EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/145009
Bienestar 06 de Septiembre de 2017

¿Qué pasa cuando se extirpa un pulmón?

El usuario es:

Foto: Shutterstock y archivo particular

Es una cirugía conocida como neumonectomía en la que se corta una parte de un pulmón o un pulmón completo.

Daniela Fernández Comas @danielaferco

La votación del Cónclave en 2005 arrojó que Joseph Ratzinger sería el Papa electo, a quien conocimos como Benedicto XVI. Pocos saben que Jorge Mario Bergoglio, nombre del Papa actual, fue el segundo cardenal con más votos, razón por la que dos periodistas decidieron escribir un libro sobre él.
 
En 2010 este libro fue publicado bajo el nombre de 'El Jesuita', relatando anécdotas y datos curiosos del sumo Pontífice argentino escogido en 2013. Dentro de las numerosas curiosidades se encontró que a los 21 años al papa Francisco le practicaron una cirugía de pulmón, en la que "le extirparon tres quistes y parte del pulmón derecho a causa de una infección”, según se cita en el libro. Hoy, en su primera visita a Colombia aprovechamos para explicarles qué es y cómo se realiza este procedimiento, también llamado neumonectomía.
 
Se trata específicamente de “extirpar tejido pulmonar infectado”, explica la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos (U.S. National Library of Medicine). En ocasiones se realiza la eliminación de un pulmón completo, mientras que en otras se erradica la sección afectada por partes, pues “aparece contaminación en los órganos a través de quistes”. ¿Su causa? El médico Alberto Correa, cirujano de tórax, validado por la sociedad de Neumología y Cirugía de torax, dice que puede ser por "enfermedades infecciosas o bien, por cáncer de pulmón".
 
Esto también lo asegura el doctor Elmer Huerta en una investigación realizada para la organización sin ánimo de lucro AARP, que busca ayudar a las personas mayores de 50 años en su calidad de vida. Según Huerta “se llenan de pus y es muy fácil que se infecten con hongos, lo que frecuentemente afecta al pulmón”. 
 
Llevar a cabo el procedimiento tiene sus contraindicaciones. La librería americana de medicina menciona “la insuficiencia del pulmón para expandirse, necesidad de una sonda después de la cirugía, acumulación repetitiva de líquido en la cavidad torácica o alteraciones del ritmo cardíaco” como algunas de las posibles consecuencias.
 
Por eso, para hacer una neumonectomía es indispensable “un examen físico y completo, esto con el fin de tener claro que el afectado es capaz de tolerar la cirugía”. Por otro lado, hay que revisar atentamente “que no presente diabetes, presión arterial alta, problemas cardíacos o pulmonares”.
 
Huerta recomienda que días previos a entrar al quirófano debe “dejar de beber alcohol, fumar y consumir fármacos que alteren la coagulación de sangre”. Entretanto, el día del procedimiento recuerde no consumir alimentos después de la medianoche, y tomar poca agua. 
 
Un examen físico es necesario para identificar la condición del paciente  y de esta manera reconocer si es posible realizarle la cirugía.
 
Con respecto a la cirugía, el Departamento de Salud estadounidense explica que “se hace una incisión entre dos costillas para descubrir el pulmón, y luego una incisión al pulmón que lo desinflará, dándole visibilidad al cirujano de cuán afectada está la zona. Aquí quien opera definirá qué tanto se eliminará, finalizando con la aplicación de sondas pleurales (tubos que facilitarán la respiración del paciente por los siguientes cinco a siete días) y suturación de la herida. La operación puede tomar de 2 a 6 horas”.
 
Expertos dicen que el recién operado dura “de cinco a siete días más en el hospital para observación y evolución”. Claro está que su desenlace clínico va de acuerdo al problema inicial (infección o eliminación de tumor).  Pero "puede continuar con su vida normal", afirma el especialista Correa, respirando profundo, solo con un pulmón. A esto, el cirujano Huerta complementa en su investigación que “siempre hay que tener precaución de llevar una vida saludable y seguimiento de su salud año tras año, vacunándose contra el neumococo cada 5 años”.
 
De acuerdo con Alberto Correa, especializado en Brasil, "existen muchos cirujanos, pero solo un cirujano de tórax es quien puede practicar la intervención quirúrgica", y se puede hacer también a través de videoscopio. Así se tendría menos dolor y más rápida recuperación. 
 
Jorge Mario Bergoglio, conocido como Papa Francisco, llega hoy a Colombia.
 
Sobre la salud del Papa Francisco, Francesca Ambrogetti, la italiana que coescribió el libro, afirmó en una entrevista que en 1957, un año después de encontrar su vocación, “sí estuvo entre la vida y la muerte, pero nunca se le ve fatigado, resfriado o enfermo”.
 
Así, sin medio pulmón, el Papa ha llevado el mensaje de Dios por 60 años, el mismo que trae al país hoy, en su primera visita a Colombia.
 
El Papa de un solo pulmón
 
El Papa Francisco cuenta solo con un pulmón completo pues a sus 21 años se le tuvo que extirpar una parte del derecho a causa de una infección. Esta información fue constatada por Francesca Ambrogetti y Sergio Rubin, periodistas cercanos al sumo Pontífice, quienes escribieron el libro ‘El Jesuita’, publicado en 2010 cuando este era aún cardenal. Se lanzó un nuevo tiraje de la publicación en 2013 al ser nombrado Papa, con la revisión total de Jorge Mario Bergoglio, su nombre de pila.

 

Etiquetas

Más de revistas