EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/142025
Perfil 25 de Marzo de 2017

Una cartagenera que se atrevió a soñar

El usuario es:

Foto: Archivo particular

Esta periodista es la vicepresidenta y productora ejecutiva del programa ‘Despierta América’, del canal Univisón.

Daniela Fernández Comas @danielaferco

Luz María Doria cuenta por qué decidió escribir ‘La mujer de mis sueños’, y comparte lo que le dejó su natal Cartagena antes de apostarle al periodismo en Miami, EE.UU.

Una adolescente de 16 años fue la que dejó atrás en Cartagena para perseguir su sueño de periodista. Voló, literalmente, a Miami y allá se comenzó a preparar. Al poco tiempo conoció a su ídolo de la época, Cristina Saralegui, para quien trabajó momentos después y la que la ayudó con su visa de trabajo.
 
Hoy, con casi 52 años, esa mujer cuenta la historia con alegría, unas cuantas lágrimas, y orgullo profundo por lo que ha conseguido hasta el día de hoy, ser la mujer de sus sueños.
 
“De nada vale que tú sientas pasión por algo, o que seas persistente, si no te atreves, o si a la hora de que te atrevas sales con un chorro de babas”, dice Luz María Doria, la protagonista de esta entrevista. 
 
Hace unos meses, su nombre encabezó varios titulares en los medios de comunicación, pues escribió un libro, La mujer de mis sueños, que vino a promocionar en Colombia. Por eso, de pronto, ya muchos sabrán que decidió estudiar periodismo por ser fan de la revista Cosmopolitan, que fue corresponsal de un periódico colombiano durante sus estudios de Comunicación de las artes en la universidad Barry, en Miami, y que al graduarse fue contratada para redactar en la editorial de su adorada revista.
 
Así comenzó el cuento soñado de Luz María, uno que sí se hizo realidad.
 
“De Cristina aprendí que uno todo lo que quiere en la vida lo puede conseguir, y que lo más importante es tomar acción”, asegura la cartagenera. “Yo decidí tomar acción, combatir mis miedos, mis inseguridades, y trabajar mucho”.
 
Fue el miedo lo primero que dejó a un lado al cambiar de país de residencia. Como ella misma dice “es el enemigo número uno de los sueños”. La joven que había llegado a La ciudad del sol desde la costa Caribe colombiana, contó con felicidad, como si lo dijera por primera vez, que tuvo que quitarse la timidez de encima y atreverse a cosas nuevas. Como ser la directora de una nueva publicación (Cristina La revista), cuando solo tenía 24 años. Cargo que llegó a su vida por haber desempeñado un buen papel frente a Saralegui.
 
La perseverancia la adoptó. Y cuando creía que había llegado el momento de decirle adiós a su sueño, su ángel, de nuevo, la ayudó. “Cristina me pidió la visa de trabajo. Quería que siguiera trabajando con ella, me dijo que consiguiera un abogado, y a los 3 o 4 meses recibí la carta de aprobación”, cuenta de una de sus mayores bendiciones. La que hoy, está segura, no sería tan fácil de disfrutar. 
 
Su reto mayor fue llegar a Univisón. Ahí se desempeña como la vicepresidenta y productora ejecutiva del mañanero Despierta América, el programa hispanoamericano con más audiencia en ese país. Sin embargo dice que no ha sido fácil, al menos no desde este año. “Nunca antes había existido un índice de mayor estrés entre los hijos de inmigrantes que ahora, porque creen que Trump los separará de sus familias. Pero ahí está Despierta América, para decirles cómo ayudarlos”.
 
Además de crear un hogar junto a su esposos ecuatoriano, que disfrutan junto a su hija de 20 años, Luz María  se dedica a compartir su fórmula para el éxito, a través de su primer libro. “Siempre he pensado que los profesionales tenemos una obligación con la generación que nos sigue, de compartir la fórmula que nos da resultado. Eso fue lo que hice”, admite, la amante a la escritura y lectura, con más de 10 libros en su mesita de noche. “Soy lo que soñé ser, y eso tenía que contarlo”.
 
Luz María durante la gira de lanzamiento de su primer libro, ‘La mujer de mis sueños’.
 
 
Cartagena. No podemos seguir hablando de Luz María sin contar cómo La Heroica,  hizo, y aún hace, parte de su vida. Relato que hace luego de una pausa, producto de unas cuantas lágrimas que le recuerdan de dónde viene y cuánto extraña su ciudad.
 
Con la voz entrecortada, expresó cómo aún la mantiene cerca, de la manera que pueda. Y que la sigue visitando, como el pasado diciembre que el Alcalde le dio un reconocimiento. “Siempre está presente. En mi carro tengo música de Colombia, en mi casa se come patacón con queso, ando con aretes colombianos puestos, siempre tengo algo colombiano en mano, así que ¡claro que me hace mucha falta! Y vivo muy orgullosa de haber nacido allí”, exclama.
 
“Lo mejor que Cartagena me deja es ese ‘no te preocupes’, el ‘cógela suave’. De una ciudad turística con cero estrés. Eso es lo que traigo en la sangre”, y es sin duda lo que aplica en su día a día esta mujer, madre, hija y periodista exitosa, que no se dejó vencer por la inseguridad para poder alcanzar sus metas. gc

Etiquetas

Más de revistas