EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/146628
Perfil 07 de Diciembre de 2017

Luis Alfonso Borrego y su imprudencia respetuosa

El usuario es:

Foto: Jorge Duva

Lilibeth Hernández García

Es samario y hace parte de la nómina estelar de ‘Suelta la Sopa’, magacín de Telemundo. Aquí nos cuenta su historia de crecimiento en Estados Unidos.

Es un convencido de que las decisiones que toma lo llevan a un mejor lugar. Fue así como un día, hace casi 14 años, tomó una que lo trajo a vivir a Miami. Y no se equivocó. Luis Alfonso Borrego en Estados Unidos ha construido una destacada carrera profesional. Primeramente como relacionista público de celebridades, y luego, siguiendo con esa línea, se dio a conocer como jefe de información de TVyNovelasUSA, edición de la cual más adelante se convirtió en director. 
 
“Yo me veía como un profesional exitoso, porque siempre he sido una persona muy comprometida en los trabajos que he hecho en mi vida, siempre he superado mis propias expectativas. Lo que nunca me imaginé era que iba a terminar como un talento de televisión, siendo sinónimo de un trabajo exitoso, por la exposición, la pantalla, por la vida glamurosa que puede tener la gente que trabaja en este medio. Esta parte nunca la visualicé, eso para mi es una de las grandes sorpresas de la vida, porque mi meta cuando me vine a vivir a Estados Unidos no era ser un conductor de Tv, nunca lo fue”.
 
Nació en Santa Marta, se graduó en Mercadeo y Publicidad, y se especializó en Periodismo de Guerra. Luego de su paso por la prensa escrita, ahora es uno de los más exitosos presentadores del canal Telemundo. Hace parte de la nómina estelar de Suelta la Sopa, magacín de entretenimiento con gran audiencia dentro del mercado hispano. 
 
Pasó de estar en una oficina a enfrentarse a una cámara. Explica que “a lo largo” de su vida profesional ha tenido varias facetas. 
 
“Nunca me enfoqué en solo hacer radio, prensa escrita o Tv, es más, me inicié en medio de las relaciones públicas. Me encantaba desarrollar estrategias creativas. Yo en Colombia tuve clientes como Loreal, Mercedes Benz, fui jefe de divulgación y prensa para la casa editorial El Tiempo, Intermedio Editores y Circulo de Lectores, entonces digamos que estar del otro lado de la noticia, generarla, era muy retador y lo disfrutaba. Nunca fue mi meta estar del otro lado, aunque era mi contacto natural. Si yo no tenía contacto con periodistas, digamos que no lograba resultados como profesional en relaciones públicas y comunicaciones estratégicas”, recuerda.
 
Agrega que cuando se fue de Colombia a Estados Unidos fue precisamente a trabajar con una agencia de relaciones públicas. “Era lo que yo sabía hacer, pero no me sentía muy cómodo con lo que estaba pasando porque no tenía poder para tomar decisiones estratégicas, que aquí, paradójicamente, que es donde nacieron las relaciones públicas, los profesionales eran casi que asistentes de los artistas, y no es que sean menos, sino que yo estaba enfocado en desarrollar estrategias de marketing y nunca las pude hacer”.
 
Decidió moverse y hacer otras cosas con las que pudiera desarrollar su talento y realizar un trabajo con el que verdaderamente se sintiera satisfecho. Fue así como encontró la opción de TVyNovelasUSA. Allí fue donde Luis Alfonso se dio a conocer  y los jefes empezaron a admirar su trabajo. Gracias a su sagacidad, insistencia y olfato periodístico. En cada edición, era él quien llevaba las mejores entrevistas que finalmente terminaban siendo la portada del mes. Esto fue seis meses después de su llegada, en febrero de 2004.
 
Con grandes satisfacciones, hoy en día, de lunes a viernes, cientos de televidentes lo ven compartiendo estudio junto a presentadores, también destacados, como lo son Carolina Sandoval, Jorge Bernal, Boris Aguirre, Juan Manuel Cortés  (también es colombiano, su mentor y uno de sus mejores amigos) y Karla Gómez. 
 
Se describe como un ser espiritual, carismático, ama a Dios y la virgen María. La lealtad es su mejor cualidad.
 
 
‘Su carrera, sus amigos’. 
Para Borrego su plus es investigar la noticia con el mismo rigor y respeto, como lo ameritaría una de orden público o político. A lo largo de su carrera son más los logros y satisfacciones que los sinsabores. Además, ejercer el periodismo de entretenimiento le ha dejado grandes amigos entre los que cabe mencionar a las ex Miss Universo Alicia Machado y Zuleyka Rivera, cantantes como Luis Fonsi, así como a la presentadora Lily Stefan. 
 
Se define como un periodista serio, se ha ganado con respeto la confianza de celebridades y artistas, porque para él prima la seriedad. No basa su éxito en violar la intimidad, entra hasta donde su entrevistado se lo permite. Dice que no le apuesta a los rumores o noticias sin confirmar, prefiere antes indagar e investigar hasta obtener la mayor información veraz posible. De allí que en muchas ocasiones sean los mismos protagonistas quienes lo busquen para contarle detalles de su vida o revelar algún secreto. Esto lo atribuye al buen manejo y al respeto que le da a la noticia.
 
Aunque se define como “imprudente por naturaleza”, lo que le hizo ganar varios pellizcos de su mamá, dice que en su carrera se ha convertido en una de las herramientas más importantes para ejercer su trabajo. 
 
“Mi imprudencia natural me ha servido para hacer preguntas que otros no harían o no se atreven, pero siempre las hago con respeto y educación”. 
 
Entre las exclusivas más recientes puede citar la que obtuvo a través de Verónica Del Castillo, quien le contó todo el sentimiento y el drama que estaban viviendo sus padres y toda su familia luego de que su hermana Kate del Castillo fuera vinculada con el narcotraficante mexicano Chapo Guzmán. Esta noticia fue replicada en varios medios internacionales. También logró contactar al hermano de Ricky Martin, Erick, quien lo perdió todo a causa del huracán María, en Puerto Rico. Le hizo seguimiento hasta su llegada a Miami. 
 
Por último dice que sabe qué decir y cómo decirlo, ha aprendido que él vale más por lo que calla que por lo que ha dicho. “Y no es porque lo que me haya callado sea favoreciendo a un artista o a una relación con ese artista. Es que yo debo tener la conciencia social de que lo que voy a decir pasa el espectro de la noticia y sea dañino, o pase a lo morboso. Es saber en qué punto esa información puede ser dañina para una persona, para una familia o para una carrera. Y con todo y eso he sido un periodista que ha informado, que ha contado la realidad de lo que esta pasando en una noticia o de un personaje en concreto”.

Al final del día sabe que hace parte de una carrera de tensión mediática, en la que debe haber frecuencia para mantenerse vigente. Resalta a los artistas que entienden que esto es un negocio en el que hay que manejar una imagen, dar de qué hablar todo el tiempo, más aún en tiempos de redes sociales. Le resta a aquellos que quieren mostrar una vida perfecta que no existe. Para él prima el mercadeo y las estrategias. No admite prevenciones ni censuras ante ciertos temas. Le parecen irrespetuosas las celebridades que determinan qué preguntar y qué no. En todos los casos, Luis Alfonso Borrego mantiene su profesionalismo y su tacto periodístico, para obtener la respuesta deseada, para contar números, mantener el rating, pero ante todo para revelar secretos de los famosos con veracidad. 

 

Etiquetas

Más de revistas

LO ÚLTIMO DE REVISTAS