EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/143153
Perfil 27 de Mayo de 2017

Nina García conjuga el ‘glamour’ con la maternidad

El usuario es:

Foto: Anubys De La Asunción

Sin importar el fuerte calor de un domingo, y desde el hotel Santa Clara, en Cartagena, Nina posó para Gente Caribe.

Daniela Fernández Comas @danielaferco

Considerada una de las voces más importantes de la moda en el mundo, la barranquillera compartió en exclusiva cómo se desenvuelve con estilo sin olvidar su faceta más importante, la de mamá.

Recibí una llamada hace un mes, un sábado a las cinco de la tarde. Me dijeron que había una oportunidad de hacerle fotos exclusivas a Nina García al día siguiente, domingo, en Cartagena, y a las 8 de la mañana.
 
Días previos había quedado en enviar un cuestionario a su mánager y esperar unas fotos que le harían en Bogotá durante su visita al país. Estuvo en la capital como embajadora de American Express en el Bogotá Fashion Week para elegir al mejor diseñador emergente del momento. Allí galardonó a la momposina Faride Ramos con el Premio a la Innovación. 
 
Debo reconocer que lo pensé más de dos veces. No había sido fácil conseguir un fotógrafo que trabajara domingo a esa hora, y yo necesitaba arreglarme. Tenía que ir presentable ante el ojo de una “autoridad de la moda”, como ella se define en su página web, y a las siete de la noche aún no encontraba una peluquería que pudiera atenderme. Finalmente resolví, y el domingo estaba en el hotel Santa Clara, en Cartagena, a las 8 de la mañana en punto. 
 
Hacía calor, mucho calor. No había luz en el Centro histórico de la Heroica. La brisa no se asomaba tampoco. Las hojas de los árboles no se movían y el abanico poco servía.
 
Pero todo eso pasó a segundo plano cuando Nina apareció a las 8:30 de la mañana. Portaba un vestido rojo estampado, sandalias negras, su cabello suelto, y maquillada al natural, como solemos verla en las primeras filas de las pasarelas más importantes del mundo, o en los episodios del reality Project Runway, del que es jurado desde hace 16 temporadas.
 
“Tengo poco tiempo, pero ¡podemos hacerlo!”, fue lo que me dijo sonriente luego de saludarme y presentarse (como si necesitara hacerlo). Y así fue.
 
Fueron tres horas donde la barranquillera, radicada en Nueva York, pasó de dirigir las portadas de la revista Marie Claire a ser fotografiada para la de Gente Caribe. “Esto solo lo hace porque siente un amor profundo por su Barranquilla”, decía la mánager mientras transcurría el tiempo. 
 
Por supuesto, sus ángulos los conoce a la perfección, razón por la que todo fluyó naturalmente, con su estilo, fresco y cómodo. Y mientras sus hijos, Lucas, de 10 años, y Alexander, de 6, jugaban cerca de ella, dejó claro que antes de ser un referente de moda Nina García no deja de ser mamá.  
 
Nina piensa que la moda debe  beneficiar al medio ambiente, por eso cree que “hay que desechar menos y reciclar más”.
 
 
¿Ha sido difícil para usted ser mamá y una mujer de éxito? 
¡En lo absoluto! Mis hijos saben que su madre es trabajadora e independiente y lo respetan. Ser mamá ha sido una de las cosas más maravillosas que me ha pasado, mi familia es mi motor. La maternidad cambió la manera de entender mi vida y mi profesión. Me ayudó a ser más enfocada y eficiente ya que la moda se mueve a una velocidad de vértigo con muchos viajes. Pero no soy la única mamá que trabaja y lleva una casa, hay millones de mamás que luchan y se esfuerzan para hacer compatible el trabajo y la familia. ¡Las mujeres somos superpoderosas! 
 
¿Cómo maneja el hecho de ser una figura pública y proteger la privacidad de su vida familiar? 
Con mucha naturalidad. Mi esposo y mis hijos comprenden que soy una figura pública y lo que esto conlleva.
 
