EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/147286
Bienestar 17 de Enero de 2018

Cuide su piel y no permita que se ‘empañe’

El usuario es:

Foto: Shutterstock

Según especialistas de la piel, los paños en la cara suelen estar asociados con la ‘pitiriasis alba’.

Loraine Obregón Donado - Instagram:@lore013

Probablemente al encontrar manchas blanquecinas redondas u ovaladas sobre la piel usted las relacionará con lo que coloquialmente conocemos como paños.
 
Sin embargo, expertos de la piel advierten que las lesiones de este tipo tienen varias causas y, por ende, diferentes tratamientos.
 
Patricia Avendaño, especialista en Dermatología, manifiesta que los más comunes tienen dos etiologías.
 
La primera es provocada por la presencia del hongo malassezia furfur, y recibe el  nombre de pitiriasis versicolor. La segunda es la pitiriasis alba que, aunque en apariencia suele ser parecida a la anterior, se diferencian en que la alba está relacionada con pieles secas o que hacen parte de un cuadro llamado dermatitis atópica.
 
Da a conocer que los pacientes con pitiriasis versicolor reciben tratamientos sistémicos o tópicos. Elegir cualquiera de los dos dependerá de qué tan grandes sean los parches. En caso de no ser de mayor proporción, “lo ideal será elegir el tratamiento tópico acompañado de cremas antimicóticas de tipo imidazólicos. Si son de gran tamaño lo correcto es optar por tratamientos sistémicos, en los que generalmente se emplee el ketoconazol en tabletas”.
 
Por su parte, Ximena Pinilla, dermatóloga clínica, agrega que la versicolor es una patología infecciosa superficial de la piel causada por un hongo. Afirma que ocurre en áreas con mayor cantidad de glándulas sebáceas como el pecho, espalda, cara y, en algunos casos, la parte lateral de los brazos. 
 
La dermatóloga Ximena Pinilla recomienda el uso del bloqueador solar para mitigar la apariencia de los paños.
 
Asegura que para mejorar la enfermedad son esenciales los medicamentos antifúngicos tópicos, champús especiales para controlar la población del hongo o fármacos orales antifúngicos que erradicarán el hongo. También dice que tener cuidados como mantener secas las áreas afectadas, hidratar la piel, evitar las prendas húmedas y la exposición del sol no estarán de más. Aplicar bloqueador solar será vital.
 
Resalta que la pitiriasis alba es la más frecuente y se caracteriza por ser una enfermedad inflamatoria de la piel. Menciona que, para estos pacientes, cualquier agente del ambiente, el jabón, las fragancias y el mismo sudor pueden generar irritación en la piel y, a su vez, parches blancos descamativos. “Suele empeorar cuando están expuestos al sol. No obstante, tienden a mejorar su aspecto con el paso del tiempo”.
 
El tratamiento para este, que ayudará a emparejar el color de las lesiones con la tez natural, según Pinilla, está basado en recurrir a una buena humectación y protección de la piel. En el caso de que haya lesiones muy inflamadas, lo recomendable es el uso de antinflamatorios tópicos que, dependiendo la ubicación, serán de tipo inhibidores tópicos de calcineurina  o corticoides tópicos. Empero, estos medicamentos deben ser prescritos por un dermatólogo, ya que el uso inadecuado de ellos pueden ocasionar más daños que beneficios.
 
Avendaño dice que mientras la versicolor se hace visible en cualquier zona del cuerpo, la alba es propensa en áreas expuestas. Es decir, rostro y brazos. 
 
Las expertas coinciden en que para contrarrestarlas no existen tratamientos caseros. De modo que, en la primera señal, aconsejan que visiten al especialista. Así obtendrán un diagnóstico adecuado.
 
“Los paños tienen diferentes causas y, a su vez, distintos tratamientos”.
 
 

Etiquetas

Más de revistas