EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/141887
Latitud 12 de Marzo de 2017

Bienvenidos a un futuro tropical

El usuario es:

Foto: Cortesía.

Valeria Fuenmayor

Ciencia ficción sobre el nivel del mar y por qué somos nietos del futuro, la apuesta de la quinta edición del Festival Internacional de Cine de Barranquilla.

«Los jóvenes son el futuro», repiten una y otra vez en las escuelas, y las nuevas generaciones van creyendo el mensaje, y una tras otra se convierten en eso que algún día imaginaron que serían, pero ¿qué pasa si se transgrede el mensaje y hoy alguien dice «El futuro es tu abuela»?

Este, el eslogan del Festival de Cine de Barranquilla –FicBaq– 2017, que llega a su quinta edición, sirve también de idea central en torno a esta cita cinematográfica que tiene a la ciencia ficción como eje principal para reflexionar sobre la Barranquilla del futuro. «Quisimos preguntarnos si ya estamos en ese futuro que nos han contado las películas de ficción del pasado. Si el futuro de esas películas es nuestro hoy», afirma Giuliano Cavalli, director del FicBaq, sobre el tema de este festival.

¿Estamos viviendo ahora las épocas y adelantos que en su imaginación proyectaron otras mentes tanto en la literatura como en el cine de ciencia ficción? Pues bien, filmes como Viaje a la Luna, de Georges Méliès, estrenado en 1902, utilizó trucos fotográficos para hacer los efectos especiales del desplazamiento de una nave espacial a nuestro satélite. Metrópolis, de Fritz Lang, (1927) dio un paso más allá y no solo se convirtió en un hito del género, sino que también es considerada la primera distopía cinematográfica, trazando un nuevo camino para pensar el futuro de la ciencia ficción en el cine, no solo desde un punto de vista tecnológico, sino desde uno político.

En 1968 el mítico director Stanley Kubrick estrenó 2001: Odisea en el espacio. Al inicio de la película Kubrick nos deja en claro que el gran descubrimiento de la condición humana no fue el fuego, sino un arma.

En Colombia el cine de ciencia ficción se empezó a producir en los años 60, sin embargo, su contenido es escaso. Dificultades técnicas, además de los altos costos que pueden acarrear ese tipo de producciones, se cuentan entre los motivos de la aridez del género en nuestro país.

En Barranquilla, entre las pocas alusiones a la ciencia ficción que se han hecho desde la literatura, se cuentan la novela de José Félix Fuenmayor, Una triste aventura de 14 sabios (1928), en la que un grupo de sabios es salvado del fenómeno más grande de todos los tiempos y especula acerca del origen científico del evento; y Barranquilla 2132 (1932), de José Antonio Osorio, que narra la historia de una misteriosa explosión que perturba el silencio y la tranquilidad que caracterizan a la ciudad en el siglo XXII, mientras de un edificio destruido y sus cimientos aparece el cuerpo del doctor Juan Francisco Rogers, quien despierta tras 200 años de hibernación.

El cortometraje ha sido el encargado de mantener vivo el género a través de algunas producciones que se han realizado y de los largometrajes recientes. Títulos como Yo soy otro (2008), del caleño Óscar Campo; Bogotá 2016 (2001,) de Alejandro Basile, Ricardo Guerra, Pablo Mora y Jaime Sánchez; Colombia Connection (1979), de Gustavo Nieto Roa, o La langosta azul (1954), que dirigieron Álvaro Cepeda Samudio, Enrique Grau Araújo, Luis Vicens y Gabriel García Márquez, filme este que sirvió de inspiración para los premios que se otorgan en el FicBaq, conforman la filmografía nacional de ciencia ficción.

Pero, ¿qué podrán encontrar los asistentes a esta edición del FicBaq 2017?

Entre los invitados internacionales se encuentra Zawe Ashton, actriz y dramaturga inglesa, quien ha actuado en películas como Gone Too Far! y Nocturnal Animals, y ha sido parte de series como Doctor Who. André Guttfreund Schneider, el salvadoreño que en 1976 ganó un Óscar por el cortometraje In the Region of Ice, del que fue productor, será uno
de los jurados en la categoría Caribe, y dictará una charla magistral llamada ‘Desde Hollywood a El Salvador’.

También estará el actor natural Diego Pérez, protagonista de la película colombiana Los Nadie, ganadora del premio de la Audiencia del apartado crítico –Circolo del Cinema di Verona–, dictando un taller de actores calle.

La artista Emma Hancock dirigirá un taller artístico llamado “Viaje al The New Old World” en el que los participantes –niños y adultos–, explorarán las ideas que rodean las utopías y los mundos imaginarios inspirados por la obra de la artista australiana Emma Anna llamada The New Old World (The N.O.W.).

La inauguración del festival fue un homenaje al género de ciencia ficción musicalizado por la Orquesta Sinfónica del Colegio Alemán y la agrupación Bozá nueva gaita, que dio el pitazo de partida a 99 proyecciones, 4 categorías con 28 películas en competencia y 16 películas en la muestra alterna que conforman el cartel de este festival, cuyo afiche fue intervenido por distintos artistas que plasmaron su punto de vista bajo la leyenda «El futuro es tu abuela», y quienes exhibirán los resultados del 10 al 31 de marzo en la Galería Azilef de la Cineteca.

Desde 2012, año en que nació el FicBaq, Barranquilla ha pasado a ser parte del circuito de ciudades del mundo que cuentan con un festival internacional de cine. Por ello para esta edición, además de proyecciones, la programación trae talleres y charlas magistrales, en un mes en el que los barranquilleros y los asistentes al festival podrán reflexionar por qué somos nietos del futuro.

Los festivales de cine son un respiro para una ciudad que sufre de una restringida circulación de películas de calidad. Con la propuesta de este año el FicBaq busca que se mire al Caribe en otro sentido, «uno en donde vislumbremos este concepto como si lo ingresáramos en una máquina del tiempo con rumbo a años venideros, hacia un futuro tropical», afirman sus directores.
 

Etiquetas

Más de revistas