EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/141108
Temas del Padre 21 de Enero de 2017

Buscando consolación

El usuario es:
Padre Alberto Linero
Todos en algún momento de la vida necesitamos ser consolados. Nadie está exonerado de vivir experiencias de sufrimiento y de desolación. Situaciones en las cuales se siente dolor, tristeza, miedo, soledad, incapacidad de seguir adelante y una constante amenaza. Es la experiencia de Job que no quiere vivir, que no entiende para qué existe y por qué Dios lo ha dejado crecer (Job 3,1-3). Cuando vivimos así necesitamos ser consolados, necesitamos superar y recuperar nuestra paz y serenidad. 
 
¿Cómo superar esos momentos? ¿Qué puedo hacer como creyente para salir de esas situaciones? No hay una fórmula mágica que con un chasquido de dedos nos resuelva la situación, pero sí hay experiencias en la fe que nos puedan ayudar a superar este momento y volver a encontrar la armonía interior que se requiere para hacer la vida de la mejor manera. Te propongo tres reflexiones que te ayuden en esos momentos de desolación y que te hagan conquistar la consolación que se requiere:
 
1 Ampliación de horizontes. Muchas veces nos enfocamos solo en lo que nos causa dolor y nos hace sufrir. Concentramos toda nuestra atención en ese acontecimiento que nos hace sentir derrotados, fracasados. Para recuperar la paz se hace necesario abrir el lente, ampliar el enfoque, darnos cuenta de que hay muchas otras realidades a nuestro alrededor. Tenemos que ser capaces de comprender que no todo es malo y trágico, que hay bendiciones y manifestaciones del amor, de quienes nos aman, que no podemos ignorar. Creo que es lo que hace Pablo para poder decir: “Dios interviene en todas las cosas para bien de los que le aman” (Romanos 8,28). No te quedes en el acontecimiento, mira todo el proceso que estás llevando y encuentra el sentido de lo que te está pasando.
 
2 Hacer una relectura de la situación desde las Escrituras. En el camino hacia Emaús, Jesús nos muestra una experiencia de consolación maravillosa. Él se hace el encontradizo a Cleofás y el otro discípulo que desolados huían hacia Emaús. Ellos le cuentan todo lo que han pasado y Él a partir de las escrituras les explica todo lo que han vivido (Lucas 24,36-42). Ese es el camino, tratar de encontrarle sentido a lo que nos está sucediendo desde la palabra de Dios. Dios en su Palabra nos ilumina la vida toda y nos muestra el camino. En vez de quedarte llorando y renegando de la vida, lee la Biblia y encuentra allí el sentido que sostiene y anima.
 
3 Entregarse a la Voluntad de Dios. Es el Padre Dios quien nos consuela plenamente. Es Él quien con su amor nos da la paz que necesitamos y nos muestra el camino para seguir adelante. Solo en la obediencia total de su voluntad y en el abandono en sus manos podemos encontrar la paz que necesitamos. No podemos dejar que nuestro estado de ánimo dependa de lo que sucede o deja de suceder, sino que tenemos que entregarnos al Padre y decirle que se haga su voluntad (Hebreos 5,8-9).
 
Espero que hoy decidas salir de ese momento duro que vives, que tomes la decisión de poner tu mirada en Dios y dejar que la esperanza de su presencia plena en ti te llene de fuerza para vencer todos esos obstáculos. No dejes que esas emociones sean permanentes, tú estás en las manos de Dios y Él siempre quiere lo mejor para ti. 

Etiquetas

Más de revistas
-->