EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/142815
Sin Photoshop 06 de Mayo de 2017

Jassel Arzuza, la psicóloga que rompió un paradigma en su gremio

El usuario es:

Foto: Orlando Amador.

Jassel posa en casa de su madre, en el norte de la ciudad. Su visita obedeció a compromisos laborales.

Loraine Obregón Donado - @lore013

La barranquillera dio a conocer qué la hace diferente entre el gremio de psicólogos y cómo se atrevió a consolidar sus consultorías ‘online’. Hoy por hoy sigue en esa labor y en charlas acerca de sus especialidades.

Jassel Arzuza Herrera nació en Barranquilla y en el presente reside en México al lado de su pareja. Es Life y Business Coach, Coach educativa, especialista en Intervención Clínica Educativa en Lectura y Escritura, Máster en Psicobiología y Neurociencias Cognitivas, en entrevista reveló gran parte de su vida. Contó que ha hecho un poco de todo lo que estudió y su plus como profesional es haber trasladado las consultas con clientes latinos, a un medio virtual, pese al pesimismo de algunos colegas.
 
 P   ¿En qué momento decidió estudiar Psicología? 
 R   A los 10 años le dije a mi mamá que mi visión era servir a la gente como fuera, porque quería ser útil en la sociedad. En ese momento, llegué a creer  que mi servicio era ser monja, pero a medida que pasaron los años, me di cuenta que también me gustaba la educación y me cuestioné por qué no podía dedicarme al desarrollo personal y a la educación. Al llegar al colegio, me di cuenta de mi habilidad en la escucha y comprensión a los demás. A los 17 años dije que definitivamente era la Psicología y lo pude rectificar cuando mi profesor de filosofía me sembró la duda de ¿qué es lo que somos? Y en busca de esa respuesta, hoy soy psicóloga. Cabe resaltar que la docencia también fue de mi interés.
 
 P ¿Consiguió incursionar en la docencia?
 R  Al inicio de mi carrera, mi profesor de filosofía me recomendó para impartir clases particulares de español a unas personas de Texas que llegarían a Colombia a trabajar. Yo no sabía nada de (cómo dictar clases de) español y tuve que aprender con la ayuda de mi mamá, que es licenciada en Lenguas, con especialización en Procesos Pedagógicos y Maestría en Educación. Cuando termino mi carrera, comienzo a trabajar en docencia y no en psicología y, a través de ese ámbito, descubro la importancia de los procesos psicológicos dentro de la pedagogía, ya que esta se nutre de la Psicología. Trabajé en el Altamira, Marymont School y en la Universidad del Norte.
 
 P  ¿Cómo logró alternar la Psicología con la docencia?
 R  Empecé a ejercer mi carrera en mi propio consultorio, que hice en mi casa. Sin dejar a un lado las tutorías en educación, conjugando la parte psicológica, tanto en el colegio, como por fuera. En la Uninorte trabajé como profesora en Licenciatura en la parte de la Psicología. Luego, recibí una beca, la cual no tomé, porque mi deseo era llegar a Europa y estudiar allá. Cuando por fin llegué a Madrid, estudié Intervención en Clínica,  Lectura y Escritura. Después, llegué a Panamá, donde trabajé en un colegio.
 
 P  ¿Cuáles fueron los primeros casos que atendió?
 R   Recuerdo que empecé tomando casos de jóvenes que necesitaban ayuda en el desarrollo de competencias personales y académicas. A través de esto, la gente empezó a entender la importancia de la inteligencia emocional dentro del desarrollo integral de una persona. 
 
 P  ¿Cuándo dio paso a la creación del consultorio ‘online’?
 R  Siendo la inteligencia emocional un producto de las investigaciones en neuropsicología, que siempre me gustó, comencé a estudiar la maestría de Psicobiología en Neurociencia Cognitivas. Culminé en 2011 e inicié el consultorio online en Brasil. La primera vez que me fui de Colombia a estudiar a Madrid, encontré que mis clientes en Colombia no querían ser transferidos a otro profesional, por lo que me propusieron que hiciera las consultorías en línea, a través de Messenger. La herramienta de video fue muy útil.
 
 P ¿Cómo es visto este tipo de atención por sus colegas?
 R  Al principio empezar fue retador. Tener ideas diferentes en un gremio conservador y muy crítico como es la Psicología, dentro de una sociedad con tendencia a guardar las costumbres y tradiciones como la latina, resultó complicado. Sin embargo, personas de Centro y Suramérica que se trasladaron a otros países por trabajo, sintieron que el apoyo psicológico en ese lugar no era igual que el apoyo psicológico de un latino y me lo manifestaban,  así que accedí a incursionar desde una plataforma digital. Hasta ahora tener mis consultas online, contra todos los pronósticos, ha resultado beneficioso. La efectividad y el tipo de relaciones cálidas que llevo con mis clientes, de más de cinco años de trabajo en línea, han opacado las ideas erróneas de mis colegas tradicionalistas. Diariamente atiendo mínimo seis clientes, de lunes a sábado. Son personas que están en Colombia, Brasil, España, San Diego, entre otros países. Una de las cualidades interesantes de la consulta online es que la persona no tiene que desplazarse a otro lugar, ni tampoco esperar en un consultorio físico con dos o tres personas, a que sea su turno. Solo debe entrar al link www.jasselarzuza.com.
 
Jassel disfruta trabajar con sus clientes a través de su plataforma virtual.
 
¿Pacientes o clientes?
Dijo que reemplazó el término de pacientes,por clientes porque su tipo de terapia es integrativa y en esta las personas no son vistas como entes pasivos que se limitan a recibir, sino que son vistos como entes activos, dueños de su propia vida, con poder de decisión y  como agentes de cambios. “En estas consultorías unifico la psicología humanista, la logoterapia, la psicología positiva y la terapia cognitiva conductual”, expresó Jassel Arzuza.
 
Desde pequeña...
“Yo supe que mi visión era servirle a la gente como fuera, porque quería ser útil en la sociedad”.
 
Según ella...
“Hasta ahora tener mis consultas ‘online’, contra todos los pronósticos, ha sido beneficioso”.
 
 
 
 
 

Etiquetas

Más de revistas