EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/141011
Perfil 14 de Enero de 2017

Emprendedores costeños con talento para la expansión nacional

El usuario es:

Foto: Orlando Amador Rosales

Ernesto y Alejandro Quintero, Mauricio Toro y Carlos Cuello, reunidos en La Aduana, en Barranquilla.

Inguel Julieth De La Rosa Vence

Los negocios que desvelan a Ernesto y Alejandro Quintero, Mauricio Toro, Carlos Cuello y Julián Serrano fueron elegidos por Propaís para convertirse en microfranquicias.

El talante emprendedor del ser caribeño cada vez es más visible y resaltado en Colombia. La capacidad que tienen los nacidos en esta tierra para forjar empresa poco a poco va desarraigando esa vaga creencia que la pereza es inherente al costeño y que solo está para cumplir a rastras órdenes laborales.

Una prueba que sustenta lo dicho son los tres negocios que fueron emprendidos en Barranquilla y que “por su madurez, propuesta de valor, elementos diferenciadores” y otras características resultaron beneficiados junto a otras 14 empresas colombianas para convertirse en microfranquicias.

Hoy, los hermanos Ernesto y Alejandro Quintero Ospina, propietarios de Cevichitos Cocina Caribe; el director comercial de Picaditas, Mauricio Toro Torné, así como los socios de Scatola Di Pasta, Julián Serrano Uribe y Carlos Cuello Sagbini, ven los resultados de su constante esfuerzo y celebran haber sido seleccionados por el programa para la conformación de microfranquicias, liderado por Propaís y el Fondo Multilateral de Inversiones.

Después de cuatro años, los hermanos Quintero Ospina han ido “perfilando” qué quieren con su negocio Cevichitos y cómo diferenciar los sabores que ofrecen. Gracias a “un concepto más robusto y maduro de cocina caribe, que busca rescatar toda esa gastronomía de influencia que hay en Barranquilla”, ya notan una evolución en su emprendimiento y se sienten listos para empezar a posicionar su empresa en ciudades costeñas como Cartagena y Santa Marta y, por qué no, en un par de años estar en el centro del país.

“Fue un proceso arduo y minucioso con Propaís, pero creemos que fuimos seleccionados porque demostramos que estamos en un nivel que permite microfranquiciar y con una gran fortaleza que es este modelo que respeta más nuestra comida y trata de ser más sinceros con el comensal”, afirma Alejandro, el hermano menor, encargado de la parte operativa y logística de Cevichitos Cocina Caribe.

Por su parte, el innovador concepto de comida rápida italiana que desde hace tres años ofrecen Julián Serrano y Carlos Cuello es lo que a este par de socios –y amigos desde el colegio– les ha permitido salir favorecidos para hacer de Scatola Di Pasta una potencial microfranquicia, que este año planea seguir expandiéndose entre Barranquilla y Cartagena, con la meta de posicionarse, no solo en la Costa, sino en toda Colombia.

“Siempre quisimos crecer bajo el modelo de franquicia, es la forma de crecer en el ámbito gastronómico y en muchos sectores de la economía”, expresa Carlos, quien estando encargado de la administración de su negocio insiste en que este nuevo reconocimiento es producto de un “fuerte trabajo, perseverancia y organización”.

“Desde el principio hemos visto esto como una empresa consolidada, con toda la formalidad del caso y haciendo un trabajo en equipo”, agrega el profesional en Negocios Internacionales.

Finalmente, y no menos importante, vale resaltar el trabajo hecho en Picaditas, un negocio familiar que nació en Barranquilla hace 20 años comercializando deditos de queso congelados, de los que hoy se han derivado toda una gama de productos complementarios, que se distribuyen tanto en múltiples puntos propios de ventas hasta en almacenes de cadena.

“Nuestra fortaleza es nuestro modelo, que incluye cinco unidades de negocio, como comercializar las picadas congeladas, atender clientes en cada punto, ofrecer catering a empresas o en celebraciones, además de la nueva línea de repostería”, explica el director comercial Mauricio Toro.

