EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/144999
Perfil 02 de Septiembre de 2017

‘Libertad’, el grito desde la música de Javier Cuello

El usuario es:

Foto: Carolina Meneses

Javier Cuello Gerlein toca el piano desde los seis años. En esta imagen lo hace en la sala de su casa, en el norte de Barranquilla.

Alejandro Rosales Mantilla

Es barranquillero, tiene 24 años y estudia música en Berklee. Su canción, ‘Libertad’, hace un llamado de fortaleza, paz y solidaridad al pueblo venezolano.

“Por una Venezuela unida, por una Venezuela en paz, por una Venezuela libre”. Contundente, así es la última frase de Libertad, la canción que compuso y produjo Javier Cuello Gerlein. El tema, cien por ciento hecho con talento barranquillero, también contó con la coproducción de Andrés Felipe Abello (coo-productor e ingeniero de grabación) y Camilo Rodríguez (coo productor e ingeniero de mezcla).
 
Javier, de 24 años, vive en Boston, allá estudia en Berklee College of Music, concretamente Contemporary Writing and Production (Composición, producción y arreglos). Cuenta que la situación del vecino país se siente todos los días en las conversaciones que tiene con sus amigos venezolanos. 
 
Fue precisamente eso lo que lo inspiró una noche y lo llevó a escribir los primeros versos de Libertad: “No queremos más violencia, yo quiero vivir en paz, el dolor por nuestra tierra crece y crece sin parar. Sin temor y con valor no pararemos de soñar,  construyendo el paraíso que mi voz les va a cantar”. Recuerda que este verso se lo mandó a sus amigos venezolanos en mensajes de voz. Acto seguido se vinieron las respuestas, “algunas con voz quebrada”. Después de eso solo quedó la responsabilidad de escribir toda la canción que hoy tiene miles de visitas en YouTube y que se ha convertido en un grito desde el arte por la reconciliación en la tierra donde nació Bolívar.
 
“Al día siguiente me senté a escribir la canción, luego los reuní a todos y se las mostré. —Me tomé el atrevimiento de escribir esta canción para ustedes—, les dije. Estaba un poco nervioso en ese momento porque como soy colombiano y no venezolano no sabía cuál sería su reacción. Cuando terminé de tocar y cantar la canción tenían las lágrimas afuera, me abrazaron. Ahí me di cuenta que la canción generaba mucha emoción, positivismo, optimismo en todos los venezolanos. Ahí realmente empezó el proyecto de hacer una canción grande, invitar artistas de varios países, para que los venezolanos sintieran el apoyo de toda la comunidad latina, incluso hay europeos y una chica asiática. Lo importante es que ellos sepan que tienen el apoyo de todo el mundo, que no están solos en su lucha”, relata.
 
El videoclip de la canción fue grabado en Boston, menos una escena que fue mandada de República Dominicana por uno de los cantantes. Como lo explica Javier, en el proyecto participan unas 40 personas de diferentes nacionalidades. Resalta que “apenas le hablaba del proyecto” a otros músicos, todos, en su totalidad, manifestaron  su disposición a “colaborar con su talento”. El trabajo de coordinación fue difícil, pero al final se logró. 
 
“Primero grabamos los instrumentos, incluimos el cuatro llanero y la tambora venezolana para darle un aire de su país. Después vino el coro grande que son las imágenes que salen en un estudio, ahí estuvieron como 30 personas y después los cantantes individuales”, describe Cuello Gerlein.
 
Una de las partes de la canción, que puede encontrar en YouTube y otras plataformas, dice: “Libertad, queremos libertad, ya queremos ver un nuevo amanecer que nos traiga la felicidad. Ay libertad cae sobre mí que el corazón se quiere salir por esta patria que merece todo de mí. Quiero ver las calles alzando una sola voz, no hay mejor arma que quiebre las cadenas de la opresión, y una voz que busca la justicia y la razón es un país detrás del progreso de una promesa, una bendición”.
 
Señala Javier que la idea es decirle a los venezolanos que tengan “fortaleza, esperanza”, que no pierdan las ganas de “echar para adelante, porque en algún momento su situación se va a solucionar”. Que los colombianos y todos los latinos están dispuestos a apoyarlos y “no están solos en su lucha”. Agrega que después de salir en las redes el video de la canción ha recibido mensajes de venezolanos que no conoce y desde muchas partes del planeta expresándole su agradecimiento. “Eso ha sido lo mejor de todo esto”.
 
 
Su llegada a la música. Javier Cuello Gerlein empezó a tocar piano a los seis años en la sala de su casa, en el norte de Barranquilla. Dice que este es su instrumento base y que la música siempre ha estado ahí, le alegra la vida.
También canta, toca el acordeón y la guitarra. Comenta que prefiere componer con esta última. En el colegió, en el Karl C. Parrish, llegó a ser el director de la banda y con ella participó en un par de festivales intercolegiales. Hasta ahí las notas eran solo un pasatiempo.
 
“Yo comencé estudiando Administración de Empresas en Bogotá, en el CESA (Colegio de Estudios Superiores de Administración). Ahí me gradué. Hice mis primeros tres años en la capital. En sexto semestre me entró ese afán de estudiar Música para mi propio crecimiento, el arte me lo pedía. Pude hacer mi último año de Administración en Boston, al mismo tiempo comencé la carrera de Música en Berklee College of Music, estoy muy contento”.
Afirma que en la música lo que más le atrae es componer y producir, sobre todo para cine y televisión. Sin embargo, Libertad, la canción que lo está dando a conocer, es de esperanza y también de protesta contra un régimen que ya migró a la dictadura y la opresión. 
No sabemos si seguirá por esta línea en sus composiciones, el destino y el arte lo puso ahí. Es de Barranquilla y como es natural lo que genera surge espontáneamente, como solo lo sabe hacer la Gente Caribe. 

Etiquetas

Más de revistas