EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/144655
Bienestar 16 de Agosto de 2017

Recomendaciones para que las ‘arañitas’ y las várices no invadan sus piernas

El usuario es:

Foto: Shutterstock

Los expertos afirman que las ‘arañitas’ y várices son más comunes en las piernas.

Loraine Obregón Donado - Instagram:@lore013

¿Acomplejada por las venitas visibles en su piel? Pierda cuidado, en esta edición consultamos a dos expertos, quienes explican por qué aparecen y qué hacer para prevenirlas y tratarlas. Así que tome lápiz y papel.
 
Miguel Ramírez y Manuel Dangond, cirujanos vasculares, manifiestan que factores como el genético, hormonal y ocupacional producen las conocidas  ‘arañitas’ (venas pequeñas y enfermas, situadas sobre la piel) y várices (venas dilatadas profundas). 
 
“Si el padre o la madre tienen várices, lo más probable es que el hijo padezca esta enfermedad. Si lo ocupacional le exige permanecer mucho tiempo de pie o sentado, también se verá afectado. Por otra parte, esta enfermedad está relacionada con lo hormonal, de modo que aparece en mayor proporción en el sexo femenino”, anota Ramírez.
 
Agrega que en periodo de gestación, las mujeres somos propensas a desarrollarlas a causa del incremento de estrógenos y la presencia de la hipervolemia (aumento anormal del volumen de plasma en el organismo). Asegura que suelen aparecer entre los 40 y 60 años, y son comunes en el área de las piernas.
 
Por su parte, Dangond señala que las ‘arañitas’ vasculares también conocidas como telangiectasias, aparecen en el rostro, tórax, cuello y vientre, entre otras zonas del cuerpo; “todo dependerá de la vena que esté comprometida”.
 
Manifiesta que suceden cuando las tres capas de la vena: íntima, muscular y adventicia, se debilitan. 
 
Su característica principal es que son la primera manifestación de la enfermedad y al complicarse, aparecen las molestas várices. Las hay de color azul, púrpura y roja. Así que, para tratarlas, tenga en cuenta lo siguiente:
 
El calzado. Dígale ‘no’ a los zapatos altos. Ramírez explica que estos afectan la circulación en las piernas y producen con facilidad las ‘arañitas’. Lo ideal es usar un calzado con suela fina y suave.
 
 
Medias elásticas con ajuste de compresión. Dangond y Ramírez aconsejan usarlas cuando el  paciente tiende a pasar mucho tiempo de pie o sentado. Su función es aliviar la pesadez y mejorar el funcionamiento de las válvulas de las venas ubicadas en las piernas.
 
 
La obesidad. Los pacientes con sobrepeso, según Ramírez, tienen un tejido adiposo grande que llega a producir  una constricción en el paso de la sangre de las piernas hacia el corazón.
 
 
Deje a un lado el sedentarismo. Permanecer mucho tiempo sentado y hacer la misma actividad todos los días, sin ejercitarse, dificulta la circulación sanguínea. Así que adopte el ejercicio como un estilo de vida.
 
 
Alimentación balanceada. Ingerir abundante líquido, frutas, verduras, hortalizas, cereales, proteína y poca sal, beneficia el sistema circulatorio.
 
 
Evite el sauna, jacuzzi y baño turco. “Todo lo que sean duchas calientes provocan la vasodilatación y aumenta la probabilidad de que aparezcan las ‘arañitas’ y várices”, afirma Miguel Ramírez.
 
 
Las fajas. El galeno Ramírez advierte que es fundamental dejar de usar fajas, ya que producen un bloqueo en el paso de la sangre, desde las piernas hacia el corazón.
 
 
No Cargar mucho peso. “Hay personas que asisten al gimnasio y le ponen mucho peso al ejercicio, desconociendo  que esto aumenta la presión de las venas y produce várices. El ejercicio es bueno, pero lo recomendable es hacer varias repeticiones con poco peso”.
 
 
No ingiera Hormonas. Usar hormonas puede ser contraproducente. Ramírez señala que estas, sin importar de qué tipo sean, generan várices, así que tenga cuidado al momento de tomar anticonceptivos.
 
 
Elevar las piernas. Esta práctica es esencial para prevenir la enfermedad venosa. Ramírez reitera que beneficia en el drenaje de la sangre de las piernas al corazón y permite que descansen.
 
 
Según los expertos... 
Para realizar un diagnóstico en personas que presentan ‘arañitas’ y várices, lo aconsejable es practicar un ‘duplex scan’ color venoso, encargado de examinar el sistema venoso superficial y profundo. Manifiestan que por ser una enfermedad que genera insuficiencia en las venas del paciente, produce dolor, cansancio, calambres, pesadez y  hormigueos.
 
Método para tratarlas…
• Según los expertos en cirugía vascular, esta patología no tiene cura, pero puede ser tratada. El método ideal, según Miguel Ramírez, es la escleroterapia, en el que  “introducen un elemento químico para irritar la capa íntima del vaso y desaparecerla”.
• Recomienda asistir al cirujano vascular anualmente para llevar un control.

 

Etiquetas

Más de revistas