EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/141969
Perfil 18 de Marzo de 2017

“Voyerismo tropical” en el arte de Laura Amador

El usuario es:

Foto: Orlando Amador Rosales

Laura posa junto a un autorretrato suyo, con el que invita a las mujeres a verse a sí mismas y explorar su intimidad antes de compartirla con alguien más.

Inguel Julieth De La Rosa Vence

La artista plástica barranquillera enseña su visión de la mujer moderna a través de sus obras, que desde hoy exhibe en la Fundación Puerto Colombia.

A simple vista, un lienzo expone unas piernas femeninas con el panti abajo. Parece un cuadro light y hasta jocoso, pero su significado es otro. Así es como Laura Amador Gasca representa el tráfico sexual infantil, con unos zapatos  ‘chavitos’ que dan cuenta de la escasa edad de la víctima, unos diamantes que en el fondo simbolizan el precio de la virginidad y una gotas brillantes que resbalan entre los muslos de quien, sin más, le han vendido su dignidad.

El cuerpo de la mujer (como el Caribe donde nació) es su motivo de inspiración. “Las texturas del cuerpo, las dimensiones que hay en los músculos y la estructura ósea” atraen a la artista barranquillera desde hace dos años, cuando se vio por primera vez frente a modelos desnudos en clases de Arte de Estudio, carrera que hizo en EEUU.

Laura encuentra “mucha más elegancia y misterio dentro de la figura femenina” que en la masculina. En sus obras no falta el cuerpo humano, a veces solo hay extracciones del mismo, a veces son partes sacadas del hombre que, al final, también terminan viéndose femeninas.

Es una artista que ahora vive por compartir su visión de la mujer moderna, una perspectiva liberadora que la hizo escapar del ambiente conservador en el que creció con sus padres en Barranquilla. Es justo eso lo que Laura pretende con la exposición que inaugura hoy con el apoyo de la Fundación Puerto Colombia en ese municipio, enseñarles a las atlanticenses “cómo pueden ser de explosivas, cómo pueden explorar, no solamente su sexualidad, sino su personalidad, usar su voz, decir lo que piensan y cómo se sienten”.

“La mujer moderna es una mujer que es jefe de sus propias acciones, que toma control de su propia vida, no le da miedo abrirse al mundo ni explorarse a sí misma”, afirma la joven de 25 años, justo en frente del cuadro en el que decidió retratarse (una vez más) para verse, conocerse desde su intimidad antes de compartirla con alguien más.

Laura también tiene experiencia en el diseño digital y la producción de video. 

Aquí, a La Arenosa, Laura volvió con esa mentalidad más abierta, cero cohibida, después de seis años viviendo en Estados Unidos, país donde llegó de intercambio cuando fue aceptada en la Universidad del Sur de la Florida, a solo ocho días de haber aplicado desde la Universidad del Norte, donde ya cursaba sexto semestre de Negocios Internacionales, aun cuando deseaba cambiar esta carrera por las artes plásticas. Hoy cuenta con ambos títulos, otorgados en la Florida.

Y es que aplicada siempre ha sido. Por más que se distraía en clases dibujando en sus cuadernos, su nivel académico le permitió graduar a los 14 años del Instituto del Desarrollo del Potencial Humano (IDPHU), un colegio campestre y bilingüe en Barranquilla donde aprendió, además de convivir con las diferencias humanas, a amar a la naturaleza, una afinidad que también refleja con sus pinceladas caribes.

“Mis cuadros representan la sexualidad, el descubrimiento femenino, la fuerza externa e interna nuestra; pero también me encanta hacer realismo e imitar a la naturaleza”, expresa.

Antes de emprender su viaje al exterior en busca de una maestría en Artes Plásticas o en Administración de Arte, Laura espera seguir exponiendo su obra en Colombia con mucha identidad femenina y caribe, con un claro mensaje: “Somos nosotros quienes podemos tomar acción de nuestros cuerpos y nuestras personalidades”.GC

 

Etiquetas

Más de revistas