EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/142713
Temas del Padre 29 de Abril de 2017

Está vivo...

El usuario es:
Padre Alberto Linero

Me gusta la Magdalena. Ella representa a los que, por deseos intensos de ser felices, se pierden en el camino y necesitan un encuentro que los devuelva al sentido. Ella hace presente a aquellos que viven dependiendo de lo externo para ser felices, que no tiene en sí mismo el control de su vida, que han dejado que las emociones los lleven a manifestaciones dañinas y que se autodestruyen en cada situación que van viviendo. La imagen de los 7 demonios que salen de ella (Lucas 8,1-4) la pinta descontrolada, movida por fuerzas que no son de ella, metida en un activismo en el que no encuentra paz y serenidad. Sufre y hace sufrir a los que están a su alrededor. Su vida está al borde del precipicio y camina hacia el vacío.

Ella, también, representa a todos aquellos que hemos encontrado en Jesús el sentido de la vida y no queremos perderlo nunca más. A los que ha tenido el encuentro con el amor que realiza. A los que se han encontrado con el que devuelve el control a nuestro propio corazón, a los que han entendido que Él nos quiere libre, amándonos, con un proyecto de vida, sabiendo que la muerte no es la última palabra y Él nos lleva la plenitud. El que nos hace felices y nos llena de su amor.

Por eso me conmueve que vaya al sepulcro a buscar a su maestro; ella sabe que sin Él no podemos vivir. Ha entendido que ese amor, que Él nos ha dado, no lo podemos encontrar en ningún otro corazón humano. No entiende cómo puede vivir sin Él. Por eso va a buscar en el sepulcro una luz para seguir viviendo. Pero Él no está ahí: Él está vivo. Él no la ha dejado. Sigue actuando en ella.

Por eso ella encarna, también, a los que conocen la voz del resucitado cuando nos llama por nuestro nombre. Si, sus oídos son los de todos aquellos que a diario al levantarnos volvemos a escuchar al maestro llamarnos por nuestro nombre y nos impulsa a seguir viviendo con la alegría que su presencia nos ha dado.

Nos dice: Tú no dejes de escuchar ese llamado a la vida, a la felicidad, a la victoria que te está haciendo en este momento El Resucitado. Tú no naciste para llorar al lado de una tumba, tú has sido creado para amar la vida, para hacerla de la mejor manera, para disfrutarla y esperar encontrarte a diario o en el cielo con aquellos que amas y ya no están a tu lado. No hagas relaciones de dependencia, no dejes que nadie se te vuelva el centro de tu vida y te manipule, lucha por encontrar motivos de esperanza todos los días en tu historia. Esfuérzate por ganarle a las situaciones de miedo, de dificultad, de dolor, de tristeza que a diario tienes. Confía en que el Amor del Resucitado está contigo y te impulsa a seguir adelante. Él no te ha dejado, Él está vivo y desde dentro de ti te impulsa a ser feliz.

Ánimo, hoy es día de victoria, ve a construirla para que luego la celebremos con mucha alegría. Nada va a impedir que seas feliz, créelo y lucha por serlo. Da lo mejor de ti en cada acontecimiento. Puedes siempre superarlo todo. GC
 

Etiquetas

Más de revistas
-->