EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/142699
Perfil 29 de Abril de 2017

Las cabezas creativas del congreso que mezcla estilo y conocimiento

El usuario es:

Foto: Orlando Amador Rosales

Beatriz (izq.), Hernán (Cen.) y Érica (der.) posaron juntos para el lente de Gente Caribe en el norte de Barranquilla.

Daniela Fernández Comas @danielaferco

Ixel Moda, el Congreso Bienal latinoamericano de moda que se realiza en Cartagena, este 5 y 6 de mayo, es el escenario en que estos tres personajes se encontrarán, para explicar por qué el diseño y la academia deben ir siempre de la mano.

Semanas de la moda, alrededor del mundo, hay muchas. Ferias de moda también. Espacios para pasarelas existen por doquier, pero congresos que combinen estilo y academia, seguramente, son contados con los dedos de la mano. Eso es Ixel moda, un escenario que incentiva a la investigación y a generar conocimientos, de la mano de la industria fashionista. 
 
En 2008 se realizó la primera edición del Congreso de moda de Latinoamérica, Ixel. Su acogida fue masiva. Tanto nacional como internacional. Pero su producción, en ese entonces, aunque dejó buenas críticas, también dejó pérdidas. Razón por la que se pensó en no volverlo a realizar. Así lo explica su creadora, Érica Rohenes, quien hoy es la directora ejecutiva del evento.
 
“Fue una verdadera locura. Trajimos cientos de invitados de otros países, y eso casi me lleva a la quiebra”, recuerda la administradora de empresas, apasionada por la moda. “Casi me arruino, pero el evento fue un hit. La asistencia, la prensa, los contenidos, los conferencistas, pero no alcanzamos a recoger todos los patrocinios, y perdimos mucho dinero. Estuve dispuesta a desistir y no hacerlo más. Pero Juan Carlos Araújo del hotel Las Américas, y Liliana Gedeón, de Gematours, me dijeron que eso era un evento que Cartagena se merecía. A raíz de eso, nos asociamos con Cámara de Comercio de Cartagena, los cuatro trabajando en sociedad, y lo sacamos adelante para el 2009. Con grandes, esfuerzos pero con ilusión”.
 
Inicios.
Pero, ¿cómo comenzó todo? De pasar a idear la Semana de la moda en un centro comercial en Barranquilla, a ser una de las creadoras iniciales de Plataforma K, Érica le apostó a esta idea. Hoy sigue asistiendo a Plataforma K cuando se realiza, y mantiene buena relación con sus actuales gestores. 
 
“La Cámara de comercio de Barranquilla quería seguir con el tema de pasarelas, y yo quería seguir con un tema más académico. En ese momento decidimos dividirnos”, explica Rohenes, de lo que pasó en su vida cerca del 2007. “Ahí es cuando, decido irme a Cartagena a tocar puertas y le vendí mi participación en Plataforma K y mi idea de un congreso a la Cámara de Comercio de la ciudad, y en 2008 hicimos el primer evento”.
Su apuesta no era cualquiera. No era solo mostrar lujosos y llamativos diseños desfilando sobre una pasarela. Era, también, brindarles espacios a empresarios o estudiantes de entender, a través de sesiones académicas que “de nada sirve ser exitoso, creativamente hablando, y decir ¡ay, qué lindo producto! si no lo vendes, porque ahí te quedas”. Como Érica misma dice, “no es suficiente con hacer algo lindo, también tiene que ser comercial”.
 
 Año tras año, junto con su equipo de trabajo, Érica intentó, poco a poco ir alimentando el evento. Buscando proveedores, conferencistas de talla internacional, creativos con grandes puestas en escena, pero al llegar el 2013 decidió darle un giro, y volverlo bienal. Es decir, hacerlo cada dos años. Ahora, con su team de curadores, se prepara con mayor tiempo. Viaja durante un año a diferentes partes del mundo para definir el foco de cada congreso, y vuelve con ideas claras de lo que se espera plasmar, comenzando un nuevo proceso creativo. “Son días en que lloro y peleo. No hay un Ixel en que yo no diga ¡este es el último año que lo hago! (risas). Pero cuando las cosas salen bien, ver que se movió algo, los registros de la prensa, y, sobre todo, la gratitud de la gente que asiste, es apasionante. Esa es mi energía para hacer el próximo”. 
 
