EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/144365
Que Ha Pasado Con 29 de Julio de 2017

Fadya Amín y su propósito de ‘curar almas’ mediante la logoterapia

El usuario es:

Foto: Orlando Amador Rosales

Fadya espera radicarse esta semana en Barranquilla, para empezar a emprender sus proyectos profesionales.

Daniela Murillo

Después de su paso por la Procuraduría General de la Nación en Bogotá, esta cartagenera regresa a Barranquilla para crear una fundación que, desde el ‘coaching’, promueva el valor del matrimonio, la familia y el sentido de la vida.

Pese a que Fadya Amín Hernández nació en Cartagena, ella se describe como “magangueleña de corazón y barranquillera por adopción”.  Desde muy pequeña, esta amante de la Región Caribe aprendió de sus padres la importancia y el valor de la familia. 
 
“Soy la segunda de nueve hermanos e hija de unos padres maravillosos que ya llevan más de 64 años de casados. Crecí en una familia con glorias y triunfos, pero también con penas y dificultades. Sin embargo, el amor de papá y mamá ha sido aquella fuerza que nos ha mantenido unidos”, considera con voz firme.
 
Su vocación de servicio y ayuda, la llevó a estudiar Medicina en la Universidad del Norte. A los 21 años, se casó, unión de la cual fueron fruto sus cuatro hijas: Fadya, Laura, Juliana y Olga Lucía. No obstante, tiempo después, debido a algunas diferencias y circunstancias de crisis con su pareja, ambos decidieron dar por terminada su relación. 
 
“Me separé no queriendo estar separada.  A partir de esto, sentí un impulso grande por estudiar los temas de familia, porque me afectó mucho el proceso de divorcio. Desde ese entonces, supe que mi labor no solo debía estar enfocada a propagar el valor de la familia, sino también a apoyar a las personas que pasan por estas situaciones de ruptura y promover separaciones sanas, decentes y cordiales”, contó.
 
Con esas metas claras viajó a España a formarse como orientadora familiar en la Universidad de Navarra y, tiempo después, como especialista en Educación y Asesoría Familiar de la Universidad de La Sabana, en Bogotá. 
Con su llegada a la capital, asumió el reto de convertirse en la directora nacional del programa ‘Procurando Familia’ de la Procuraduría General de la Nación, cargo que ocupó por siete años.
 
Estando allí, se enamoró de la logoterapia, una psicoterapia que, mediante el diálogo, se centra en el significado de la existencia humana y en la búsqueda del sentido de la vida por parte del hombre. “En el siglo XXI es común presenciar muchos casos de suicidio, depresión, soledad, divorcios y rupturas de vínculos esenciales como consecuencia de los vacíos que surgen por la pérdida del sentido de la vida. Mi propósito: ayudar a las personas a que ellas mismas puedan encontrar las respuestas a sus problemas”, agregó. 
 
Para Fadya Amín, las parejas sólidas son la base del hogar, el resto de la familia y la Nación. 
 
Es por ello que, durante su estancia en Bogotá, no desperdició la oportunidad de estudiar esta vertiente de la psicoterapia en el Instituto Colombiano de Logoterapia y Análisis Existencial Viktor Frankl y además, se formó en Coaching Existencial de enfoque logoterapéutico en la Sociedad, para el Avance de la psicoterapia Centrada en el Sentido (SAPS). 
 
Así pues, la familia se convirtió en la motivación que permitió el cambio de su carrera como médica, por una labor más enfocada a ‘curar almas’, a través de la logoterapia. 
 
“Luego de mi paso por la Procuraduría decidí volver a Barranquilla. Una de las razones principales de mi regreso es porque allí vive la mayoría de mi familia, incluyendo a tres de mis hijas y dos de mis tres nietos”, explicó. 
 
De igual modo, en el ámbito profesional, Fadya tiene preparado varios proyectos que piensa emprender en la capital atlanticense.
 
“En Barranquilla, la logoterapia es un tema desconocido. Es por ello, que estuve promoviendo, en conjunto con la SAPS, un diplomado en logoterapia llamado ‘Pérdida, Sufrimiento y Sentido’ que se va a realizar a partir del 23 de agosto en los salones de la Corporación Universitaria Empresarial de Salamanca”, afirmó. 
 
Igualmente, tiene como propósito crear una fundación donde, desde la logoterapia y el ‘coaching’ existencial, se ayude a personas, matrimonios o familias que hayan perdido el sentido por la vida.
“Siempre teniendo en cuenta la importancia de volver al hogar, porque es allí donde reside la calidez, los vínculos seguros y la esencia de la vida”, concluyó. 
 
Sus hobbies
 
Compartir con sus amigas es una de las actividades que más disfruta Fadya en sus ratos libres. Es por ello que todas las semanas asiste a un círculo de estudio de mujeres en crecimiento donde conversan y discuten una variedad de temas. Asiste a misa todos los días, le apasiona cantar y confiesa ser una “abuela 100%”, que no pierde la oportunidad de pasar tiempo con sus cinco nietos. Para esta especialista en familia, "ser abuela es el mayor regalo” que le ha dado la vida. 
 
 

Etiquetas

Más de revistas