EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/132161
Actualidad 01 de Octubre de 2014

Precauciones para que los rayos no lo ‘atormenten’

El usuario es:

Foto:

Una recomendación práctica es bajar las cortinas o persianas de las ventanas, para minimizar el efecto de la luz en los hogares.

Ana Milena Pugliese Araújo / @AnaMilenaPug

En esta segunda mitad del año el invierno llegó en todo su apogeo y con él, las tormentas eléctricas que se encargan de vestir de destellos el cielo nublado antes, durante e instantes después de los aguaceros.

Dichos truenos suelen agobiar a muchas personas, no solo por su estruendoso sonido –que en caso de ser muy fuerte, puede ser similar al de una explosión-, sino por la luz que se ve antes de escuchar el impacto – esto debido a que la luz viaja mucho más rápido que el sonido-.

La página Fobias.net describe el temor a los rayos como astrapofobia, pero también es conocido con otros términos como astrafobia, brontofobia, ceraunofobia o tonitrofobia. ¿Realmente debe asustarse una persona por las tormentas eléctricas, estando resguardada dentro de una edificación?,  ¿puede impactar el rayo dentro de la casa?

Ante la temática, Revista M¡ércoles consultó a Johny Montaña, ingeniero electricista con una maestría y un doctorado en ingeniería eléctrica de la Universidad Nacional de Colombia, quien pertenece al grupo de investigación PAAS de la Universidad Nacional de Bogotá, y actualmente es profesor del Departamento de ingeniería eléctrica de la Universidad Federico Santamaría en Valparaíso, Chile.

“Al hablar de descargas atmosféricas, hay una serie de mitos que la misma gente ha inventado, como el no asomarse a las ventanas cuando llueve, entre otros. Pero el tema, visto desde la parte técnica, tiene como primera recomendación resguardarse en una zona segura, sea en una casa o un edificio de apartamentos, ya que estos lugares, construidos con concreto –con sus vigas y cimientos-, se comportan como un dispositivo de protección llamado la jaula de Faraday, cosa que lamentablemente no pasa en las viviendas de las personas de bajos recursos que viven en lugares con tejas de zinc, o con techos de cartones o paja”, explica Montaña, agregando que el efecto de protección jaula de Faraday se da cuando una carga eléctrica, que está fluyendo entre las nubes y la tierra, impacta la casa o el edificio y la electricidad va a encaminarse es a las vigas o columnas –que normalmente son de concreto reforzado con acero, y constituyen el ‘esqueleto’ de la casa-, y dichas vigas guiarán la electricidad hacia la tierra.

“Entonces, sin ser despectivo, las viviendas que no tienen esas vigas de concreto, y son, por decirlo, artesanales, no ofrecen un camino muy adecuado para que la corriente continúe su recorrido hacia la tierra, y esta puede irse a cualquier parte de la casa”.

Otra de las condiciones que menciona el ingeniero es que a las viviendas llegan muchas acometidas como las del agua, la de gas, y la de electricidad, y en el caso tal un rayo caiga cerca de un lugar de vivienda, este puede ingresar por algunas de esas acometidas. “En el caso de la de la electricidad, si el rayo impacta directamente la línea de redes eléctricas, ese rayo se va a conducir por todas las redes y llega a mi hogar por la que alimente a mi casa. Ahí puede darse la quema del computador, del televisor, o del equipo de sonido”.

¿Y el polo a tierra?. Montaña aclara que las puestas a tierra están definidas en cada hogar para la protección de las personas, pero que eso no implica que no hayan daños en los electrodomésticos. “Un rayo lo que hace es elevar bruscamente el nivel de tensión del dispositivo que esté conectado a la red. En Colombia, normalmente los dispositivos funcionan a 120 voltios, entonces cuando cae un rayo eso se puede multiplicar por una tensión mucho más grande, y los dispositivos no soportan dicho nivel, porque aguantarían máximo 240, y no 3000 o 5000 voltios. Ahí es donde se queman. Lo que hace la puesta o polo a tierra cuando se presentan esta sobretensión es desviar la corriente y evitar que la persona sufra un shock eléctrico”.

A ello agrega que los dispositivos que evitan que los electrodomésticos se quemen, en un caso extremo, son los descargadores de sobretensión, unas barreras que se ponen a la entrada de la instalación eléctrica. “Puede haber un dispositivo en cada enchufe, lo único es que no son muy económicos. Antes los llamaban supresores de picos, y su función es limitar la tensión en caso tal esta suba bruscamente”.

¿Hay peligro si uno toma una ducha?. Sobre ducharse mientras llueve, el experto aseguró que ahora, con tuberías de PVC, no hay probabilidades que el rayo viaje por ese conducto, como si lo había antes cuando las tuberías de agua eran metálicas.

“En ese entonces, si caía un rayo cerca y viajaba en un caso extremo por la tubería de agua metálica, un punto en el que podía llegar a presentarse esa corriente es en la ducha porque es un tubo saliente que está a 30 o 50 centímetros de mi cabeza y además está cayendo agua sobre mí. Entonces podía cerrarse un circuito eléctrico. Por eso la recomendación antes era no bañarse mientras llovía, pero ahora con tuberías de PVC no hay problema”.

Las llamadas telefónicas. El ingeniero aclaró que si el teléfono es inalámbrico no hay ningún problema en que la persona hable por él. “El cuento es si el teléfono es alámbrico, y es de los más viejos donde la red llega hasta la casa. Entonces, si el rayo cae cerca, se puede meter por esa línea o por los cables que traen la señal del teléfono. Llega al aparato, y llega a la persona, y continúa hacia tierra. Ahí puede darse un shock eléctrico. Pero ahora con cambios en la telefonía, por ser banda ancha en la mayoría de los casos, se da una comunicación satelital, y no hay inconveniente a no ser que el rayo le cayera a esa antena que se ubica en el techo de la casa. Ahí sí podría haber algún tipo de corriente entrando por la antena, llegando hasta el aparato y causando alguna herida a la persona”.

¿Un kiosco es seguro durante una tormenta eléctrica?. El experto menciona que quedarse en un kiosco de paja, durante una tormenta eléctrica sería seguro si tiene un sistema de protección, “el cual consiste en poner en la parte más alta del lugar una varilla metálica de cobre o aluminio –u otros metales avalados por la norma colombiana-, y ese material conductor vaya unido por medio de un conductor y una puesta a tierra, ya que si el rayo impacta ahí, lo hará sobre la varilla y conducirá la energía hacia la tierra, sin generar ningún problema a la choza donde esté la gente protegiéndose”.

Más del tema

El ingeniero electricista Johny Montaña asegura que en el caso del celular, el ingeniero asegura que no está comprobado que el estar hablando por celular sea un punto atractivo para las descargas, y que además ahora la mayoría de estos equipos los construyen con pasta u otro material aislante. Sin embargo, mejor es prevenir que lamentar. 

Etiquetas

Más de revistas