EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/144363
Sin Photoshop 29 de Julio de 2017

Rafael Manjarrez, más que actas y composiciones

El usuario es:

Foto: Orlando Amador. Agradecimientos: Hotel Best Western Plus.

Rafael Manjarrez, abogado de profesión, luce sonriente, no solo para esta foto, así es en su rutina diaria.

Loraine Obregón Donado - Instagram:@lore013

Es guajiro y notario primero de Santa Marta. En el presente sigue componiendo canciones sentidas. Sus letras han sido interpretadas por los más grandes de la música vallenata.

¿Es posible ser compositor de música vallenata y luego pasar a ser notario? Este interrogante puede responderlo con propiedad Rafael Manjarrez, quien en su juventud siempre estuvo ligado  a  la música y en el presente es abogado de profesión y notario I de la ciudad de Santa Marta.
 
Con orgullo, Manjarrez menciona que nació en el municipio La Jagua del Pilar, La Guajira, y dice que años atrás, en su cultura, solía ser normal estigmatizar a aquellas personas que se dedicaban a la poesía y el arte. Por tanto, decidió tomar el camino del Derecho.
 
“La gente tenía la idea de que si alguien era músico o compositor iba a pasar hambre, por eso siempre me inculcaron que debía estudiar una carrera profesional. Y fue así como llegué a ser abogado”, expresa.
 
Continúa relatando, como en sus canciones, que hace años fue nombrado notario en Riohacha debido a una coyuntura muy particular. Y, luego, participó en el concurso de notarios en el que ocupó el tercer lugar en la Costa. Este mérito le entregó las llaves para ostentar su actual cargo. 
 
Para él, el Derecho y la composición no van en vías distintas. Dice que en esa carrera “se concatenan premisas,  se hacen silogismos, cotejos de racionamientos y eso mismo pasa cuando se compone una canción”. 
 
“El Derecho, finalmente tiene mucha sensibilidad. En el litigante porque defiende, en el juez porque tiene la satisfacción de impartir justicia para que no sea agredido injustamente un ser humano y en el notario público porque constituye una herramienta fundamental para que los proyectos de las personas se constituyan como se debe. De manera que tienen alguna similitud y afinidad”, reflexiona.
 
Escuchar la palabra Simulación le trae recuerdos y le arrebata sonrisas. Dice que es el título de una de sus composiciones grabada por Diomedes Díaz y, más tarde, también por el Gran Combo de Puerto Rico.
 
“Me enteré que la muchacha a quien le hice la canción Simulación ahora es esposa de un gran amigo mío. No sabía que se habían conocido y casado. Ella es de Bucaramanga, hija de padres costeños, bonita y de ojos claros”. 
 
Su visión para escribir canciones está sustentada bajo la idea de que el compositor siempre termina vertiendo en sus obras, cada una de sus vivencias y experiencias. Por otro lado, dice que le pide a Dios para que no sea insensible cada que escucha una de sus composiciones en voz de cantantes como Diomedes Díaz, el Binomio de Oro, Jorge Oñate, Los Betos, Los Hermanos Zuleta o Ivan Villazón, entre otros; porque, para él, los seres humanos suelen acostumbrarse a lo bueno y llegan a estimar que todo lo que reciben es merecido.
 
“Debería pasar que cada que escuche una de mis canciones en la radio yo sienta emoción, porque es un privilegio. Pero la verdad es que uno con el paso del tiempo se enfría y ya no le parece gran cosa. Sin embargo, yo vivo agradecido de todo el público que catapultó mis canciones con su aceptación. También siento gratitud con la Fundación del Festival de la Leyenda Vallenata, en cabeza de Rodolfo Molina y Gustavo Gutiérrez, porque designaron mi canción Ausencia Sentimental como himno vitalicio de esa gran fiesta cultural; esto es una gran satisfacción para mí”, indica Rafael Manjarrez, considerado uno de los compositores más grandes del folclor vallenato.
 
Su rol como funcionario público no lo ha apartado de la creación de historias cantadas. Aún sigue en este ejercicio, de hecho, recientemente le entregó una de sus letras al maestro Iván Villazón; Jorge Oñate ya grabó uno de sus temas nuevos y Beto Zabaleta está ad portas de grabar otro de sus éxitos.
 
Con convicción, Rafael Manjarrez expresa que no ha dejado de componer.
 
Su visión de la política. El “jagüero” afirma que “la política es ingrata, porque al político le da lo mismo una prostituta que una monja”.
 
Según su juicio, la corrupción es un antivalor que hay que atacar desde la raíz, es decir, desde la formación de un hogar. Para lograrlo, señala que es indispensable enseñarle al niño que lo ajeno tiene su dueño, que no hay que irrumpir en el derecho de los demás y que el bienestar de una persona no está en todo lo que alcance acumular en riquezas. 
 
“Lo que se haga hoy por conjurar la corrupción con los adultos, a mi manera de ver, es en vano. Ya el tipo es así y difícilmente cambiará. Hay de los que les fluye y lo demuestran y otros que lo ocultan, pero su esencia está ahí. Así que, indudablemente, tarde que temprano lo sacará a la luz. Todo tiene que empezar de casa (...) Ahora, si hay algo que es falso es esa idea de que entre más tenemos, somos felices. Estoy cansado de ver muchos ricos aburridos”, asegura.
 
Su familia. Su hogar está conformado por dos hijas: Valeria y Valentina, producto de su actual matrimonio con Linda Tromp Villarreal.
 
“Yo soy un feo que da hijas bonitas. También tengo tres extramatrimoniales: Fabio Enrique, abogado; Ivone Rosana, médico y Adriana, psicóloga. Mi esposa sabe que si me aparece otro hijo, yo lo voy a reconocer, porque es mi sangre”, enfatiza con sinceridad.
 
Manjarrez puntualiza en que ser Gente Caribe es sinónimo de espontaneidad y agrega que “ser espontáneo es coincidir con las leyes que demanda el entorno”. 
 
Un agradecimiento...
“Yo vivo agradecido con el público que catapultó mis canciones con su aceptación”.

 

Etiquetas

Más de revistas