¡Qué linda la fiesta es en un 8 de diciembre!

Jueves, Diciembre 6, 2012 - 12:47

Diciembre llegó con las vacaciones, un sol radiante y una brisa típica de esta época en la ciudad. Arrancó un mes de fiesta, en el que para los universitarios todos los días son viernes para salir, pasear, viajar y rumbear.

Con este viernes 7 de diciembre, o Día de las Velitas, se da inicio a las celebraciones navideñas. Esta fiesta de la luz está cargada de un contenido religioso para los católicos, pues el séptimo día del último mes del año es la víspera del día de la Inmaculada Concepción, en la madrugada del 8 de diciembre.

Siendo esta una de las celebraciones más tradicionales en Colombia y con gran valor espiritual, lo cierto es que al crecer se esfumaron esas madrugadas en las que salíamos a la puerta con nuestros padres, hermanos y vecinos con la ilusión de prender velitas de colores con faroles de papel celofán y hacer figuras en le aire con las luces de bengala.

¿Qué ha pasado? al cumplir la mayoría de edad quizá nuestras prioridades cambiaron y armar en grupo una fiesta o una salida a cualquier discoteca, que para esta fecha ofrecen atractivos planes con presentaciones de artistas, luces y hasta desayuno para amanecer en medio del baile, se nos volvió más llamativo. Al regresar de la rumba venimos cansados y con sueño de tanto bailar, muchos llegamos a dormir y esas luces de esperanza quedan apagadas. No se trata de dejar de hacer lo que tanto nos gusta, pero hey! hagamos algo por no perder la tradición.

Si todos al recordar días de velitas en tiempos de infancia sentimos la nostalgia y nos alegramos con las pilatunas que solíamos hacer. ¿Por qué dejarlo en el olvido, si en el fondo lo añoramos?
En Twitter @Steevenn890604 escribió “recuerdo que caminé toda la cuadra e hice un velón de todos los colores.¡Quedó espectacular!”.

Para nuestra lectora @SaydeeLopez “Quemar chispitas mariposa por montones”, es el mayor recuerdo del Día de Velitas. Mientas que para @deysiortega su ilusión, además de encender velas, era “hacer fogoncitos con checas y palitos de chispitas mariposa”.

@NatyMolina01 compartió con @heyrevista en el hashtag #recuerdodevelitas “En Juan de Acosta. Entre chispitas mariposas, una brisa fría y faroles. Lindo amanecer con la familia”.

Si nos disponemos hay tiempo y energía para todo. Salir de celebración y preocuparse por lucir la súper pinta no tiene nada de malo, pero qué tal si al regreso iluminamos la madrugada y veneramos a la Virgen poniéndole unas velas. También podemos hacer de este un espacio para compartir en familia, con hermanitos menores, amigos o vecinos.

Hay que vivir y gozar cada día de este mes del año, el más esperado por muchos. Con el 7 empieza la temporada navideña y esta es una fecha clave para los barranquilleros, hay planes por todos lados y para todos los presupuestos y gustos. La gente hey! como tú llena los sitios de rumba y en las calles se vive el ambiente festivo.

Como en toda fiesta hay precauciones que se deben tener para no dañar el momento y terminar en la terraza de la casa, o abajo de los edificios encendiendo una luz y plegarias. Si vas a consumir licor y van en grupo, es probable que nadie quiera en este día ser conductor elegido, por lo que es recomendable salir en un taxi de una estación confiable. El licor si se compra en la calle debe verificarse que sea en un lugar confiable como almacenes de cadena o estancos reconocidos, por ahorrar unos pesos, no vale tener que lamentar después con una intoxicación. El uso de la pólvora está prohibido, así a muchos jóvenes les parezca divertido, puede ser peligroso si hay niños cerca. El alcohol resulta en ocasiones amigo de las peleas, controla tus impulsos y si estás cerca de un altercado, aléjate y da aviso a las autoridades.

Lo demás es cuestión de dejarte contagiar por el espíritu y cantar ¡qué linda la fiesta es en un 8 de diciembre. Al sonar de traqui-traquis, qué sabroso amanecer con ese ambiente prendido ..!

Las velas
En la iglesia católica las velas aparecieron por primera vez en los altares en el siglo XII y se difundieron en los siglos XV y XVI, época en la cual América estaba siendo colonizada por los españoles.

Porqué
La celebración del Día de las Velitas se remonta al 8 de diciembre de 1854 cuando el Papa Pío IX estableció el dogma de la Inmaculada Concepción de la Virgen María. Al dar a conocer la noticia las campanas de 300 torres de Roma sonaron y palomas mensajeras volaron para llevar la idea a todos los rincones del mundo.