EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/144973
Sin Photoshop 02 de Septiembre de 2017

Lizzette Díaz, una ‘cuarentona’ feliz

El usuario es:

Foto: Archivo particular

Esta escritora y periodista planea visitar México este mes. En octubre vendrá a Barranquilla para promocionar su primer libro.

Daniela Murillo Pinilla

Hace poco esta barranquillera lanzó su primer libro, donde comparte algunas de las fórmulas que le han funcionado para vivir sin tapujos los ‘temidos’ cuarenta.

Tengo 40 años y, ¿qué importa? Si tengo media vida por delante para hacer lo que quiero hacer”, son las palabras con las que Lizzette Díaz, una barranquillera criada en El Banco, Magdalena, usa cada vez que escucha a alguien acomplejándose de su edad. 
 
Estudió Comunicación Social y Periodismo en la Universidad Autónoma del Caribe, sin embargo, desde los 17 años empezó a laborar en televisión, relaciones públicas, radio y prensa escrita. 
 
En busca de nuevas experiencias, decidió viajar en el 2003, junto a su hija Daniela, a Estados Unidos. Allá se convirtió en la editora de la sección de entretenimiento de un periódico en Houston, lugar donde conoció a su esposo, Pedro Arévalo.  
 
Aunque se considera una amante del periodismo radial y televisivo, Lizzette confiesa que su gran pasión siempre ha sido la escritura. 
 
“Es por ello que mi esposo y yo decidimos crear nuestra propia empresa: Penta Communications LLC. En este proyecto se han desprendido varios formatos como un periódico y la revista Solo Mujeres”, afirmó. 
 
Trabajar por el empoderamiento de la mujer en la sociedad siempre ha sido una de sus grandes metas. Se ha desempeñado como motivadora, oradora y creadora de una serie de programas enfocados al rol de la mujer latina como el Club de Amas de Casa y la Fundación LatinWe. 
 
Lizzette disfruta compartir tiempo con su familia los fines de semana, leer y orar en un grupo de oración,  al que asiste con otras parejas. 
 
“Cuando llegué a Houston, me di cuenta que los hispanos y los latinos emigramos a otros territorios manteniendo los mismos miedos y bloqueos mentales que teníamos en nuestros países de origen. Además, crecimos escuchando cómo se hablaba de las  ‘cuarentonas’ de una manera despectiva y hasta insultante”, añade. 
 
A raíz de esta situación, Lizzette, quien hoy en día tiene 47 años y dos hijas, empezó a escribir artículos sobre la vida a los 40 en Garabatos, un blog que maneja. Allí, recibía las reflexiones de otras mujeres en situaciones similares. 
 
“Fue en ese momento cuando escribí el libro Felizmente cuarentona, un manual libre de tapujos inspirado en el miedo que surge cada vez que alguien le pregunta a otra persona sobre su edad, que nos enfrenta a nosotros mismos, a nuestros complejos y a ser libres después de los 40”, cuenta. 
 
En esta guía, Lizzette busca eliminar los estereotipos que surgen en esta década. Según la escritora, primeramente hay que dejar de lado el hecho de que una mujer es considerada como “vieja” a los 40 años, entender que esta es la época ideal para reinventarse y para empezar los proyectos trazados, porque “nunca es tarde para luchar por lo que realmente se quiere”. 
 
“La vejez no es cuestión de edad, es más bien mental. Por ejemplo, la mayoría de las mujeres a los 40 asumen su sexualidad de una manera más plena, saben lo que quieren, cómo lo quieren y cuando lo quieren. El libro pretende que entendamos que lo que la sociedad nos hace creer no es real”, manifiesta.
 
La influencia caribe.
 
Para Lizzette, el toque costeño, que tanto la caracteriza, se ha visto evidenciado  en su manera de escribir. “Es un libro que tiene la frescura del Caribe, donde incluyo elementos de mi crianza en un pueblo como El Banco y de las anécdotas de mi mamá y abuela”.

Etiquetas

Más de revistas