EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/147028


Latitud
31 de Diciembre de 2017

El año en series

La joya de la corona de la cadena HBO no podía faltar en esta lista. A lo largo de siete temporadas, se ha consolidado como una de las series más exitosas de la última década y este año, con sólo siete capítulos, demostró porqué. Grandes personajes, grandes historias, espectaculares batallas, traiciones e intrigas, mantuvieron al público pegado a la pantalla de principio a fin.
Game of thrones (HBO)
La joya de la corona de la cadena HBO no podía faltar en esta lista. A lo largo de siete temporadas, se ha consolidado como una de las series más exitosas de la última década y este año, con sólo siete capítulos, demostró porqué. Grandes personajes, grandes historias, espectaculares batallas, traiciones e intrigas, mantuvieron al público pegado a la pantalla de principio a fin.
Más que una serie, Twin Peaks es un hecho cinematográfico sin precedentes. Su tercera temporada es absolutamente indefinible y supera cualquier calificativo. David Lynch y Mark Frost, los creadores de la serie original, regresan a comandar el barco luego de un hiato de 25 años.
Twin Peaks (Showtime)
Más que una serie, Twin Peaks es un hecho cinematográfico sin precedentes. Su tercera temporada es absolutamente indefinible y supera cualquier calificativo. David Lynch y Mark Frost, los creadores de la serie original, regresan a comandar el barco luego de un hiato de 25 años.
La sexta y última temporada de Girls fue, sin duda, la mejor de toda la serie. Esta tragicomedia, escrita y protagonizada por Lena Dunham, cuenta la historia de Hannah Horvath y sus amigas. Un grupo de veinteañeras que tratan de encontrar su propia identidad en medio del ruido de la gran ciudad. Es una serie sobre esa edad en la que cada uno debe decidir entre lo que quiere y lo que puede ser.
Girls  (HBO)
La sexta y última temporada de Girls fue, sin duda, la mejor de toda la serie. Esta tragicomedia, escrita y protagonizada por Lena Dunham, cuenta la historia de Hannah Horvath y sus amigas. Un grupo de veinteañeras que tratan de encontrar su propia identidad en medio del ruido de la gran ciudad. Es una serie sobre esa edad en la que cada uno debe decidir entre lo que quiere y lo que puede ser.
Una de las grandes series que debutaron este año fue esta adaptación de la novela homónima escrita por la canadiense Margaret Atwood en 1985. La historia ocurre en un hipotético futuro, en el que las mujeres han sido despojadas de sus derechos por cuenta de un régimen político religioso que sólo las concibe como esposas, sirvientes o esclavas destinadas a la reproducción.
Handmaid’s Tale (Hulu)
Una de las grandes series que debutaron este año fue esta adaptación de la novela homónima escrita por la canadiense Margaret Atwood en 1985. La historia ocurre en un hipotético futuro, en el que las mujeres han sido despojadas de sus derechos por cuenta de un régimen político religioso que sólo las concibe como esposas, sirvientes o esclavas destinadas a la reproducción.
A primera vista, el humor de Aziz Ansari, creador y protagonista de la serie, parece un poco lejano, tal vez demasiado ‹gringo›, tal vez un poco sobreactuado. Sin embargo, esta segunda temporada está tan bien escrita y su puesta en escena, tan bien lograda, que cualquier reserva que se tenga con su protagonista, pasa a segundo plano.
Master of None (Netflix)
A primera vista, el humor de Aziz Ansari, creador y protagonista de la serie, parece un poco lejano, tal vez demasiado ‹gringo›, tal vez un poco sobreactuado. Sin embargo, esta segunda temporada está tan bien escrita y su puesta en escena, tan bien lograda, que cualquier reserva que se tenga con su protagonista, pasa a segundo plano.
Esta puede ser la serie menos conocida de la lista, pero es la más adictiva de todas. La historia despega a los pocos minutos del primer capítulo y, de allí en adelante, es imposible dejar de ver. Cada segundo cuenta y cada mínimo detalle puede ser la clave para entender su misteriosa trama.
The Sinner (USA Network, Netflix)
Esta puede ser la serie menos conocida de la lista, pero es la más adictiva de todas. La historia despega a los pocos minutos del primer capítulo y, de allí en adelante, es imposible dejar de ver. Cada segundo cuenta y cada mínimo detalle puede ser la clave para entender su misteriosa trama.
La joya de la corona de la cadena HBO no podía faltar en esta lista. A lo largo de siete temporadas, se ha consolidado como una de las series más exitosas de la última década y este año, con sólo siete capítulos, demostró porqué. Grandes personajes, grandes historias, espectaculares batallas, traiciones e intrigas, mantuvieron al público pegado a la pantalla de principio a fin.
Más que una serie, Twin Peaks es un hecho cinematográfico sin precedentes. Su tercera temporada es absolutamente indefinible y supera cualquier calificativo. David Lynch y Mark Frost, los creadores de la serie original, regresan a comandar el barco luego de un hiato de 25 años.
La sexta y última temporada de Girls fue, sin duda, la mejor de toda la serie. Esta tragicomedia, escrita y protagonizada por Lena Dunham, cuenta la historia de Hannah Horvath y sus amigas. Un grupo de veinteañeras que tratan de encontrar su propia identidad en medio del ruido de la gran ciudad. Es una serie sobre esa edad en la que cada uno debe decidir entre lo que quiere y lo que puede ser.
Una de las grandes series que debutaron este año fue esta adaptación de la novela homónima escrita por la canadiense Margaret Atwood en 1985. La historia ocurre en un hipotético futuro, en el que las mujeres han sido despojadas de sus derechos por cuenta de un régimen político religioso que sólo las concibe como esposas, sirvientes o esclavas destinadas a la reproducción.
A primera vista, el humor de Aziz Ansari, creador y protagonista de la serie, parece un poco lejano, tal vez demasiado ‹gringo›, tal vez un poco sobreactuado. Sin embargo, esta segunda temporada está tan bien escrita y su puesta en escena, tan bien lograda, que cualquier reserva que se tenga con su protagonista, pasa a segundo plano.
Esta puede ser la serie menos conocida de la lista, pero es la más adictiva de todas. La historia despega a los pocos minutos del primer capítulo y, de allí en adelante, es imposible dejar de ver. Cada segundo cuenta y cada mínimo detalle puede ser la clave para entender su misteriosa trama.
Alvaro Serje Tuirán

2017 fue un gran año para la series. Se despidieron algunos títulos importantes, llegaron otros que darán mucho de qué hablar y algunas producciones populares presentaron sus más sólidas temporadas. Un año de grandes momentos, en el que hubo desde épicas batallas de dragones, hasta pequeños dramas cotidianos hermosamente retratados. Hubo variedad, alta calidad y un nivel de experimentación que ya se extraña en el cine contemporáneo. A continuación, un breve resumen de lo más destacado del año. 

REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Anuncio