EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/148226
Sin Photoshop 31 de Marzo de 2018

Mylene de Forero y su lucha contra el cáncer en el Atlántico

El usuario es:

Foto: Orlando Amador Rosales

Pese a las batallas que ha lidiado contra el cáncer dentro de su familia, Mylene cree que todo tiene solución si hay optimismo.

Loraine Obregón Donado - Instagram:@lore013

La barranquillera es la presidente de la Liga Contra el Cáncer Seccional Atlántico desde el 2008. Manifiesta que su misión principal es sacarle tarjeta roja a esta enfermedad.

Haberle realizado exámenes médicos a su padre, le permitió detectar en los resultados el cáncer que socavaba los pulmones de él, justo cuando había hecho metástasis.
 
Esta realidad llevó a la diseñadora  textil a tocar las puertas de la Liga Contra el Cáncer Seccional Atlántico. 
 
“Yo llegué a la Liga hace más de 30 años para saber qué era el cáncer y qué solución o consejos me podían dar para mi papá. Al final encontré toda esa información y me fui enamorada de la institución. En esa época Fanny Sanabria, que era la presidente de la Liga Seccional Atlántico, me preguntó que si yo quería ser voluntaria de la entidad, que si me gustaba ayudar a la gente y mi respuesta fue que me encantaba, así que acepté”.
 
Luego de este suceso, Mylene ‘se puso la camiseta de voluntaria’ y empezó a desarrollar labores en pro de los pacientes, un trabajo que hoy día califica como gratificante. Luego, en el 2008 llegó a ocupar la presidencia de la Liga Contra el Cáncer Seccional Atlántico.
 
Está casada con el periodista deportivo Óscar Forero Jaramillo, con quien concibió a sus dos hijos: el comunicador social y periodista, Juan Pablo, y el administrador de empresas Giovanni.
 
Se define como una mujer entregada, con alma sencilla y con “capacidad especial” para resolver conflictos personales y laborales. Además, como “un puente precioso entre la Liga Contra el Cáncer y la comunidad”.
 
Cree con convicción que por más espinosas que sean las circunstancias,  el ser humano tiene la capacidad de enfrentarlo y hallar una solución. Estima que la clave está en tener mente positiva, ver la situación con alegría y poner a Dios de presente.
 
En la Liga. Es la presidente de la entidad y tiene a cargo desde el facilitador hasta las familias y el cuerpo de especialistas. 
 
Una de sus funciones principales es realizar cronogramas de campañas dirigidos a la comunidad.
 
“Con este formato lo que buscamos es que las familias se enteren sobre qué es lo que tenemos para ellos. Siempre me preocupo en que cada vez estemos más actualizados de lo que las personas necesitan (...) La Liga Colombiana Contra el Cáncer es como quien dice la mamá de todas las ligas, es la que nos vigila y nos apoya con la actualización del cáncer, talleres y materiales didácticos para los trabajos con la comunidad”.
 
Explica que esta institución es sin ánimo de lucro, que tiene como tarea la prevención y el diagnóstico precoz del cáncer en hombres y en mujeres.
 
Para ella cualquier cáncer en su etapa inicial es silencioso, de modo que advierte sobre la importancia de realizarse un chequeo general como mínimo una vez al año. Afirma que los cánceres con mayor incidencia en el departamento son el de mama, cérvix, piel y próstata.
 
Sabe con certeza que este tipo de enfermedad, así como muchas, no perdona raza, ni sexo, ni estrato social, ni mucho menos condición laboral. Menciona que si no se detecta a tiempo puede llevar a las personas hasta la muerte, se trata, para ella, de ‘sacarle tarjeta roja al cáncer’.
 
Mylene se define como una mujer entregada, con alma sencilla e incondicional a la hora de ayudar.
 
“Esta patología es de interés mundial. La palabra en sí es pequeña pero daña impresionantemente, así que hay que comunicarlo. Ahora, puede ser curable si se detecta a tiempo (...) Las personas no saben de la importancia de conocer sus cuerpos, por eso hay que examinarse para descubrir cualquier abultamiento extraño que aparezca de un momento a otro”.
 
Fallecimiento de su hermano. Detectar a tiempo el cáncer de cualquier índole es una de las misiones de la institución en la que Mylene se desempeña como presidente. Paradójicamente volvió a pelear esta batalla que al final dejó como saldo el fallecimiento de uno de sus hermanos.
 
“En los últimos meses del año pasado nos enteramos del cáncer de próstata de mi hermano, este ya le había hecho metástasis. Luego el cinco de febrero su corazón dejó de latir. Él fue una persona sana, pero últimamente había presentado malestar en la próstata, fue al médico para someterse a un tratamiento, pero se complicó”.
 
Abre su corazón y menciona que la pérdida de su hermano la marcó sentimentalmente. Asegura que mientras él estuvo en sus últimos días, ella junto a su familia lo acompañaron en todo momento y alcanzaron a expresarle de distintas formas su amor.
 
Su concepto del cáncer...
“El cáncer es una palabra pequeña, pero el daño que causa en las personas es impresionante”.
 
Un consejo...
“Hay que tener responsabilidad por la salud y chequearnos por lo menos una vez al año”.

 

Etiquetas

Más de revistas