mi propósito, porque estuve siete meses haciendo una novela, entonces lo que ahora quiero es instalar lo que es más importante para mí, mi familia. Cuando uno está bien emocionalmente tienes todo el poder para sortear cualquier cosa. Además ya viene el fin de año y quiero disfrutar la familia, siento que los niños necesitan a su papá y a su mamá juntos. 
 
 P:  Hay una frase que usted utiliza, según personas allegadas a su familia: “tajadas y fritas”, ¿así asume la vida?
 R:  Sí, para mí siempre es “tajada y ya están fritas”. ¡Ay Dios mío!, a veces me toca bajar la velocidad (risas), esa inmediatez a veces no funciona. Yo lo hablo con mis hermanos y nos preguntamos por qué tenemos un ritmo tan rápido y lo acotamos mucho a mi mamá, ella es así. Hay gente que a veces anda a un ritmo muy lento, entonces uno como que se desespera. 
 
 P:  ¿Ser una mujer del Caribe le ha ayudado en su carrera?
 R: Total, definitivamente pienso que ese es mi superpoder. Le doy gracias a mi mamá y mi papá por haberse instalado en Barranquilla porque esa espontaneidad, esa frescura y hasta ligereza sirve para romper cualquier barrera, uno es demasiado entrón y repito, es mi superpoder. Primero cuando llegue a Bogotá, donde la gente es más fría, si la puerta estaba cerrada  uno entra se mete y raspa el caldero. Yo me considero una persona tímida y cuando lo descubrí me dije a mi misma que eso no me servía, entonces esa frescura o jodedera ayuda a confrontar a los demás con dulzura, la gente a veces es muy apretada y el comportamiento natural es que si uno no conoce a nadie no sales, te quedas callado. 
 
 P: ¿Qué recuerdos tiene de su primera vez como Chica M!ércoles?
 R: Para mí ser Chica M!ércoles era lo máximo y sigue siendo así. Cuando estaba empezando en todo este medio artístico estar en esa portada era un hit, era ¡la portada! Luego, cuando estaba trabajando por fuera, estar en ese estudio de Emilio Yidi era algo ¡guau!, tradición. Incluso, hoy día, que me tengan en cuenta en este aniversario es algo grande  y realmente muy importante, yo le tengo muchísimo cariño a la revista, de hecho yo tengo mi primera portada de Chica M!ércoles enmarcada. Las tomamos en el Parque Muvdi, ahí me tomaron esas fotos y si no estoy mal fue Enrique García.
 
 P: Se viene el Barranquilla Fashion week. De qué forma cree que La Arenosa puede regresar a los tiempos en que era el epicentro de la moda en Colombia
 R: Se puede volver a posicionar cuando el barranquillero confíe en sí mismo, debe tener constancia y seguridad. Pensamos que lo que está afuera es mejor y eso es un error, debemos crear unidad. Fíjate que cuando empezó el BQFW y mis hermanos y yo lo apoyamos fue muy difícil porque cuando las cosas están empezando muy poca gente le daba credibilidad. Yo fui la imagen y la idea es que los acompañara, pero justo antes de empezar quedé embarazada, pero estuve en toda la campaña publicitaria con mi hermano Nelson, directa o indirectamente siempre estaba ahí, y ahora ver en lo que va el evento me parece ¡guau! 
 
  • ‘Casting Models’
Esta escuela de modelaje y actuación de Maritza Rodríguez junto a sus hermanos está cumpliendo dos años. La actriz y modelo no se “cansa de defender el talento costeño” en donde esté y asegura que con esta escuela se le abre una gran oportunidad a los jóvenes se entrenen y salgan con mejores herramientas al competido mercado laboral.

 

REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Anuncio