Además del desarrollo continuo de nuevos productos, en Picaditas han decidido innovar en el modelo de expansión. Ya están en Sincelejo y Santa Marta y con el apoyo de Propaís avanzarán aquí en esta Costa colombiana.

Pasión y decisión. Estos cinco emprendedores que les presentamos hoy coinciden en que una de las claves para ser exitosos es atreverse a hacer lo que nos apasiona. Se autorreconocen como una generación inquieta que sabe aprovechar la facilidad que ahora hay para tener acceso a la información y confían en que con disciplina y paciencia, el negocio saldrá bien.

Si bien los tres negocios costeños que se preparan para convertirse en microfranquicias hacen parte del sector gastronómico, todos coinciden en que cualquier empresa puede ser replicable si cumple con los parámetros de organización y sostenibilidad. Al fin al cabo, la esencia del emprendimiento está en la pasión. GC

Alejandro Quintero Ospina es bachiller del Colegio San José y egresado de Administración de Empresas, de la Universidad Autónoma del Caribe. Está casado con Katherine Narváez y antes de asumir la parte operativa y logística en los puntos de Cevichitos Cocina Caribe, trabajó en comercio exterior. Es un cocinero empírico que ve a la cocina como un arte y que como muchos soñó con tener un restaurante, lo que materializó junto a su hermano mayor. En el proceso de microfranquicia en el que avanza con su negocio, este barranquillero busca “despertar la memoria sentimental, es decir, traer los mejores recuerdos, transmitir a través de la comida”. 

Ernesto Quintero Ospina es un barranquillero, criado en el barrio Prado. Es egresado del Colegio San José y profesional en Administración de Empresas, de la Universidad San Martín. Actualmente está casado con Ana María Cárdenas y es padre de Mariana, de 5 años. Laboralmente, está encargado de la parte administrativa y financiera de Cevichitos Cocina Caribe. Considera que su misión, junto a su hermano menor, es “dar trabajo y ser responsable con la empresa que se tiene”. Aunque reconoce que los negocios de gastronomía son fácilmente replicables, afirma que en cualquier sector de la economía se puede franquiciar, solo es cuestión de prepararse.

Julián Serrano Uribe estudió Administración de Empresas en la Universidad del Norte e hizo una especialización en Mercadeo, por lo que el área de ventas y ‘marketing’ están bajo su responsabilidad en Scatola Di Pasta. “A medida que avanzamos en este proyecto me he dado cuenta de que lo primordial es no tener miedo, es arriesgarse, porque si no lo haces, no sabrás realmente los resultados que van a darse. Si crees que tienes una buena idea, tienes que plasmarla y ejecutarla. De verdad es muy importante creer en ti, que lo vas a lograr, nunca echarte para atrás”, expresa, confiado en el poder de la disciplina y la responsabilidad.

Carlos Cuello Sagbini estudió en el Colegio Sagrado Corazón y se profesionalizó en Negocios Internacionales en Uninorte. Este barranquillero también cursó una especialización y una maestría en Finanzas Internacionales. Está encargado de la parte administrativa y operativa de Scatola Di Pasta. Desde su experiencia opina que si bien los emprendimientos en el sector de la gastronomía están de moda, estos “no son un negocio para todo el mundo”. “Hay que marcar la diferencia, innovar, tener buen servicio al cliente y un buen producto para poder ser elegido en una amplia oferta”, dice, consciente de que “crear empresa es duro, pero vale la pena perseverar”.

“Emprendedor, desarrollador de negocios y apasionado por el ‘marketing’”. Así se define el director comercial de Picaditas Mauricio Toro Torné, un administrador de empresas de la Universidad Autónoma del Caribe, que además dicta conferencias a organizaciones y personas del común. “Los ‘millennials’ andan a una velocidad impresionante. Les aconsejo que, antes de decidir emprender, bajen la velocidad para poder meditar sobre lo que quieren hacer. Por supuesto, apenas arranquen, háganle duro hasta alcanzar el objetivo”, dice y recuerda: “Cuando tropiezas es porque necesitas corregir el camino, pues si las cosas no se hacen bien o no estás capacitado para hacerlo, te alejas más del éxito”.

Etiquetas

Más de revistas