EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/132805
Actualidad 17 de Diciembre de 2014

Que la fiesta no se vuelva tragedia

El usuario es:

Foto: Shutterstock

No excederse en el consumo de licor es el llamado de las autoridades para evitar malos ratos.

Alejando Rosales

Durante las fiestas de Navidad y Fin de Año las autoridades entran en alerta máxima con el fin de prevenir el mayor número de riñas entre la ciudadanía. Paradójica y tristemente cuando más unión familiar y entre amigos debe haber, es cuando surgen conflictos que generan luto, resentimiento y por ende, más violencia.

Para poner solo un ejemplo, en Cartagena se presentaron en el pasado puente de Velitas 164 riñas que fueron atendidas por la Policía.

La cifra, publicada por esta casa editorial, registra siete asesinatos, nueve personas heridas con arma de fuego, 33 con arma blanca y 53 con objetos contundentes. Por muchos lectores también es recordado el trágico desenlace en el que dos personas de una misma familia resultaron muertas tras una presunta disputa con unos vecinos.   Este caso ocurrió en el norte de Barranquilla este 8 de diciembre y se encuentra en etapa de investigación por parte de las autoridades judiciales.

Frente a esta problemática en la que del festejo se pasa en un segundo a la tragedia, el psicólogo barranquillero con magister en psicología Jorge Iván Galindo Madero, sostiene que es propio de esta época del año que se generen diferentes “movilizaciones emocionales en las personas” que están entre la nostalgia, la tristeza y la alegría.

“Algunas de esas personas que de por sí ya vienen movidas emocionalmente, consumen para estas fechas bebidas alcohólicas que en algunos casos son depresores del estado de ánimo, es decir que lo disminuyen y en otros generan estados eufóricos, lo que propicia el descontrol de los impulsos, la agresividad y la violencia”, afirma el especialista.

OJO CON LOS LADRONES


Reforzar puertas, ventanas y recomendar  con personas de confianza la seguridad de la vivienda son algunas de las recomendaciones que da la Policía Metropolitana de Barranquilla para los que planean irse de viaje por estos días. ‘No dar papaya’ es la consigna.

RECOMENDACIONES Y ADVERTENCIAS

Comenta el psicólogo barranquillero que lo más importante es que las personas sean consientes y se “ubiquen” en el momento del año que se está viviendo y que históricamente está ligado al festejo.

Hay un primer tema importante —explica Galindo—, “los conflictos hacen parte de la vida y estos, de alguna manera, nos ayudan a crecer y a madurar. En todas las familias hay conflictos, disgustos y desencuentros, eso está en todas las clases sociales, eso hace parte de lo social”.

Agrega que desafortunadamente cuando nos encontramos en este tipo de celebraciones esos conflictos que están guardados, fácilmente pueden salir durante una fiesta o un encuentro.

“Hay que mantener el espíritu de la Navidad y si vamos a encontrarnos con personas con las que tuvimos conflictos debemos mostrar nuestra cara más madura, la actitud más adulta. Además tengamos en cuenta que en estos festejos hay niños y del ejemplo que les demos se derivarán sus conductas en el futuro”, concluye.

Etiquetas

Más de revistas