EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/147456
Perfil 27 de Enero de 2018

Rocío García, la reina del Carnaval que trajo al presidente Carlos Lleras

El usuario es:

Foto: Orlando Amador Rosales y archivo particular

Rocío García de Gutiérrez posa en la sala de su apartamento con la pollera que diseñó Judy Hazbún.

Alejandro Rosales Mantilla

Han pasado 50 años desde que esta barranquillera lideró el Carnaval de Barranquilla. Los recuerdos, pero sobre todo la alegría y don de gente, se mantienen intactos. En la tranquilidad de su casa compartió varias anécdotas.

La vitalidad, gracia y don de gente son características que ahora están más vivas que nunca en el rostro de Rocío García de Gutiérrez, reina del Carnaval de Barranquilla en 1968. En la sala de su apartamento, en el norte de la capital del Atlántico, bambolea la pollera que la diseñadora Judy Hazbún confeccionó para ella y que resume con fotografías impresas sobre la tela su reinado carnavalero, cinco décadas atrás. “Viva Rocío la reina costeña y más bella de este Carnaval”, dice en un aparte la canción Rocío de Carnaval de Aníbal Velásquez, que ella aún recuerda y baila con emoción moviendo su pollera. El tema se lo dedicó el guarachero barranquillero y se lo cantó en su coronación, por esos días, en el ya desaparecido coliseo cubierto Humberto Perea. Con la felicidad y el convencimiento de que lo bailado nadie se lo quita, la exreina recordó anécdotas y vivencias de lo que fue su mandato carnavalero hace 50 años.
 
La reina recibe la corona de manos del alcalde Luis Eduardo Consuegra.
 
¿Qué recuerdos vienen a su mente del día de su coronación?
Sobre todo la ovación que se recibió del público, de la gente, eso fue algo increíble; es más, recuerdo que tenía fiebre esa noche, tenía 39 grados, me ponían inyecciones y nada, pero cuando llegué al escenario del coliseo cubierto y sentí esa ovación se me quitó todo. Fue una sanación inmediata de felicidad.
 
¿Cómo fue la ceremonia?
Desfilamos ese día con todas las princesas y príncipes del Carnaval. Una comitiva real estupenda me apoyó mucho. El escenario y su show fue diseñado por Sonia Osorio, el vestido de coronación fue un homenaje a la primera reina del Carnaval, alegórico a lo que ella vistió (…) El alcalde Luis Eduardo Consuegra me coronó, me dieron el cetro y luego bailé para el pueblo barranquillero la chichamaya, que es típica del pueblo wayuu. Fue un homenaje al pueblo guajiro, que nunca se había hecho.
 
¿Y su elección cómo se dio?
Antes de ser elegida reina fui candidata a miss Atlántico con Luz Elena Restrepo y Mildred Smith. Luz fue a Cartagena y quedó como señorita Colombia. Todos esperábamos que ella también fuera la reina del Carnaval, y cuál sería mi sorpresa el día que se estaba esperando la decisión  de la junta permanente del Carnaval cuando me llamó el gobernador de la época a decirme que yo era la elegida  por decisión unánime. 
 
¿Qué ritmos se bailaban más por esos días?
Merecumbé, el grupo Los Melódicos, Richie Ray y Bobby Cruz, que estaban en sus inicios. El maestro Aníbal Velásquez me compuso especialmente una canción, Rocío del Carnaval. 
 
¿De su carnaval qué hechos importantes recuerda?
Realmente algo muy importante de mi carnaval es que por primera vez vino un presidente de la República, el doctor Carlos Lleras Restrepo.  Fuimos a Bogotá a invitarlo personalmente. Eso le dio más prestigio a nuestra fiesta. Eso fue una sorpresa y muchas personas se preocuparon por su carácter y porque decían que era muy serio. Cuando llegó tuvo una actitud increíble, incluso le pusimos un capuchón de monocuco y bailó, fue a la Batalla de Flores. Llegó el sábado en la mañana y se regresó el domingo.
 
¿Y como fue esa Batalla?
La Batalla de Flores comenzaba en la calle 72 y bajaba por toda la 20 de julio (carrera 43).Era algo muy lindo porque se sentía la gente muy cerca, me daban flores, se palpaba la emoción del pueblo. Yo disfruté mucho esa Batalla de Flores.
 
¿Cómo fue su ingreso a la banca después de su reinado?
Me ofrecieron del Banco de Colombia ser gerente de la oficina de la calle 72. Yo acepté y fue un reto para mí. Yo fui la primera mujer que dirigió un  banco en la ciudad. Trabajé en la banca 25 años. Luego de mi primer trabajo renuncié para casarme con Pedro J. Gutiérrez, y después llegaron mis dos hijos que también son médicos como su padre: Pedro Javier, que vive en Costa Rica y tiene tres nietos, y Roxana, que es anestesióloga y vive en Madrid. Mi esposo es cardiólogo.
 
¿Cómo califica el desempeño de Valeria Abuchaibe Rosales, reina del Carnaval de Barranquilla 2018?
Realmente espectacular. Es una niña increíble, con mucho carisma. Ahora con la presentación de la Lectura del Bando demostró tener unas actitudes bailables fuera de concurso, es muy alegre, le pronostico un gran Carnaval.

Etiquetas

Más de revistas