EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/147176
Bienestar 10 de Enero de 2018

Melanoma, un enemigo para la piel, si no se cuida del sol

El usuario es:

Foto: Shutterstock

Visitar regularmente al dermatólogo es uno de los consejos de las especialistas.

Daniela Murillo Pinilla- @DanielaMurilloP

El principal pensamiento que viene a la mente de cualquier persona cuando llega el momento de salir a vacaciones es lograr un bronceado deseado”, explicó María Soledad Aluma, dermatóloga y directora de la fundación Cáncer de Piel de Colombia. 
 
De acuerdo con esta experta, esta afirmación es uno de los errores más comunes que suelen cometer las personas en estos días de descanso, pues “obedecen a un estereotipo de belleza que podría generar graves repercusiones en la salud”. 
 
Para la doctora Ximena Pinilla, dermatóloga de la Universidad Nacional de Colombia, la exposición al sol y, específicamente, la radiación ultravioleta tiene como principal beneficio al cuerpo humano “permitir la síntesis de vitamina D”. No obstante, la especialista señala que cuando hay una exposición prolongada y no hay la protección adecuada “es cuando empiezan a aparecer lesiones a corto, mediano y largo plazo”. 
 
La aparición de quemaduras solares, manchas, melasmas (también conocidos como paños) y la pigmentación de cicatrices son algunos de los efectos que puede provocar el sol, según la doctora Pinilla, además de “enfermedades que son derivadas de la exposición a rayos ultravioleta como la urticaria solar y la erupción polimorfa lumínica”. 
 
De acuerdo con cifras de la Fundación Cáncer de Piel de Colombia, el 90% de los tipos de cáncer más frecuentes se relacionan con la exposición inadecuada al sol. Con respecto a la cifra, la doctora Aluma agrega que es el melanoma “el protagonista, al que hay que prestarle más atención”. 
 
“Este es el tercer tipo de cáncer de piel más común. Pero lo más llamativo es que el melanoma produce hasta el 85% de muertes en pacientes diagnosticados con esta enfermedad, ya que es considerado como el más agresivo”, explicó Aluma. 
 
Atención a las señales. 
 
La doctora Ximena Pinilla estableció que el melanoma es un tipo de cáncer pigmentado, pues se manifiesta a través de manchas oscuras en la piel. 
 
“Aunque también existe una variante con el melanoma amelanótico, que carece de color o tienen tonos muy claros, la principal recomendación es que hay que estar atentos a la aparición de nuevas lesiones pigmentadas como manchas, lunares o pecas. También, es aconsejable hacerles un seguimiento a las señales que están en el cuerpo, pues estas no deben crecer, sangrar o cambiar de tonalidad”, manifestó Pinilla. 
 
Así también, la Dra. María Soledad añadió que hay que tener la claridad de que un lunar “debe medir menos de 6 milímetros y no debe aparecer luego de los 40 años. Luego de ver estas marcas en la piel la principal recomendación siempre será visitar al dermatólogo”. 
 
El tratamiento.
 
De acuerdo a lo explicado por las especialistas, el tratamiento de esta enfermedad debe depender del tipo de cáncer y de la profundidad y tamaño de la lesión. 
 
“En estos casos se realiza un examen para clasificar a los pacientes en lesiones de bajo, mediano o alto riesgo. Luego de este proceso, se aplican diferentes tipos de tratamientos dependiendo de la edad y las condiciones del paciente. El principal tratamiento curativo siempre será la cirugía, pero también hay otras alternativas como las radioterapias o medicamentos tópicos”, consideró Pinilla.
 
Métodos de prevención.
 
Evitar exponerse al sol después de 10 de la mañana y antes de 4 de la tarde, usar bloqueador solar de amplio espectro que tenga cobertura para radiación ultravioleta UVA y UVB, con un factor de protección solar que no sea menor de 30, y usar medidas de protección física son algunas de las recomendaciones para cuidar el cuerpo de una sobrexposición solar. 
 
Las expertas aconsejan aplicar bloqueador solar en niños después de los seis meses de edad. 
 
“El protector solar debe aplicarse con regularidad y quince minutos antes de la exposición al sol. Es fundamental usar sombreros de ala ancha, aproximadamente de 7,5 centímetros, pues la idea es que cubra la parte posterior del cuello y parte de los hombros. Por otro lado, las gafas de sol deben ser anti rayos ultravioleta”, contó la doctora Aluma. 
 
Así pues, las especialistas resaltan la importancia de generar una concientización en estas vacaciones sobre el cuidado de la piel. 
 
“Siempre hay que tener en cuenta que el daño que ocasiona el sol es crónico, acumulativo e irreversible y que la suma de las lesiones que genera se pueden convertir en un futuro en un cáncer”, señaló Aluma. 
 
Consejos a tener en cuenta
 
-Aplicar protector solar cada cuatro horas, después del baño o luego de sudoración excesiva. 
-Procure exponerse al sol antes de las 
10 a.m. y después de las 4 p.m. 
-Evitar las cámaras de bronceo. Estas aumentan el riesgo de contraer lesiones en la piel. 
-Usar medidas de protección física y que cuenten con filtros UV. 
-Mantenerse hidratado en los momentos en los que se encuentre expuesto a la radiación ultravioleta. 

 

Etiquetas

Más de revistas