EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/144509
Bienestar 09 de Agosto de 2017

Sonambulismo, un mal sueño que deben tratar los especialistas

El usuario es:

Foto: Shutterstock

Neurólogos coinciden en que esta condición puede resolverse de manera espontánea.

Loraine Obregón Donado - Instagram:@lore013

La primera vez que Eduardo Sanín empezó a sentir trastornos en sus sueños fue a los 5 años. Rememora que inició teniendo pesadillas recurrentes que le ocasionaban vértigo y al cumplir los 8, desaparecieron para darle paso a los episodios de sonambulismo. 
 
Sanín asegura que en ese momento de su vida, su madre le manifestaba que en la noche se levantaba con los ojos abiertos, hablando y actuando de forma incoherente. 
 
“Cuando me contaban tal cosa yo lo recordaba, pero como un sueño que había tenido, no como algo que había vivido. En otras ocasiones no recordaba nada. Esto me sucedía no muy seguido, pero aún así fui al médico con mi mamá y el doctor le recomendó que no me despertara de forma brusca, que solo me llevara hasta la cama con calma”. 
 
Puntualiza en que luego de varios episodios, a los 12 años no explica cómo desapareció esta condición.
 
Voces de expertos. El médico neurólogo Juan Camilo Rodríguez define el sonambulismo como un trastorno del sueño que hace que el paciente se levante dormido de la cama, camine y mueva objetos sin ser consciente de cada acción. Agrega que, por lo general, quien presenta esta condición al amanecer olvida lo que sucedió. 
 
Dice que el concepto está asociado a la alteración de una de las fases del sueño relacionado con las ondas lentas. “Esto hace que la persona adquiera una actividad motora que no debe tener cuando duerme”.
 
En gran proporción, tiende afecta a niños y adolescentes. Apunta que “con frecuencia son pacientes que tienen pérdida de sueño y ansiedad. Y en adultos suele ser común cuando están asociados a patologías psiquiátricas”. 
 
Rodríguez establece que los problemas psiquiátricos que más se relacionan son los trastornos de ansiedad generalizado, el depresivo, bipolar y del espectro esquizofreniforme. 
 
Judith Sandoval, neuróloga clínica, informa que el sonambulismo tiene una influencia genética, por lo tanto,  no todas las personas lo presentan.
 
Tratamiento. Los especialistas Rodríguez y Sandoval, adscritos a la Clínica Portoazul sustentan que esta condición, en un gran número de personas, suele resolverse de manera espontánea.
 
Juan Camilo Rodríguez asegura que todo aquel que es sonámbulo requiere de la valoración de un especialista en sueño o un neurólogo, pues es el encargado de descartar la presencia de patologías cerebrales o psiquiátricas asociadas. En primera medida, según él, los profesionales deben realizarle al paciente una buena historia clínica y examen físico, con el fin de hacer un seguimiento al caso y descartar la presencia de enfermedades.
 
Como prueba complementaria, dice que es vital contar con un tac cerebral o una resonancia. “En término de funcionalidad hay dos exámenes más que pueden ser planteados a los pacientes: el electroencefalograma (detecta síndromes epilépticos asociados) y la polisomnografía (permite ver la dinámica de sueño y descartar otros trastornos). 
 
Neurólogos recomiendan a familiares vigilar el sueño de las personas con episodios de sonambulismo.
 
 “Si el sonambulismo está relacionado con otras enfermedades puede ser más persistente”. Cuando se trata de un sonambulismo aislado, que el paciente no presenta ninguna anomalía luego de practicársele los exámenes pertinentes, probablemente desaparecerá con el tiempo. Aclara que entre más recurrentes sean los episodios, tardará un poco más en resolverse.
 
Según Rodríguez, despertar a alguien en medio de un episodio de sonambulismo no genera secuelas a futuro. Aunque, hacerlo de forma abrupta puede ocasionarle sobresaltos. Lo mejor en estos casos es llevarlo hasta la cama.
 
Examinar cuál es el entorno en el que se encuentra es de gran relevancia. Si suele tirar objetos, debe haber un familiar que lo acompañe para evitar golpes y caídas. El paciente requerirá de la vigilancia para llegar a la cama sin  causarse daño alguno. Otra medida es cerrar puertas y ventanas durante la noche, para que no salgan de casa. También aconseja asegurar y esconder los cuchillos en lugares de difícil acceso de la persona, que sufre de sonambulismo.
 
Frase...
“Este trastorno del sueño, por lo general, hace que la persona olvide todo lo que hizo en un episodio de sonambulismo”.
 
Más consejos...
Para disminuir la frecuencia de estos episodios, es esencial que la persona no tenga predisposición, duerma bien y evite las fatigas. Rodríguez especifica que es necesario tener una buena higiene de sueño. Es decir, cuidar que la cama sea solo para dormir, evitar el uso de televisores en el cuarto, suprimir el cigarrillo y evitar el consumo de alimentos pesados, alcohol y cafeína antes de conciliar sueño.
 
 

Etiquetas

Más de revistas