EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/132571
Actualidad 19 de Noviembre de 2014

El debate sin trabas de la marihuana medicinal

El usuario es:

Foto: Shutterstock

Los cannabinoides son productos derivados de la planta. En 23 de los 50 estados de EU su uso es legal.

Alejando Rosales

La discusión sobre el Proyecto de Ley 080 de 2014, que busca aprobar el uso de la marihuana con fines terapéuticos, medicinales y científicos va más allá del ‘humo’ que ha levantado en la sociedad colombiana.
Ministros como el del Interior, Juan Fernando Cristo, y el de Salud, Alejandro Gaviria, (quien aseguró que en su juventud la fumó) lo respaldan en nombre del Gobierno del presidente Santos. 
 
Senadores como el liberal Juan Manuel Galán, autor de la iniciativa, se presentan en medios de comunicación y foros promoviendo sus beneficios. 
Otros congresistas, entre ellos Paloma Valencia y José Obdulio Gaviria, del Centro Democrático, por ahora se oponen. Hay que recordar que el pasado martes la Comisión Primera del Senado le dio luz verde al proyecto aprobándolo en el primero de cuatro debates.
 
Según el texto original de la iniciativa, en su artículo 2, se autoriza al Gobierno Nacional al cultivo y uso del cannabis, con fines de investigación científica o para la elaboración de productos terapéuticos o medicinales.
 
Otros apartes del proyecto mencionan varios estudios como el realizado por   investigadores de la Universidad de Tel Aviv en Israel,  en los que se muestra que el consumo de cannabis es altamente eficaz en pacientes con cáncer avanzado. La iniciativa también menciona referencias históricas del uso medicinal de la marihuana en culturas como la china desde hace más de 2000 años, antes de Cristo.
 
Marihuana y cannabinoides. Jairo Moyano, especialista en Medicina del Dolor, jefe de esa unidad en la Fundación Santa Fe, en Bogotá, y docente de esa especialización en la Universidad del Bosque, afirma que hay que diferenciar entre la planta de la marihuana como tal y los medicamentos cannabinoides. 
 
Explica que los cannabinoides son los productos extraídos de la planta y sintetizados por los laboratorios. Ayudan en tratamientos para la epilepsia, sobre todo en los niños, la pérdida de peso en los pacientes con Sida, dolores neuropáticos  como los que dan por el herpes, y para eliminar las nauseas producidas por la quimioterapia.
 
El especialista hace énfasis en que el ser humano tiene en su cerebro y en el sistema nervioso, receptores o moléculas especializadas para recibir esos cannabinoides, “es decir, tienen un uso biológico importante, pero hay una diferencia muy grande entre la marihuana fumada que produce lesión en los pulmones por la inhalación del humo y trastornos en la esfera cognitiva (aprendizaje y memoria reciente). Distintos son los cannabinoides que los médicos vemos con buenos ojos”.
 
Desde la psiquiatría. La psiquiatra Yahira Guzmán Sabogal, jefe del Área de Salud Mental de la clínica de la Universidad de la Sabana, señala que la evidencia científica ha mostrado que la cannabis causa compromiso cognitivo en la memoria, atención y organización de ideas. En pacientes susceptibles  —agrega— puede causar cuadros afectivos e incluso trastornos psicóticos inducidos por el consumo.
 
“A largo plazo se ha descrito que el consumo crónico puede causar un síndrome amotivacional, que le impide a la persona susceptible desarrollar sus actividades cotidianas, como trabajo y estudio, en forma adecuada”.
 
Sostiene la doctora Guzmán que no se debe desconocer el beneficio de medicamentos cannabinoides para las enfermedades ya mencionadas, pero desde el punto de vista de la salud mental, hay que estudiar mucho más el tema “y tener presente que seguir legalizando sustancias psicoactivas a la ligera es seguir facilitando su disponibilidad y estas, en las que entra la marihuana, son dañinas para la población en general”.
 
ENCUENTAS Y EJEMPLOS
 
Diferencia entre uno y otro 
 
Según una encuesta realizada en marzo de este año por el diario Wall Street Journal y NBC News los estadounidenses piensan que la cannabis o marihuana es menos nociva que el alcohol, el tabaco y el azúcar. En ese orden el tabaco ganó con un 49%, seguido por el alcohol (24%), el azúcar (15%) y por último la marihuana (8%). Hay que recordar que en varios países como Portugal es legal el consumo de esta planta. En Holanda también es permitido su consumo de forma recreacional. De hecho los coffee shops de Amsterdan atraen miles de turistas al año. En Suramérica, Uruguay es la primera nación en dar el paso a la legalización de la cannabis. Según su presidente, José Mujica, el principal objetivo de la medida es derrotar las mafias que se lucran con el negocio.
 
TRATAMIENTOS
De aprobarse el proyecto de ley presentado en el Congreso por el senador Juan Manuel Galán, su aplicación de permitiría el libre acceso a la marihuana fumada y sus derivados a pacientes con VIH que sufran de anorexia, emesis (vomito) asociada con quimioterapia, esclerosis múltiple, parkinson y alteraciones del movimiento, dolor crónico, síndrome de Tourette, glaucoma antineoplásico y tumores cerebrales del tipo glioblastoma multiforme.
 
ACCESO A OPIOIDES
Por: Jairo Moyano  
Especialista en Medicina del Dolor
 
En el país hace muchos años hay un déficit periódico de opioides. Hay pacientes que tienen estos tratamientos y de un momento a otro les informan que se acabó la hidromorfona (derivado de la morfina), por ejemplo. De esa forma no se favorece un adecuado tratamiento contra el dolor. Nos gustaría a los médicos que esto mejorara y que hubieran más profesionales especializados en el tema. Secundariamente, no como el gran reto de aprobar o no el uso de la marihuana, nos gustaría que se optimizara el acceso a medicamentos esenciales para el dolor, que siempre estén disponibles.

 

Etiquetas

Más de revistas