EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/145117
Bienestar 13 de Septiembre de 2017

Relaje a su pareja sin fracasar en el intento

El usuario es:

Foto: Shutterstock

Expertos en fisioterapia afirman que los masajes reducen tensiones y aumentan el rendimiento fisiológico.

Loraine Obregón Donado - Instagram:@lore013

Después de un día de trabajo es normal que el cuerpo nos pida descanso. Por lo tanto, un masaje nunca sobrará y menos si viene de la persona que quiere. Así que si usted desea consentir a su pareja, en esta edición le revelamos, según expertos en el tema, cuáles son los puntos claves para relajarlo y cómo hay que realizarlo. Lo que pueda suceder después  correrá por su cuenta.
 
La cosmiatra Diana Caballero manifiesta que los masajes le brindan grandes beneficios a nuestro organismo cuando hay mala circulación sanguínea, estrés o con regularidad manejamos una mala postura. 
 
Afirma que son excelentes para aliviar los dolores musculares, ya que estimulan el flujo de la sangre y oxigenan el cuerpo. Además, ayudan a eliminar toxinas, alivian la presión en la espalda, cuello y articulaciones.
 
“Sus efectos no son solo físicos, la mente también responde a este toque humano de una manera inmediata y positiva. Relajamos la mente, el cuerpo y nuestra energía aumenta (...) Las manos, que son la herramienta principal, deben estar limpias y con una temperatura adecuada antes de hacer contacto con la piel. Las uñas deben estar cortas”, manifiesta Caballero.
 
Menciona que no se deben realizar masajes bruscos y con mucha fuerza. Una contractura muscular requiere de tiempo para relajarse y una presión desmedida puede generar mayor dolor e inflamación. No vaya a ser que el remedio sea peor que la enfermedad.
 
La fisioterapeuta Martha Arizmendi explica que “cuando se efectúa un masaje estimulamos a los millones de órganos dispersos por toda la superficie de la piel que se encargan de recibir y transmitir al sistema 
nervioso, cualquier estímulo que viene del exterior”.
 
Recomendaciones. Las profesionales manifiestan que lo mejor es realizar los masajes en una habitación amplia, con ambiente climatizado y tranquilo. La música suave, luz tenue, y algún aroma en especial invitará a la relajación. Realice los masajes en una camilla con sábanas limpias.
 
Aplique calor previo para aumentar la circulación de la sangre en los músculos. Esto intensifica la función del masaje.
 
Los aceites de coco, avellana y aloe vera, son productos que no pueden faltar para relajar a su pareja.
 
Emplee aceites esenciales para conseguir la relajación. Estos tienen efectos terapéuticos, pues se obtienen mediante el proceso de destilación al vapor de plantas frescas. Caballero asegura que el más usado es el de lavanda, porque es un sedante efectivo que ayuda a balancear estados emocionales y ejerce un efecto calmante.
 
Zonas ideales. Caballero y Arizmendi dan a conocer que los puntos claves para obtener la relajación son el cuello, espalda y cintura.
 
Aseguran que el estrés y los nervios repercuten en el cuello y la espalda, por ende, es indispensable enfocarse en dichas áreas. Así que no olvide hacer puntos de presión a los lados del cuello. Tampoco descuide la espalda. Allí deberá masajear específicamente a los lados de la columna vertebral para obtener relajación. 
 
La cintura sufre afectaciones a causa de la mala postura, movimientos bruscos o carga de peso inadecuado, así que no dude en llegar a este punto. Por otra parte, también están la cabeza y los pies. En la cabeza consiste en presionar las sienes. Esta es la parte plana que queda al lado de los ojos. Ejerza presión directa hacia adentro al mismo tiempo.
 
Para los pies, el punto de presión debe realizarse debajo de la bola del pie. Luego, haga presión a lo largo del arco del pie. Con esto tenga la plena seguridad de que la tensión saldrá del cuerpo, y los pies se sentirán renovados.
 
Técnicas…
 Posición unidigital. La yema de varios dedos son las encargadas de realizar el masaje.
 Posición de puños cerrados. Esta favorece las maniobras de arrastre con presión.
 Posición palmar. Al masajear se mantiene la palma de la mano y los dedos en contacto con la zona a tratar.
 Posición nudillar. Se realiza con la superficie dorsal de los dedos mediales, con el movimiento del puño semicerrado.
 
Otros consejos
 
• La fisioterapeuta Martha Arizmendi recalca que los aceites esenciales deben aplicarse en las manos de la persona que realice el masaje y no sobre la piel de la persona que lo recibirá. Tenga en cuenta que el masaje largo tiende a cansar el músculo, pero uno corto no produce efecto. Así que lo ideal es que sea entre 40 y 60 minutos.
 
Frase...
“Los masajes relajantes alivian dolores, estimulan el flujo de la sangre y oxigenan el cuerpo”.

 

Etiquetas

Más de revistas