EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/145351
Actualidad 27 de Septiembre de 2017

Millennials, mucho más que la generación del clic

El usuario es:

Foto: Shutterstock

Lina Orozco y revistas

Nunca una generación había causado tanto revuelo como esta. O tal vez sí, pero no había mucho Internet para desahogarse frente a ello. Al escribir “millennials” en el buscador de Google, aparecen más de 51 millones de resultados en segundos. Parece que hay bastante por decir frente a este grupo de personas nacidas entre 1981 y 1995 (aproximadamente, pues el rango varía entre una fuente y otra). Tanto así, que quizá ya estamos aburridos de hablar sobre nosotros, de que hablen de nosotros y de los cientos de estudios acerca de los también conocidos como Generación Y o Peter Pan, esto último de forma despectiva. 
 
Lo cierto es que somos más que unos jóvenes a los que nos atrae la tecnología porque nacimos con ella y porque dedicamos alrededor de 25 horas semanales a estar conectados (según una investigación de la consultora estadounidense Forrester). Somos más que la tropa generacional que le da clic a todo el contenido disponible en la red. 
 
Diversos estudios han coincidido en que dentro de las prioridades de este grupo poblacional –el cual, de acuerdo con la firma Deloitte, representará el 75% de la fuerza laboral en el mundo en 2025– se encuentran el crecimiento académico y laboral. Por ello, cada vez hay más contemporáneos interesados en no solo quedarse con un pregrado, sino en acceder a mayores niveles de formación superior y mejor si se puede hacer en el exterior. Esto rompe el estereotipo de que somos perezosos y que no nos gusta hacer nada por nuestras vidas (aunque los denominados “ninis”, porque ni estudian ni trabajan, nos dañen el gremio).
 
Solo por citar un par de casos, Alberto Montoya es un joven barranquillero que desde que comenzó a cursar su pregrado en administración de empresas en la Universidad del Norte tuvo claro que quería aprovechar al máximo todas las oportunidades que tuviese para fortalecer sus competencias. Por ello, decidió acceder a programas de intercambio y pasantías internacionales durante el transcurso de la carrera. Inicialmente estuvo dos meses en Brasil, donde trabajó en una organización no gubernamental (ONG). 
 
Luego, tuvo la oportunidad de trabajar en uno de los parques temáticos de Disney World en Estados Unidos por intermedio de la universidad y, finalmente, estudió su último año académico en Francia para acceder a doble titulación, por lo cual se graduó no solo como administrador, sino como profesional en negocios internacionales. 
 
“Todas fueron experiencias muy enriquecedoras a nivel cultural, profesional y personal”, destaca.
Alberto labora desde hace más de dos años en el área comercial del Grupo Aeroportuario del Caribe, la concesión que opera el Aeropuerto Ernesto Cortissoz, y viajará a finales de este mes a Inglaterra para iniciar sus estudios de maestría.
Dayana Hernández, por su parte, consiguió este año una beca para hacer un curso de invierno en Alemania con el fin de profundizar el idioma (alemán). La joven se desplazará nuevamente al país europeo para comenzar sus prácticas profesionales en la multinacional DHL. Para ella, tener este tipo de experiencias contribuyen a ser más independientes y estar mejor preparados para enfrentarse al mundo.
 
Precisamente el emprendimiento y la autonomía son otras de las características de los nacidos aproximadamente en las dos últimas décadas del siglo XX y los primeros años del siglo XXI. No estamos estudiando solo para ser empleados y jubilarnos en un puesto de trabajo, sino que buscamos la forma de crear empresa. Ahora, si decidimos permanecer un tiempo en una organización, la retamos frente a diversos aspectos, por ejemplo, que desde ella se generen acciones que inspiren progreso y crecimiento del entorno, que no solamente la retribución se dé a través de un salario, sino del desarrollo del profesional y de lo que se puede aportar para transformar la sociedad.
 
Seremos la mayor parte de la fuerza de trabajo en el futuro cercano y nos estamos preparando para ello, así prefiramos teletrabajar que cumplir ocho horas en una oficina. Mientras tanto, no necesitamos que nos estigmaticen creyendo que de lo único que somos capaces es de dar likes y compartir contenido en redes sociales.
 
‘Más características’. Una publicación de la revista Forbes México dice que inevitablemente los millennials son “la futura generación de consumidores y usuarios en un mercado sustancial con nuevas características, necesidades y  demandas que conviene conocer por las repercusiones y transformaciones que exigirá a las empresas”.
 
Por tanto, según ese medio, hay algunas características principales de este grupo generacional: Son nativos digitales;  es decir, se caracterizan por dominar la tecnología como una prolongación de su propio cuerpo. Casi todas sus relaciones básicas cotidianas están intermediadas por una pantalla. 
 
También son multipantalla y multidispositivo. En resumidas usan múltiples canales y dispositivos digitales para sus actividades. Esto es así especialmente en Latinoamérica donde los consumidores  son mucho más multipantalla, que en otras regiones. 
 
El informe agrega que son “nomófobos y appdictos”. Su vida es móvil y su pantalla principal de entrada a la Red es ya una pantalla móvil. Un 78 % de los millennials en Latinoamérica posee un móvil (un 10 % más que el año anterior). Añade que esta generación, contra lo que piensan otros, son extremadamente sociales. Un 88 % de los millennials latinoamericanos tiene perfiles en redes sociales. 
 
No son sólo un medio de comunicación para ellos sino una parte íntegra de su vida social. Consultar, compartir y comentar en ellas es la principal actividad que realizan a través de sus teléfonos inteligentes. Estos nuevos consumidores son activos y antes de comprar buscan y escuchan opiniones.
 

Etiquetas

Más de revistas

LO ÚLTIMO DE REVISTAS