Ixel 2017.
Con invitados especiales de otros países, y paneles a cargo de expertos colombianos, Ixel moda 2017 combinará a la perfección el estilo y la preparación para ir ‘De la idea al negocio’, lema de esta edición. Por su puesto, las pasarelas no faltarán. Las mismas le rendirán homenaje al departamento de Bolívar, en cabeza de dos grandes del diseño, no solo bolivarense sino, colombiano. Beatriz Camacho y Hernán Zajar.
“Beatriz tiene diseños con una horma perfecta. Telas y cortes irregulares que la identifican. Cosas divinas”, comparte la Directora. “El tema de Hernán no es solo ropa. Vende una experiencia alrededor. Y ambos, son dos íconos en Colombia, que Ixel debía tener”.
 
 
Érica Rohenes le apuesta a la moda a través de la academia
De padre bolivarense y madre atlanticense, Érica se siente barranquillera-cartagenera. Estudió Administración de Empresas en la Universidad del Norte y se especializó en Mercadeo. Está casada, tiene dos hijos y se considera ‘workaholic’ (adicta al trabajo). Vive en Barranquilla y desde aquí coordina su trabajo con la imagen de centros comerciales, entre otros clientes, además de la realización de Ixel Moda. Su estilo es “conservador y clásico”. No gusta de los escotes, y prefiere usar camisetas tipo polo, en colores como el azul, que complementen su color de piel, dándole seguridad. Además, siempre escoge llevar pantalones y faldas en material ‘denim’. Ahora, busca darle coherencia al mercado de la moda con la academia, en el congreso que realiza en Cartagena. Afirma que es “una vaca loca, pero el alcance de esa pasión solo lo entiende quien la vive y la siente”. Su consejo para los jóvenes es “que se preparen, que aprendan del mercado y perseveren”.
 
 
El ADN de Mompox, lo que inspira a Hernán Zajar
Nacido en este municipio y criado en Cartagena, Hernán realizó cursos y especializaciones en el mundo de la moda en Londres e Italia, pero fue asistiendo tras bambalinas a Galiano y McQueen que se abrió camino, a pulso, en este mercado. Eso sí, su paso por la Hotelería y Turismo le permitió dejar a un lado la timidez y así iniciar su trayectoria con las experiencias vividas alrededor del mundo. Trabajó haciendo vestuario para espectáculo en ‘Gallito Ramírez’, ‘La Vorágine’ y ‘Caballo viejo’, además de sus incontables veces en el Concurso Nacional de Belleza, llevando todo lo aprendido en este campo a sus pasarelas. Su consigna para el éxito como diseñador es tener “sensibilidad y exclusividad”. Exclusividad que deslumbrará a los asistentes a su pasarela, con su colección que le da sofisticación a las alegres palenqueras.
 
 
Beatriz Camacho, elegancia que viene desde Cartagena
La perfección es lo que identifica a esta barranquillera de corazón. Nació en Cartagena y allí abrió su primer taller luego de regresar de estudiar Diseño de Modas en Boston, Estados Unidos, y especializarse en Patronaje y Organización de Producción Industrial en Italia. Nunca estuvo en sus planes diseñar vestidos de fiesta, pero hoy disfruta servirle a sus clientas, no solo pensando en tomarles las medidas y entregarles un vestido. Para ella, el placer está en toda la armonía que eso conlleva, hasta escoger su maquillaje. Su estilo, contrario a sus diseños, es una combinación de piezas básicas con cortes diferentes, como el que le dan los zapatos. Siempre pensando en la comodidad, característica personal que trata de aplicar en sus creaciones. “El sitio de donde uno viene es fundamental”, asegura, pues el Caribe es su mayor inspiración. Y es lo que mostrará con su colección Resort 2017, en el Claustro de las Ánimas, el sábado 6 de mayo.
 
Agradecimientos a:
Emilio Yidi (Foto individual Beatriz Camacho)
Vanessa Serrano de SP Pro (Maquillaje) 

Etiquetas

Más de revistas