¿Qué piensa de las madres que trabajan en el mundo de la moda? ¿Cree que ser mamá influye en las tendencias que utilizan? 
Me encanta ver la unión y conexión con sus hijos sin perder el enfoque de su carrera, como Victoria Beckham, al igual que Heidi Klum. Muchas veces (Heidi) los lleva al set de Project Runway solo para compartir más con ellos, las grabaciones son muy intensas. Por otro lado, ser mamá nos obliga a estar casi siempre en movimiento, lo que implica vestir de manera más práctica y cómoda. Mezclar comodidad con estilo es un reto, pero no es imposible.         
 
¿Qué opina de las modelos y artistas que son mamás y que, quizás por su rol, quieren seguir pareciendo unas jovencitas? 
Envejecer es un reto para todas las mujeres. Yo considero que no hay nada mejor que sentirse cómodo con uno mismo. La felicidad consiste en quererse, aceptarse, y aceptar el paso del tiempo. Sumar años es una bendición, quiere decir que estamos vivos y podemos disfrutar de todo lo bueno y lo malo que la vida nos depara. 
 
¿Qué costumbre de las mamás barranquilleras aplica y cuáles no? ¿Qué le aprendió a su madre? 
En mi casa les hablo en español y se les cocina cositas de Colombia de vez en cuando. Y creo que lo más importante, y que siempre admiré en ella, fue su amor incondicional e infinito por su familia, y su gran fuerza y entereza ante cualquier tipo de situación. De mis cosas favoritas que aprendí de ella es que el estilo es una expresión personal de quien eres. Que la elegancia viene de sentirse cómoda con uno mismo.
 
Los pantalones y las prendas básicas con color y movimiento son solo algunas que no pueden faltar en el clóset de la barranquillera. 
 
En una entrevista dijo que el clóset de su madre era cuidado por ella como un tesoro. ¿Le sigue los pasos en eso? 
¡Absolutamente! Siempre digo que tener un buen clóset es una cosa maratónica. Antes de comprar pienso realmente qué necesito y qué prendas de la temporada seguirán vigentes en unos años. En época de ‘fast fashion’ (moda asequible, en tiempo y costo), en la que estamos, el precio que paga el medio ambiente es altísimo por eso considero que debemos ser más conscientes de cómo compramos ropa. Deberíamos desechar menos y reciclar más. Ese sería un buen lema para el  2017, y en adelante.  
 
¿Cuáles son esos momentos entre madre e hijo que más disfruta? 
Me encanta llegar a casa y hacer las tareas de la escuela juntos, poder contarles un cuento antes de dormir. Los fines de semana son más de aventura y paseo, mis hijos son amantes de la naturaleza. En general, procuro no dejar de hacer nada que luego me pueda arrepentir de no haber compartido.
 
¿Qué disfruta hacer en sus ratos libres? ¿Cada cuánto viene a Colombia? 
Me fascina el arte, me encanta la gastronomía y en Manhattan, por ser tan cosmopolita, hay mucha variedad y calidad. Cuando vengo a Colombia, a Barranquilla, me gusta descansar, reencontrarme con mis amigos, pasear por Cartagena y, por supuesto, ¡comer arepas!  
 
¿Cuáles son las tendencias, según su opinión, que se impondrán para las madres en este 2017? 
Una tendencia clara tiene que ver con el empoderamiento de la mujer. Vuelve el traje de pantalón con muchos colores y proporciones, sin dejar de lado lo femenino. 
 
¿Qué prendas cree que las mamás deben sacar de su armario?
Aquí yo seguiría el consejo de Marie Kondo. “Sujete una prenda y piense: ¿me trae felicidad?, ¿la necesito?, si no te dice nada es mejor reciclarla o regalarla”. Lo ideal sería que la compra fuera un acto fruto de una reflexión. 

 

Etiquetas

Más de revistas