EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/143003
Latitud 14 de Mayo de 2017

Flores, arroz y arte emergente

El usuario es:

Foto:

La antigua fábrica de Coltabaco, el lugar escogido para la realización de la Feria del Millón Caribe.

Estefanía Mejía

La Feria del Millón Caribe, momento para las artes plásticas en la región.

 Se atribuye a Confucio la idea de que la necesidad de comprar flores junto con el arroz es esencial para el bienestar: el arroz para vivir y las flores para tener una razón por la que vivir. De la misma manera, la apreciación del arte es necesaria para satisfacer nuestras emociones a partir de experiencias estéticas. El arte nos recuerda que estamos vivos y somos testigos de la vida misma, un ejercicio de empatía que llenamos con nuestras expresiones sensibles y las de otra persona, el artista.
 
La realización de las sucesivas versiones de la Feria del Millón, actividad que tuvo sus inicios en Bogotá hace 5 años bajo la consigna de convertirse en una feria para vender obras de arte con un valor cercano al millón de pesos, y que la próxima semana se realizará en Barranquilla, supone una oportunidad, para muchos amigos de las artes plásticas, de adquirir su primera pieza de arte. Posiblemente comprar arte sea uno de esos placeres que –dependiendo de los fluctuantes movimientos de caja personales– quedan sepultados bajo los pesados bloques de la pirámide de necesidades básicas. Un lujo, dirían algunos, no obstante, comprar arte en nuestro ecosistema capitalista es un fenómeno totalmente imbricado a la práctica artística.
 
La Feria del Millón Caribe, que en esta ocasión ha escogido a Barranquilla como sede, despierta más de un interrogante. ¿Está preparado el público de la ciudad para este tipo de eventos? ¿Están preparados los artistas con sus obras? Para Antonio Celia Maestre, director de esta feria de arte emergente en el Caribe, «No sabemos cuál sea la recepción entre la oferta artística y los eventuales compradores, lo cual no deja de parecernos un ejercicio interesante. Lo sabremos hasta que se abran al público las puertas de la antigua fábrica de Coltabaco, que hará las veces, por un fin de semana, de la galería de arte más grande de la Región”.
 
Y aunque no es la primera vez que espacios nómadas de arte han abierto sus puertas en Barranquilla –eventos como La Usurpadora, La Tropicalia, o las exposiciones de La Casa Verde, entre otras, han ido sensibilizando al público costeño con la adquisición de piezas artísticas–, la oferta que trae la Feria del Millón Caribe trasciende las piezas mercantiles y busca construir una propuesta de arte regional, como lo expresa Rafael Barón, artista plástico y expositor en esta primera edición, para quien eventos como este «van más allá de activar un mercado y buscan visibilizar el trabajo calificado e intencionado de un grupo de artistas que, con un lenguaje local le apuestan a lo universal desde esta esquina del Caribe».
 
Para esta edición de la Feria del Millón Caribe, la primera que se realiza de manera regional, participarán 35 artistas, 21 del Caribe colombiano y un representante de Costa Rica, al igual que artistas plásticos y fotógrafos nacionales e internacionales en un espacio de intercambio artístico que, como afirma Celia, «es una apuesta cultural que no tiene más pretensiones que la de llevar, desde los creadores, más arte a las manos de los compradores de la Costa».  
 
La Feria del Millón Caribe tiene lugar en Barranquilla los días 20 y 21 de mayo en  la antigua fábrica de Coltabaco, Clle 40 con Cra 50 esquina.

Etiquetas

Más de revistas