EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/141336
José Manuel González 08 de Febrero de 2017

Frigidez y maltrato psicológico

El usuario es:
Jose Manuel Gonzalez

Por frigidez se entiende normalmente el trastorno sexual en el cual la mujer no siente ganas de tener relaciones sexuales, siente desagradado cuando la buscan para la intimidad, no lubrica adecuadamente o no llega a experimentar el orgasmo. El manual DSM-5 habla de Trastorno del Interés/Excitación Sexual Femenino y Trastorno Orgásmico Femenino.

Son muchas las causas que pueden hacer que la sexualidad femenina se bloquee. Hay aspectos biológicos, psicológicos y matrimoniales o conyugales que inciden directamente en la vida sexual de una mujer.

Desde el punto de vista biológico, hay varios elementos que pueden alterar la sexualidad de una mujer. Las enfermedades que atacan drásticamente la economía de la energía vital, las malformaciones genitales y los desequilibrados niveles hormonales son los más comunes.

Desde la perspectiva psicológica hay varios aspectos importantes, algunos del pasado y otros del momento en que se presenta la posibilidad del encuentro íntimo. Los del pasado se refieren a eventos como el tipo de educación (abierta, en la que los padres conversaban libremente sobre la sexualidad y el erotismo, o restrictiva, en la que los temas sexuales no se mencionaban y eran concebidos como algo malo, sucio, feo y pecaminoso), las experiencias de abuso sexual o violaciones, los dogmatismos religiosos que satanizan cualquier expresión sexual incluyendo la intimidad conyugal, las primeras experiencias sexuales precipitadas y dolorosas, las infidelidades de parejas anteriores y la carencia de una adecuada autoestima desde pequeña. Los aspectos del momento actual se refieren a circunstancias como la privacidad (por ejemplo, cuando los niños están jugando en el cuarto de al lado), el tiempo disponible para hacer el amor sin correr, el grado de fatiga o cansancio en ese momento, los olores y otras características del sitio. Es importante tener claro que para la mayoría de los hombres, casi cualquier momento y sitio es apto para tener relaciones sexuales. Eso no ocurre con la mayoría de las mujeres en nuestra cultura.

Desde la perspectiva de la pareja, son varios los factores que deterioran la vida sexual de la mujer. Los más comunes son el resentimiento con el marido, la ira reprimida y el miedo al esposo. En los ambientes de maltrato estos tres elementos son muy comunes. Cuando un esposo no trata bien a su pareja, por ejemplo, la vive criticando, no la tiene en cuenta para las decisiones importantes, no le dedica el tiempo que su mujer necesita, la hace sufrir con sus infidelidades, trata de apartarla de sus seres queridos, se pone agresivo cuando ella no hace todo lo que él piensa o la obliga a tener actividades sexuales que a ella le desagradan, lo que ocurre generalmente es que la sexualidad de la esposa se daña. El maltrato psicológico mata la sexualidad de la esposa.

Etiquetas

Más de revistas

LO ÚLTIMO DE REVISTAS

-->