EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/142961
Latitud 23 de Abril de 2017

El universo de Roger Mello

El usuario es:

Foto:

Estefanía Mejía

Perfil creativo del escritor e ilustrador brasileño que estará en Barranquilla como invitado especial al festival literario ‘Épico’.

Roger Mello fue el primer latinoamericano en ganar el premio Hans Christian Andersen de literatura infantil y juvenil antes de cumplir 50 años, el mayor honor que puede recibir un ilustrador de este género. Pero en su visita a Barranquilla en 2016 pasó desapercibido ante el público general, porque solo algunos entendidos –docentes de primaria y una selecta clase de papás hipsters– sabían quién era este escritor e ilustrador brasileño. Vino por una invitación a atravesar el mundo. Una invitación tan literal como literaria. Mello dictó la conferencia ‘El libro como mapa’, dirigida a profesores de primaria de instituciones distritales de Barranquilla, como cierre del año del proyecto de lectura y escritura creativa ‘Atravesar el mundo’, desarrollado por la Fundación Círculo Abierto y la Secretaría Distrital de Educación de Barranquilla.

Estuve allí, en esa conferencia, junto a 500 personas más, y fui testigo de la conversación más encantadora que se puede tener con otro ser humano. Por Mello supe ese día que la primera narración estructurada la hizo una mujer, y que no existe tal diferencia entre dibujar y escribir cuando de contar historias se trata. Le escuché, también, describirse a sí mismo como un nómada, pero no tuvo tanto sentido entonces como cuando traté, recientemente de contactarle. Quise entrevistarlo, por cualquier medio, no importaba la hora. Asumí hasta entonces que Roger Mello estaría en Brasil, pero supe que su horario y ubicación son en gran parte desconocidos.

Aun así, probé mi suerte digital agregándole a Facebook y texteándole vía WhatsApp.

Nada pasó, ni siquiera flechas azules. En un tiempo en que todos tenemos un teléfono a la mano acepté que su pista es, verdaderamente, difícil de seguir. Supe luego que el lugar de contacto estaba en Portugal, seis horas en el futuro, y que difícilmente encontraría una hora conveniente para hablarme.

Afortunadamente sus obras dibujan mapas, y sus obras hablan por él. Tiene libros publicados en idiomas tan distantes del portugués como el coreano. La calidad de su obra invita a reconocernos en sus personajes y paisajes: sus trazos coloridos –Jardins (Jardines)– y a veces no tanto –Contradança (Contradanza)–, crean ilustraciones de universos tan íntimos como fantásticos. Y muchas veces incendiarios, como Carvoeirinhos (Los niños que queman carbón) cuya temática gira alrededor del cruel monstruo del trabajo infantil.

Mello nació y creció en Brasilia –la entonces reluciente y nueva capital del Brasil– en 1964, justo un año antes de que la dictadura militar tomara el poder durante los siguientes 21 años de su existencia. Lo que significa que quien hoy habla en sus obras de fronteras imaginarias, de aves que no necesitan visados para volar y de que la única función del arte es la no-función, pasó su entera infancia y adolescencia en tiempos de opresión política, libros prohibidos y libertades a medias. Afortunadamente para los niños de las generaciones siguientes, Roger Mello encontró su camino hacia la libertad a través de la ilustración. Paisajes abstractos, mares coloridos, fauna del Amazonas, psicodelia, objetos animados, niños, cubismo, y expresionismo abstracto, salen de su trazo para construir las historias más bellas y cautivantes que la literatura infantil jamás haya visto.

La historia de Roger Mello con Barranquilla y el Caribe tendrá una segunda parte en junio de este año. Invitado por ‘Épico’, un espacio –a modo de festival y feria del libro– creado por la Fundación Círculo Abierto, en llave con la Secretaría de Educación, en el que las niñas y niños se acercarán a la literatura en sus variadas vertientes. En esta primera edición de ‘Épico’, la propuesta artística estará a cargo de Roger Mello, invitado especial del evento, y quien expondrá su obra los días 8, 9 y 10 de junio en la galería de la Plaza de la Paz, escenario central del Festival. Serán tres días en los que la imaginación, la creatividad, la ilustración y la literatura dialogarán en los espacios diseñados para provocar tanto al público infantil como adulto. Y para que el tesoro de conocer la obra de Roger Mello no quede como un secreto de algunos pocos, sino como conocimiento cultural compartido y de placer para todos.

Etiquetas

Más de revistas