EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/143571


Chica Miércoles
21 de Junio de 2017

Daniela Tamayo en su espacio favorito: la playa

Mateo Londoño
Mateo Londoño
Mateo Londoño
Mateo Londoño
Mateo Londoño
Mateo Londoño
Mateo Londoño
Mateo Londoño
Mateo Londoño
Mateo Londoño
Alejandro Rosales Mantilla
Su lugar de nacimiento es Nueva York, pero a los tres años se mudó a Miami y luego a Colombia, concretamente a tierras antioqueñas. El diccionario de la Real Academia Española de la Lengua define despampanante como: “Pasmoso, llamativo, que deja atónito por su buena presencia u otras cualidades”. Así es Daniela Tamayo, naturalmente despampanante.
 
Ama el mar, es su espacio favorito, la recarga, le cambia el día si no ha sido bueno o lo mejora si este va bien. De hecho, Daniela tiene una cita en Santa Marta cada año con su familia materna. 
 
Siempre, “pase lo que pase” despiden el año y reciben el nuevo en esa ciudad donde tiene un apartamento. Allá, junto a su madre y sus otras dos hermanas (ella es la del medio), caminan por las playas del departamento de Magdalena.
 
Estas fotos, tomadas en varias playas de Miami por el lente de Mateo Londoño, transmiten ese feeling (sensación) que le genera su comunión con el océano.
 
“Me encanta trabajar en la playa, si miras mis redes te darás cuenta que monto muchas fotos en ese espacio, me parece mágico, me desconecta, me parece que el mar limpia, tiene una energía muy especial. A la hora de trabajar genera en mí una motivación muy chévere”, expresa la rubia de acento paisa. Sobre lo que menciona de sus redes, hágale caso, mire su cuenta de Instagram (@danitamayo11) y se quedará sin aliento. Un consejo, si sufre del corazón mejor no lo haga, corre el riesgo de que se acelere sin control, entre otras cosas, por culpa de los semidesnudos y otras imágenes que ella monta.
 
Daniela tiene 10 años en el modelaje, ha protagonizado campañas publicitarias para decenas de marcas, entre las que hay vestidos de baño, lencería, ropa, zapatos y hasta pinturas. 
En este trayecto –resalta– estudió Negocios Internacionales en la Universidad Eafit de Medellín. Se graduó con un muy buen promedio y en este momento está “tirando número” para el emprendimiento comercial que quiere montar este año. Cabe aclarar que una vez Daniela se graduó en Negocios decidió mudarse a Miami por dos años, para aprovechar las oportunidades laborales que allá tenía. Concretamente como modelo.
 
“En el modelaje se ve todo esto del diseño, mercadeo, la comercialización, las ventas. Entender cómo se le llega al consumidor. Por esto creo que la carrera que tengo y el modelaje, que para mi ha sido un oficio muy enriquecedor, se complementan muy bien y me ha dado algo de experiencia. Es momento para mezclar esas dos cosas y montar mi propia empresa”.
 
Daniela se define como una “amante apasionada del presente”,  ella es su principal fan, la seguidora número uno de sus proyectos y sus sueños. Eso lo refleja su mirada, sus ojos verdes, su cuerpo de ensueño en el que ha trabajado con todo tipo de rutinas o ejercicios. De seguro, si usted camina por el Centro de Santa Marta en los últimos días de diciembre, la encontrará desprevenida con sus dos bellas hermanas tomando un café. También, quizás, la vea bronceándose en las playas del parque Tayrona o bañándose en su aguas. No será una sirena, será Daniela Tamayo.
 
Fotos: Mateo Londoño
Agradecimientos: LMC Models
 
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Anuncio