Lucía Aldana Roldán - Señorita Colombia 2012 - 2013

Miércoles, Noviembre 14, 2012 - 10:38

La nueva soberana de la belleza colombiana es una caleña de belleza clásica, porte elegante y mirada amable. Con 20 años, Lucía Aldana mide 1.72 metros de estatura y sus medidas son 81-62-94.

Esta estudiante de noveno semestre de comunicación social de la Universidad Autónoma de Occidente asegura ser una chica alegre y muy sensible con su entorno. “Trato de encarar las situaciones con una actitud positiva, segura de mí misma y consciente de que tengo cosas por mejorar, pero ante todo siempre dispuesta a hacer mi mejor esfuerzo para seguir adelante”.

El desempeño de esta hermosa vallecaucana a lo largo de la velada de elección y coronación, el pasado 12 de noviembre en Cartagena, fue sobresaliente en todo momento y definitivo para que el jurado la escogiera como la ganadora.

Fue la quinta candidata en ser llamada para conformar el grupo de 10 semifinalistas. A dicha instancia ya había logrado convencer al jurado calificador con su desfile en traje de gala, con el que logró el puntaje más alto de la noche: 9.8.

Andrés Otálora, quien le diseñó el vestido de coronación, afirmó que Lucía es una mujer que está hecha para grandes cosas. “Su espíritu de emprendimiento y firmeza la hace ser una chica muy completa. Es muy inteligente, todo lo percibe con agilidad”, aseguró Otálora, quien manifestó también que para la elaboración del vestido de coronación hubo una participación muy fructífera con el Comité de Belleza del Valle.

“Fue muy importante la comunicación y los acuerdos, tanto así que se logró captar desde el principio lo que se quería. Desde la primera prueba a ella le encantó y siendo rojo mucho más, pues es el color más indicado para Lucía”, aseguró Otálora.

Entre los datos para recordar y que de una u otra manera quedan para la historia, se encuentra la forma cómo ella ingresó al certamen. “Se presentó prácticamente sola al concurso de Señorita Valle y, a título personal, que haya ganado el Miss Colombia es un premio más que merecido por su clara convicción ante el hecho de ser reina”, agregó Andrés Otálora.

Entre los premios preliminares, la nueva Señorita Colombia fue la ganadora del Reto de Gastronomía -que compartió junto a la Señorita Norte de Santander-, lo que habla muy bien de sus destrezas en ámbitos como la cocina y la muestra como una reina multifacética.

“El ‘arroz pacífico’ fue el que escogió la entonces Señorita Valle para su participación en dicho evento. Lucía mostró sus dotes como cocinera preparando este plato que trae mariscos, calamares, langostinos, piangua y toyo con gran dominio. Un plato bien delicioso”, comentó Janet Olave, dueña de la receta.

A su llegada al Hotel Hilton, la casa de las reinas, la nueva soberana dio sus primeras impresiones al diario EL HERALDO manifestando la total felicidad que tenía en dicho momento y que será extensiva por mucho tiempo, pues es una victoria que le ha cambiado la vida.

“Estoy muy contenta por este triunfo para mi departamento, siento un orgullo enorme porque no es solo por la belleza sino por el esfuerzo y la dedicación que le he puesto a este reto. Siempre me sentí la reina, la clave fue ser yo misma, vivir cada instante con alegría y compromiso y disfrutar al cien por ciento de toda esta gran experiencia”, aseguró la soberana quien también apuntó que para sus compromisos como Miss Colombia, “lo que viene es mucho amor y entrega hacia este título, para ganarme el cariño de los colombianos y hacer las cosas lo mejor posible en todo”.

Para Lucía, lo que viene es una vida muy diferente; además de los compromisos sociales que desempeñará como imagen principal del Concurso Nacional de Belleza, tanto ella como su equipo de trabajo, en cabeza del diseñador Andrés Otálora, saben que también está en frente una preparación estricta para Miss Universo, “que si fui muy buena alumna para el certamen nacional, la idea ahora es que también lo sea para el internacional”.

Lo breve...
Sueño personal.
Tener una familia, antes del éxito y de los logros materiales y financieros.
La mujer colombiana. Es alegre, apasionada, luchadora, no se queda quieta, siempre quiere ir un paso más allá, es familiar y se toma en serio el papel de criar a los hijos.
El Valle. Me gusta Buenaventura porque me identifico con su gente, personas alegres y espontáneas.

Texto: Rafael Enrique Escobar Saumet
Twitter: @ralphsaumet
Video: José Esteban Rolong

 

miercoles_pauta_nodo_300x250