EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/148780
Que Ha Pasado Con 12 de Mayo de 2018

El legado por el que lucha Marilyn Díaz

El usuario es:

Foto: Archivo particular

Marilyn Díaz en la sala de su casa. Es administradora especializada en Mercadeo.

Carolina Vargas Hormaza - @caritovargash

Esta barranquillera es madre, abuela, exseñora Atlántico y directora de Funda Caro, una organización creada en honor a su hija fallecida, Carolina A. Ávila Díaz.

Marilyn Díaz Melgarejo, exseñora Atlántico, recuerda como si hubiese sido ayer el momento en el que junto a su hija Carolina Andrea Ávila Díaz, planeaban la creación de un proyecto social que más que ayudar a aquellos que lo necesitan, se convertiría en una mano amiga para construir sueños.
 
Hoy día Carito, como la llamaban cariñosamente sus hermanos Fernando y Alfonso Ávila (conocidos musicalmente como Los Twins), no está. Falleció en diciembre del 2013. Sin embargo, su anhelo por servirles a los demás siguió vivo dentro del corazón de su madre. 
 
“Cuando mi hija aún estaba viva yo comencé a decirle —Caro yo quisiera crear una fundación, vamos a trabajar en eso— ella, de una me dijo —claro que sí mami, vamos hacerlo—”, recordó Marilyn.
 
Con ese impulso que surgió hace aproximadamente seis años, nació  Funda Caro, un espacio que, según explicó Díaz, fue creado especialmente para jóvenes que viven en poblaciones vulnerables, y lleva ese nombre precisamente en honor a su hija Carolina.
 
“Yo nací y pasé gran parte de mi vida en el barrio Simón Bolívar, en ese entonces para mí era un barrio sano, pero ahora tiene mucha necesidad, los jóvenes, como en todo barrio vulnerable, están desubicados. La droga, la prostitución, el microtráfico, todo esto se ha apoderado de ellos. Por eso decidí trabajar con esta población”, agregó.
 
A pesar de que inicialmente la idea de Marilyn era trabajar en el barrio que la vio crecer (Simón Bolívar), ella contó que se le presentó la oportunidad de trabajar en el corregimiento La Playa a través de una de sus primas que laboraba allí. 
 
“Mi prima me presenta a la comunidad y yo les presento el proyecto a pesar que en primera instancia estaban bastante incrédulos, porque me decían que hasta su comunidad habían llegado muchas personas prometiéndoles mil cosas pero al final solo se tomaban las fotos con ellos y se iban sin hacer nada. Sin embargo, les pedí la oportunidad, me la dieron y así empezó todo”, relató.
 
Funda Caro comenzó a funcionar oficialmente hace tres años, con tan solo cinco niños. Hoy día cuenta con 70 de ellos, algo que llena de orgullo a esta madre barranquillera.
 
“Hoy contamos con 70 niños y niñas entre los 9 y 17 años. La idea es trabajar con niños entre los 11 y 17 años, pero han llegado algunos pequeños de 9 y 10 que vinieron un día, les gustó estar aquí y no se quisieron ir”, dijo Marilyn.
 
 
Temáticas. La sexualidad es uno de los principales temas que se manejan dentro de las actividades que realiza la fundación todos los sábados desde las 9:00 a.m. hasta las 12:00 del mediodía en un jardín infantil que le prestó uno de los líderes comunales del corregimiento a Marilyn para congregar a los jóvenes. 
 
“Uno de los proyectos que más manejamos con ellos va enfocado principalmente en la sexualidad, en cómo deben ellos postergar su sexualidad y de alguna manera anteponer su proyecto de vida para que primero se desarrollen como seres humanos a través de sus talentos y ya luego piensen en tener una vida sexualmente activa”, explicó Díaz.
 
Para tocar este tema, que en algunas familias es considerado como tabú, Marilyn cuenta con un equipo de trabajo dirigido por una psicóloga, una trabajadora social y una educadora. Juntas crearon el proyecto ‘El ejercicio de una sexualidad sana y responsable’, donde tienen en cuenta diferentes aspectos que rompen mitos que comúnmente los jóvenes adquieren del voz a voz. Además, los ponen en práctica.
 
Asimismo, dentro de la programación los niños realizan actividades recreativas y cuentan con un receso en el que se les brinda la alimentación e hidratación que necesitan. “La mayoría de los niños vienen sin desayunar y cuando les damos la merienda, muchos se comen solamente un pedacito, el resto lo guardan y se lo llevan porque en sus casas no hay”, manifestó Marilyn.
 
 
Así pues, la idea de esta barranquillera aguerrida, es seguir construyendo el sueño de muchos jóvenes en condición de vulnerabilidad, por lo que sigue tocando puertas poco a poco y así lograr reunir los recursos necesarios para que en un futuro, el legado de su hija, se expanda por todo el Atlántico. 
 
“Sé que para poder llegar a donde quiero y poder ayudar a esta población vulnerable, necesito más recursos. Por eso estamos ofreciendo proyectos sociales a los diferentes entes públicos”, expuso Díaz.
 
Sobre ella. De acuerdo con sus hijos, Fernando ‘Nando’ y Alfonso ‘Poncho’ Ávila, esta pisciana que nació un 27 de febrero de la unión entre un barranquillero y una pedracera (de Pedraza, Magdalena), Felipe Díaz y Dolores Melgarejo, es una mujer “echada para adelante”, sencilla y muy servicial. 
 
“Mi mamá es una persona humilde, perseverante, muy inteligente y hermosa. Lo que más me gusta de ella es su sencillez y sus ganas de salir adelante”, dijo lleno de orgullo Fernando. 
 
 
Mientras que para Alfonso, además de ser una muy buena madre, es una excelente abuela, pues él es el padre de la primera nieta de Marilyn, Sofía Isabel Ávila Russo, una pequeña de cuatro años que llegó a sus vidas en un momento crucial. 
 
“Mi mamá es una mujer soñadora, luchadora y muy creyente. Como abuela es excelente. Mi hija, por toda la situación que vivimos, es como si fuera también la hija de ella, le recuerda mucho a Carito. Ella cada vez que puede la consiente mucho, le da abrazos, besos y le cuenta cosas. Estoy muy orgulloso de mi mamá”, expresó Alfonso. 

Etiquetas

Más de revistas