EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/148796


Actualidad
16 de Mayo de 2018

Las líneas que delinearon la Met Gala 2018

La versatilidad del brillo.
Si hay algo en lo que coincidieron los diseños románticos de Versace de Blake Lively, y Gigi Hadid, la sensualidad de la propuesta de Balmain para Jennifer López y el vestido inspirado en la indumentaria del papa de Maison Margiela para Rihanna fue en la prominencia del brillo. Los toques metalizados, los cristales multicolores y la variedad de perlas fueron algunos de los elementos optados por los invitados a la exposición.
La versatilidad del brillo.
La versatilidad del brillo.
Si hay algo en lo que coincidieron los diseños románticos de Versace de Blake Lively, y Gigi Hadid, la sensualidad de la propuesta de Balmain para Jennifer López y el vestido inspirado en la indumentaria del papa de Maison Margiela para Rihanna fue en la prominencia del brillo. Los toques metalizados, los cristales multicolores y la variedad de perlas fueron algunos de los elementos optados por los invitados a la exposición.
La versatilidad del brillo.
La versatilidad del brillo.
Si hay algo en lo que coincidieron los diseños románticos de Versace de Blake Lively, y Gigi Hadid, la sensualidad de la propuesta de Balmain para Jennifer López y el vestido inspirado en la indumentaria del papa de Maison Margiela para Rihanna fue en la prominencia del brillo. Los toques metalizados, los cristales multicolores y la variedad de perlas fueron algunos de los elementos optados por los invitados a la exposición.
La versatilidad del brillo.
La versatilidad del brillo.
Si hay algo en lo que coincidieron los diseños románticos de Versace de Blake Lively, y Gigi Hadid, la sensualidad de la propuesta de Balmain para Jennifer López y el vestido inspirado en la indumentaria del papa de Maison Margiela para Rihanna fue en la prominencia del brillo. Los toques metalizados, los cristales multicolores y la variedad de perlas fueron algunos de los elementos optados por los invitados a la exposición.
La versatilidad del brillo.
El protagonismo de los accesorios.
Desde un tocado que representa el nacimiento de Jesús de Sarah Jessica Parker hasta las coronas de espinas de Jared Leto y la aureola de ángel de Lana Del Rey, los accesorios con inspiración católica fueron la tendencia más fuerte de la velada.
El protagonismo de los accesorios.
El protagonismo de los accesorios.
Desde un tocado que representa el nacimiento de Jesús de Sarah Jessica Parker hasta las coronas de espinas de Jared Leto y la aureola de ángel de Lana Del Rey, los accesorios con inspiración católica fueron la tendencia más fuerte de la velada.
El protagonismo de los accesorios.
El protagonismo de los accesorios.
Desde un tocado que representa el nacimiento de Jesús de Sarah Jessica Parker hasta las coronas de espinas de Jared Leto y la aureola de ángel de Lana Del Rey, los accesorios con inspiración católica fueron la tendencia más fuerte de la velada.
El protagonismo de los accesorios.
El negro como elemento infaltable.
Además de las propuestas angelicales, también hubo cabida para propuestas con tintes más góticos como las de Madonna y Bella Hadid. Junto a este concepto monocromático, también sobresalieron los guantes, el látex, las grandes capas y la presencia de transparencias en vestidos largos.
El negro como elemento infaltable.
El negro como elemento infaltable.
Además de las propuestas angelicales, también hubo cabida para propuestas con tintes más góticos como las de Madonna y Bella Hadid. Junto a este concepto monocromático, también sobresalieron los guantes, el látex, las grandes capas y la presencia de transparencias en vestidos largos.
El negro como elemento infaltable.
El toque dorado que nunca falla.
Ya sea en el vestido ajustado de Versace que lució Kim Kardashian o en detalles como en los apliques, bordados y zapatos de Chadwick Boseman, el dorado se consolida como uno de los colores predilectos para las ocasiones con etiqueta de gala.
El toque dorado que nunca falla.
El toque dorado que nunca falla.
Ya sea en el vestido ajustado de Versace que lució Kim Kardashian o en detalles como en los apliques, bordados y zapatos de Chadwick Boseman, el dorado se consolida como uno de los colores predilectos para las ocasiones con etiqueta de gala.
El toque dorado que nunca falla.
La versatilidad del brillo.
La versatilidad del brillo.
La versatilidad del brillo.
La versatilidad del brillo.
El protagonismo de los accesorios.
El protagonismo de los accesorios.
El protagonismo de los accesorios.
El negro como elemento infaltable.
El negro como elemento infaltable.
El toque dorado que nunca falla.
El toque dorado que nunca falla.
Daniela Murillo Pinilla- @DanielaMurilloP
inalmente Anna Wintour lo volvió a hacer. La directora en jefe de la versión estadounidense de la revista Vogue reunió —como es su tradición desde 1995— cada primer lunes de mayo a cerca de 600 personalidades del cine, la televisión, el modelaje, la política y la industria musical en la Met Gala, el evento más codiciado del mundo de la moda. 
 
En el encuentro, que se realiza anualmente con el fin de recaudar fondos para el mantenimiento del Instituto del Vestuario del Museo Metropolitano de Arte de Nueva York, fue presentada la exposición Cuerpos celestiales: moda e imaginación católica, que incluyó 42 piezas traídas directamente del Vaticano, como túnicas y solideos (sombreros) de distintos papas de la historia. 
 
Por supuesto, la conjugación entre moda y religión no faltó entre los invitados. Tiaras, coronas, textiles estampados con figuras católicas, crucifijos, rosarios, ángeles y vírgenes fueron algunos de los elementos que predominaron en la alfombra roja demostrando que el arte del buen vestir puede ir de la mano (y sin problemas) con la estética eclesiástica. 
 
Es por ello que, a continuación, les presentamos las cuatro tendencias que dominaron la gala de este año y que, sin duda, podrán ser adaptadas en el día a día y en distintos compromisos y ocasiones.
 
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Anuncio